Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos 'value', entre las trampas de valor y la revolución tecnológica

Los fondos 'value', entre las trampas de valor y la revolución tecnológica
Madrid

En la última conferencia anual de Cobas AM, celebrada recientemente, el gurú español del 'value', Francisco García Paramés, presidente de Cobas AM, volvió a pedir paciencia a los inversores de sus fondos, que en el caso del Cobas Internacional arrastra una pérdida de casi el 30% desde que arrancó hace tres años. El largo plazo siempre ha sido una máxima para que las estrategias de valor, aquellas en las que la cotización de una compañía no refleja todavía su precio auténtico, den resultado. A fin de cuentas, son empresas en las que la mayoría de inversores todavía no se fijan porque prefieren resultados más palpables a corto plazo.

Es lo que ha ocurrido en los últimos 12 años, en los que las compañías de crecimiento han tenido un mejor comportamiento en bolsa, después de la crisis financiera, superando el período que hasta ahora la estadística marcaba para que el 'value' comenzara a despuntar. Precisamente esperando el final de un ciclo que no termina de llegar, con las empresas tecnológicas manteniendo el crecimiento de las bolsas – en valoraciones bastante exigentes en el caso de los índices norteamericanos– y con la subida de tipos de interés y el repunte de la inflación en hibernación, las compañías de automóviles o de telecomunicaciones no están ofreciendo su mejor cara. Y los fondos que invierten en ellas, por consiguiente, tampoco. De media, los que invierten en empresas de valor europeas ganan un 1,37% anualizado a 5 años, según datos de Morningstar, frente al 6% que obtienen los de crecimiento.

Así que la pregunta que se comienzan a hacer muchos inversores es si los últimos coletazos del 'growth' se pueden alargar todavía más, postergando aún más el momento del 'value' en el tiempo. La última encuesta de gestores de Bank of America muestra el mayor interés que muestran los profesionales de la firma desde que se realiza la estudio y el más alto desde diciembre de 2014. "Sin duda creemos que el 'value' se encuentra ante una oportunidad histórica, por la fuerte dispersión que existe entre 'growth' y 'value'. Nos encontrarmos ante el peor comportamiento del 'value' de la historia. La caída que llevamos viendo desde hace 12 años es tremenda, por lo que tiene más sentido que nunca esa reversión a la media histórica", asegura Pablo Martínez Bernal, responsable de relación con inversores de la gestora francesa Amiral. A su juicio, la inyección de liquidez de los bancos centrales ha llevado el nivel de endeudamiento de las empresas "muy por encima de los niveles deseables", lo que ha distorsionado el equilibrio natural entre el 'value' y el 'growth'.

"En Estados Unidos, las empresas están más endeudadas que en 2008 y la gran mayoría de la deuda ha ido a recomprar acciones, lo que ha disparado artificialmente el beneficio por acción (BPA), pero también ha introducido más riesgo en el balance de las compañías", subraya.

Disrupción tecnológica

Hay un factor que explica, según Javier Galán, gestor de fondos de bolsa española y europea en Renta 4, porqué el ciclo de crecimiento se está prolongando. "Estamos ante uno de los momentos históricos con mayores disrupciones debido fundamentalmente a las aplicaciones tecnológicas y su uso masivo tanto en la industria como en nuestra vida cotidiana que van a generar vencedores y vencidos. Este hecho está provocando la existencia de trampas de valor, empresas que aparentemente están muy baratas pero cuyos beneficios van a caer los próximos años, lo que hará que se terminen encareciendo por la caída de sus beneficios futuros", explica.

En este sentido, los bancos, las automovilisticas y las empresas de consumo son las más expuestas a la amenaza del cambio de sus modelos de negocio, según el gestor. Pero "la estrategia de valor va a funcionar siempre, pero es más difícil diferenciar hoy en día las empresas baratas de las trampas de valor", enfatiza Galán, para quien los inversores tienden a fijarse demasiado en el PER o los dividendos y poco en los ratios de rentabilidad del negocio y su crecimiento, como el ROE, el ROCE o la generación de caja.

José María Luna, socio de Luna Sevilla Asesores Financieros, considera que por ahora no se dan las mejores condiciones para el estilo 'value', "no porque haya pasado de moda, sino porque hay empresas que seguirán baratas durante un tiempo por circunstancias de la propia compañía o del sector, teniendo en cuenta el entorno de bajos tipos de interés, el crecimiento global moderado y el incrementos de posturas proteccionistas en el comercio mundial".

Growth europeo frente al value.
WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Aio
A Favor
En Contra

Es lo que hay. la crisis genero dinero barato y este endeudamiento de las empresas. Lo mismo que poner una vacuna al enfermo ayuda al virus y mata al enfermo. El resto no puede competir, sus ahorros depreciados, la competencia crecida, la banca y el estado ya apostaron por los otros y no les interesa apostar encontra.

Puntuación 0
#1