Empresas y finanzas

Directivos de Santander dicen que Orcel incumplió el acuerdo para su fichaje

  • El italiano prometió que negociaría con UBS bajar su indemnización...
  • ...pero al final pidió más dinero al grupo
El actual consejero delegado de UniCredit, Andrea Orcel.

El exjefe de Recursos Humanos del Banco Santander, Roberto di Bernardini, y el secreterio general y del consejo de la entidad, Jaime Pérez Renovales, aseguraron este miércoles ante el juez que el italiano Andrea Orcel incumplió el acuerdo para que su contratación como consejero delegado del grupo cántabro se hiciera efectiva. Según ambos directivos, que declararon como testigos en la causa por el fichaje frustrado de Orcel, la carta oferta que la entidad remitió al banquero tenía una cláusula en la que éste debía negociar con UBS (entidad de la que salía) que abonara hasta el 50% de la retribución en diferido que le correspondía por el ejercicio 2018, para rebajar así el importe que le abonaría Santander. Esta remuneración rondaba los 35 millones.

No obstante, según los testigos, el banquero, lejos de cumplir con este acuerdo, acabó solicitando al Santander más dinero por los intereses y dividendos de acciones que le correspondían de este salario diferido. Tras esto, el banco que lidera Ana Botín, terminó por echar marcha atrás a la contratación de Orcel como consejero delegado en enero de 2019, tras anunciarla cuatro meses antes, en septiembre de 2018.

Por su parte, el presidente de UBS, Alex Weber, que también declaró por videoconferencia como testigo propuesto por la defensa de Orcel, dijo que la entidad suiza comunicó al Santander que no iba a indemnizar a Orcel por el sueldo en diferido de 2018 porque las consignas del banco eran claras al respecto: se marchó de forma voluntaria y a una firma competidora. No obstante, fuentes del proceso aseguran que el entonces consejero delegado de UBS, Sergio Ermotti, dijo que hablaría con el consejo del banco suizo para facilitar la salida. Otras fuentes añaden que la cuestión del caso no está en si UBS fue flexible o no frente a la retribución de Orcel sino en dilucidar que la carta oferta no fue un contrato formal, sino un paso previo.

Por otro lado, el responsable de Compensaciones de UBS, Mark Shelton, declaró que Orcel ha seguido cobrando en 2020 y 2021 su indemnización en diferido porque, finalmente, tras no irse al Santander, éste pidió una prejubilación para "reflexionar". No obstante, Orcel reclama al banco esta cuantía pese a haberla percibido.

Demanda 76 millones

El actual consejero delegado de UniCredit, Andrea Orcel, demanda 76 millones al Santander por su fichaje frustrado. Inicialmente pedía 112 millones, pero tras incorporarse a UniCredit rebajó su pretensión. El desglose son 17 millones por prima de incorporación; 29 millones por el bonus en diferido; 20 millones por el sueldo de dos años y 10 millones por daños morales.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Repac 9528
A Favor
En Contra

Contáis una historia irreal. Ana Botín se echó para atrás cuando vio que Orcel venia puesto por los grandes fondos accionistas del Santander, y el miedo a que la echaran, le llevo a mentir sobre el fichaje que ya estaba cerrado. El Santander actúa siempre de la misma manera, en el caso Abengoa también dijo que la carta de aseguramiento no comprometía a nada y con eso la llevaron al colapso y liquidación. Creo que la justicia debe parar estos comportamientos que para nada dan buena imagen para la inversión internacional. ningún inversor quiere entrar en un país donde el presidente del gobierno es una marioneta del banco Santander

Puntuación 2
#1