Empresas y finanzas

Euro 6000 se alía con Euronet y suma 3.000 cajeros

  • La red explica el acuerdo para contribuir a "combatir la exclusión financiera"
  • Los clientes de Euro 6000 accederán a más de 18.000 terminales

Las entidades financieras dan un giro estratégico en materia de cajeros automáticos cuando la demanda social sobre la provisión de efectivo y las quejas por el cierre de las sucursales es más alta. Euro 6000, la antigua red de cajeros las cajas de ahorros, se alía con Euronet, proveedor estadounidense de medios de pago que opera los dispositivos de forma independiente en 62 países para sumar sus más de 3.000 equipos.

Los clientes de tarjetas Euro 6000 podrán realizar así retiradas de efectivo de forma gratuita o en mejores condiciones en más de 18.000 terminales. El censo incluye los casi 8.000 cajeros de las entidades socias de Euro 6000, los equipos de Euronet y los terminales de otras entidades con las que tienen acuerdos comerciales.

En el seno de Euro 6000 figuran CaixaBank, KutxaBank, CajuSur, Abanca, Ibercaja, Unicaja, Evo Banca, CecaBank, Cofidis, Pagantis, CardTronics, Caja de Ingenieros, Bankinter, Arquia Banca, Caixa Pollença y Caixa Ontinyent, cuya red de cajeros se interconecta a través de CECA y Redsys. Suman también 171.866 terminales de comercios adheridos.

Los terminales de Euronet se encuentra ubicados, sobre todo, en lugares con mucho tráfico de público como son los aeropuertos, centros comerciales y centros urbanos. Son equipos que permiten además la retirada de efectivo en varias divisas para los usuarios internacionales, con cambio de moneda.

Se trata así de una red complementaria a la de Euro 6000, cuyos equipos -los de los bancos miembros del sistema y asociados- se encuentran ubicados en toda la geografía nacional, tanto en centros urbanos como, especialmente en zonas rurales.

Pero la alianza cuenta con el valor añadido del proyecto de Euronet para instalar más equipos en pequeñas localidades y municipios desbancarizados más alejados de los grandes núcleos urbanos devolviéndoles la accesibilidad al efectivo. "Con el programa 'ATM para la Comunidad' llevamos nuestros cajeros a zonas remotas, avocadas a la exclusión financiera", indicó el director general de Euronet, Vagelis Karabasis.

"El reto de las entidades financieras es poder relacionarse con sus clientes cuándo, dónde y cómo lo elijan", explicó el presidente de Euro 6000, José Ignacio Oto. El directivo reivindicó el acuerdo como una muestra del compromiso social de las entidades que conforman el sistema EURO 6000, "poniendo a su disposición una red de cajeros más extensa para combatir la exclusión financiera de zonas poco pobladas".

El movimiento tiene lugar después de que la banca haya adoptado un decálogo de medidas para evitar la exclusión financiera y dar un servicio preferente a los clientes mayores y menos digitalizados tras la repercusión de la campaña 'Soy mayor, no idiota' protagonizada por Carlos San Juan en la plataforma Change.org para recaudar firmas por un servicio más humanitario en el sector financiero.

Las entidades, en solitario, han puesto en marcha iniciativas como ampliar el horario de caja o suprimir las restricciones, destinar parte de la plantilla a ayudar a los clientes a utilizar los cajeros, potenciar la figura de los 'gestores seniors' o llegar a acuerdos para disposición de 'cash' con Correos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin