Empresas y finanzas

ING reduce a la mitad su beneficio en España Y Portugal, pero capta 200.000 clientes

  • La entidad gana 85 millones en 2020 por provisiones y caída de ingresos
Un edificio de ING

La crisis del coronavirus ha impactado en ING en España y Portugal, como en el resto del sector financiero. La entidad naranja redujo en la Península Ibérica un 54% sus beneficios netos, hasta los 85 millones de euros, como consecuencia de las provisiones para hacer frente a posibles impagos de créditos.

La entidad, además, se vio afectada por el entorno de tipos en negativo y el nuevo desplome del euribor, además de un menor ritmo de actividad en el segmento de hipotecas, lo que llevó a que sus ingresos brutos mermaran un 4% en 2020.

El nuevo consejero delegado de ING, Ignacio Juliá, ha considerado en la presentación de las cuentas que los números reflejan la resiliencia del modelo de negocio del banco para afrontar los retos y aseguró que, pese a las consecuencias de la crisis y la ralentización hipotecaria, ha sido un ejercicio récord en captación de nuevos clientes. En concreto, 200.000 usuarios. De esta manera, la base total de clientes con cuenta nómina de la entidad alcanza 2,5 millones.

Juliá ha confiado en que esta tendencia continúe y que el cambio de política de comisiones en la denominada Cuenta Naranja no afecte al ritmo de crecimiento, ya que la medida se comunicó con seis meses de antelación, responde a un estrategia de defensa frente a los tipos negativos y solo se exigirá a un 4% de los usuarios de la entidad.

A partir de abril, ING aplicará una comisión de custodia por los depósitos de 10 euros al mes, quedando exentos los clientes que mantengan un saldo medio mensual inferior a 30.000 euros o que tengan domiciliados sus ingresos.

Pérdida de cuota en hipotecas

Asimismo, el banco espera que el lanzamiento de la hipoteca a tipo fijo ayude a una recuperación del negocio hipotecario. En 2020, su cuota de mercado en nueva producción ha bajado del 8,4% al 6%.

Por último, ING también es optimista en el mundo de grandes empresas, donde su política está centrada en la financiación sostenible. Solo en bonos verdes lideró operaciones el ejercicio pasado por 5.700 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud