Empresas y finanzas

Mutua Madrileña se abre a comprar aseguradoras en España en su plan a tres años

  • La compañía además busca más oportunidades en gestión de activos
El presidente de Mutua Ignacio Garralda

Mutua Madrileña lo tiene claro. Su intención es crecer a toda costa en los negocios en los que es un referente y para ello se abre a adquirir compañías de seguros en los próximos tres años, en el marco de su nuevo plan estratégico. Para ello, no descarta vender su participación en CaixaBank, del 1,6%. Hasta ahora, había descartado esta opción y había basado el aumento del negocio tradicional en el crecimiento orgánico a través de su política de precios.

A partir de ahora, según ha señalado hoy su presidente, Ignacio Garralda, en la junta general "estamos en disposición de emprender operaciones corporativas en el mercado doméstico que nos permitan mejorar nuestra posición competitiva de cara al futuro" en el segmento de pólizas generales.

Con este mensaje, Mutua Madrileña lanza un mensaje a sus competidores no solo de fortaleza, sino de interés en adquirir rivales en un sector muy atomizado y que, tradicionalmente, con escasas transacciones de esta naturaleza. La última de gran calado se producto el año pasado, cuando Helvetia tomó el control de Caser.

La firma presidida por Mutua Madrileña se convirtió en 2018 en líder del segmento de seguros de no vida (autos, salud, flotas industriales, etc) al superar a Mapfre, una posición que quiere mantener.

El proyecto 2021-2023, de acuerdo con el discurso de Garralda, incluye también la exploración de oportunidades de compra en países latinoamericanos, una vez que ya tiene presencia en Colombia y Chile, y en la gestión de activos. Estas dos palancas han sido piezas fundamentales del crecimiento de la compañía en los últimos ejercicios, que no pretende aparcar. 

Su presidente recordó que la filial Mutuactivos se ha convertido en la primera gestora independiente del país gracias, en parte, a las cinco adquisiciones de los últimos dos años (Alantra Wealth Management, EDM, Alantra AM, Cygnus y Orienta Capital) y que administra un patrimonio de 15.300 millones de euros. Además, apuntó que, debido a las exigencias regulatorios, este segmento d Mutua "puede liderar ese proceso y aumentar su presencia", no descantando nuevas operaciones.

Congelación de precios

El plan estratégico de la aseguradora contempla entre sus ejes un esfuerzo en la transformación digital y un aumento de la política de precios competitiva para captar clientes y negocio. Mutua ha presupuestado 150 millones de euros para el avance tecnológico sin olvidar los canales de venta tradicionales.

Por su parte, ha decidido que quiere congelar el precio de las pólizas a dos tercios de los clientes en 2021, asumiendo, además para la mayor parte de la cartera, la subida del impuesto sobre las primas de seguros que aplicó el Gobierno a comienzos de año. Esta última medida representará un coste para la empresa cercano a los 20 millones. El año pasado, debido a la pandemia, la compañía regaló dos meses el seguro al 75% de sus usuarios.

Garralda, entre otros aspectos, destacó también el plan de inversiones alternativas puesto marcha por la firma para compensar la situación de tipos en negativo. Explicó que tiene ya comprometidos 600 millones en vehículos de capital y deuda, que en 2020 reportaron una rentabilidad del 7,4%.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin