Empresas y finanzas

El Santander ve mejora en la economía y liberará hasta 1.000 millones en provisiones a final de año

  • El banco descarta una mejora de tipos en 2022, pese a la inflación
  • Seguirá prudente en dotaciones en España ante la incertidumbre en empresas
  • Rechaza interés en fusiones nacionales o internacionales
El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez.

El Banco Santander comienza a replegar los esfuerzos extraordinarios en materia de provisiones realizados el año pasado ante el estallido de la pandemia, por la mejora de la economía. El consejero delegado del grupo financiero, José Antonio Álvarez, aseguró este miércoles, en la presentación de resultados del tercer trimestre del año, que el banco baraja liberar entre 700 millones y 1.000 millones de provisiones en el cuarto trimestre del ejercicio.

La entidad financiera elevó el año pasado un 30% las provisiones para insolvencias con el objetivo de afrontar los futuros impagos que dejara la pandemia, hasta situarlas en los 12.173 millones de euros. El banco, de cara al cuarto trimestre del año, cuando realizará nuevas proyecciones macroeconómicas para el siguiente ejercicio, liberará entre 700 y 1.000 millones de euros que irán directos a la cuenta de resultados.

Según explicó Álvarez, no se han usado 2.500 millones de euros en dotaciones, y la liberación se hará por países que están evolucionando mejor de lo esperado hace un año, con la llegada del coronavirus, como es el caso de EEUU o Reino Unido. No obstante, aseguró que en España no se liberarán dotaciones hasta el próximo año, hasta conocer la mejor evolución del segmento de empresas.

El banco se acerca con los resultados presentados a lograr el beneficio preCovid. Santander ganó a cierre de 2019 un total de 6.515 millones de euros. En los nueve primeros meses de este año ha hecho un beneficio de 5.849 millones, con lo que con la suma del resultado del último trimestre, podría superar el beneficio previo a la pandemia, tal y como dejó entrever Álvarez.

No obstante, respecto a la caída del precio de la acción de este jueves, ha arrancado con un descenso del 3% tras presentar resultados, el ejecutivo señaló que "es difícil" explicar el porqué, ya que los resultados y las perspectivas son buenas, y se mostró confiado en que la acción los recogerá en su debido momento.

Movimientos en los tipos

Respecto a los tipos de interés, que pueden tener movimientos futuros por la inflación, el consejero delegado aseguró que los precios de la energía están añadiendo incertidumbre sobre la temporalidad de la inflación y, mientras antes los mercados preveían en la zona euro subidas de tipos en siete años, ahora las descuentan en tres años. Asimismo, aseguró que, respecto al euribor, el banco proyecta un nivel parecido al actual, en el entorno cercano del -0,5%, para 2022.

De cara a los recortes, Álvarez dijo que la entidad no proyecta nuevos EREs en España, y está centrada en la reestructuración pertinente anunciada a finales del año pasado en Reino Unido y Portugal. El objetivo del banco es ahorrar mil millones de euros en Europa a medio plazo, de los que ya se han reflejado unos 300 millones en la cuenta, confían que suban a 600 millones para final de año y lleguen a los mil millones en 2022.

En este marco, recalcó que los modelos de atención al clientes se centran en oficinas, canales digitales y atención remota, pero será el usuario el que dicte el peso de cada uno. "Iremos viendo qué necesidades tenemos de oficinas y cajeros y los iremos ajustando, todas las empresas deben mirar por dónde van las tendencias de los consumidores", concluyó.

Descarta fusiones

Preguntado por una fusión con BBVA o si el grupo está interesado en adquisiciones, el consejero delegado aseguró que no se ha analizado ni se analizará una integración con el banco azul. Además, añadió que el banco no contempla ninguna compra en España, ni fuera, y descartó un interés por la adquisición del negocio británico del Sabadell, TSB.

Sin entrar a hacer hincapié en cuestiones políticas, el banquero aseguró sobre la reforma laboral (en el centro de la polémica por su abolición por parte del Ejecutivo y los enfrentamientos entre PSOE y Podemos por quién lidera la negociación), sí consideró que cualquier cambio que se haga debe tener en cuenta que la economía está en una transformación intensa por el fenómeno digital y debe tener en cuenta a las nuevas empresas que están surgiendo para que prospere. En cuanto a las declaraciones del líder del PP, Pablo Casado, sobre que España está en quiebra, señaló que la estabilidad institucional es una precondición para la estabilidad financiera. Finalmente, en el marco de la ley de vivienda, que el Gobierno busca llevar al Congreso antes de que finalice el año, apuntó que lo efectivo siempre es generar más oferta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin