Bolsa, mercados y cotizaciones

Sobra petróleo en el mundo: los inventarios sufren la mayor subida de la historia en EEUU en una semana

  • Los inventarios de crudo han subido en 15,2 millones de barriles en una semana
  • Mañana jueves tendrá lugar la reunión de la OPEP para analizar la situación
  • El cártel espera que EEUU se sume a una acción conjunta de recortes
Varios tanques para almacenar petróleo en tierra

El desplome en el consumo de petróleo por el impacto del coronavirus y las medidas adoptadas por los gobiernos está generando un exceso de oferta de crudo sin precedentes. La Agencia de la Energía de EEUU ha publicado un aumento de los inventarios de petróleo crudo de 15,2 millones de barriles en una sola semana, hasta alcanzar los 484 millones de barriles almacenados en total. Es decir, durante los últimos siete días ha 'sobrado' en EEUU una cantidad de crudo similar a la que consumiría España (en tiempos normales) en catorce días.

Estos datos superan a los que se publicaron la semana pasada, que mostraron un incremento de los inventarios superiores a los 13 millones de barriles. El récord anunciado hoy supera a las cifras de 2016, cuando Arabia Saudí y la OPEP pusieron en marcha una estrategia para inundar el mercado de petróleo barato para desplazar a los productores de shale oil (petróleo de esquisto) de EEUU y de arenas bituminosas en Canadá, que incurren en mayores costes operativos.

Por otro lado, los inventarios de crudo más los de otros productos refinados (gasolina, gasóleo...) se han incrementado en la semana en 33 millones de barriles. Una cifra también muy superior en comparación con semanas anteriores.

Este auge de los inventarios sin precedentes se produce justo un día antes de la reunión de la OPEP y sus aliados para decidir qué medidas tomar ante el desplome de la demanda de petróleo y la caída de los precios. Unas 3.000 millones de personas se encuentran confinadas en sus casas para evitar la propagación del coronavirus lo que ha generado una situación anormal en un mercado en el que los productores siguen bombeando petróleo mientras que los consumidores se han visto obligados a dejar consumir combustibles por las medidas de control.

La OPEP espera que EEUU (mayor productor de petróleo del mundo) se una de alguna forma a un pacto para recortar la producción y equilibrar la oferta y la demanda, o al menos reducir el tremendo hueco que se ha generado entre ambas fuerzas por el coronavirus. Desde la Agencia Internacional de la Energía creen que si no se toman medidas se podrían acumular inventarios a nivel global a un ritmo de entre 15 y 20 millones de barriles por día. De producirse este escenario, la capacidad global para almacenar petróleo podría agotarse antes de que llegase el verano, generando un colapso sin precedentes en los precios del crudo.

El petróleo, que cotizaba con alzas intensas en el mercado de futuros, ha moderado los ascensos tras conocerse este dato de inventarios. El barril de Brent ronda los 32 dólares y el de West Texas los 24 dólares. El precio del crudo ha caído alrededor de un 55% en lo que va de año.

"Si no se acuerdan recortes importantes durante la conferencia telefónica de la OPEP  y sus aliados de mañana, es probable que el sentimiento en el mercado del petróleo cambie nuevamente y que el Brent se deslice hacia hacia los 25 dólares por barril nuevamente. Si es así, el West Texas podría caer por debajo de los 20 dólares", aseguran los analistas de Commerzbank en una nota para clientes.

EEUU prevé producir menos crudo

No obstante, se prevé que EEUU argumente que su producción ya está cayendo por las fuerzas del mercado. Con el precio del barril en 30 dólares, muchos pozos de petróleo no son rentables en la mayor potencia del mundo. La Agencia de la Energía de ese país ha revisado a la baja su previsión de producción nacional de petróleo. La EIA pronostica que la producción de crudo de EEUU será de 11,8 millones de barriles por día en 2020, una disminución de 0,5 millones de barriles por día respecto a 2019, lo que marcaría la primera disminución anual desde 2016.

"Por lo general, los cambios en los precios afectan la producción después con un retraso de aproximadamente seis meses. Sin embargo, las condiciones actuales del mercado, combinadas con la pandemia del COVID-19, probablemente reducirán este retraso ya que muchos productores ya han anunciado planes para reducir el gasto de capital y los niveles de perforación", sentencia el informe de la EIA de EEUU.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin