Empresas y finanzas

BBVA dejará atrás las pérdidas, pero su beneficio caerá un 70%

  • La entidad ganará en torno a 1.000 millones en 2020
Sede de BBVA en Madrid. Foto: Reuters.

BBVA dejará atrás los números rojos cerrará 2020 con ganancias después de haber materializado una remontada espectacular en los últimos meses. Según el consenso de los analistas, el grupo tendrá un beneficio cercano a los 1.000 millones de euros, una cantidad que será algo más de un 70% inferior 2019, pero que contrasta con las pérdidas millonarias e históricas que declaró en marzo como consecuencia de las provisiones para pérdidas y del ajuste de valoración de su filial en Estados Unidos -franquicia que ha vendido en noviembre por 9.700 millones-.

A lo largo del pasado ejercicio, los pronósticos sobre la entidad han ido mejorando de manera paulatina. Hace dos meses, las previsiones apuntaban a unas ganancias anuales de unos 800 millones.

BBVA, con gran parte de los deberes hechos por su anticipación de dotaciones en el primer semestre del año, ha afrontado la segunda parte con una mayor tranquilidad. De hecho, en el tercer trimestre apenas llevó a cabo provisiones extraordinarias por la pandemia (apenas 200 millones).

Los números finales que presente este viernes, eso sí, dependerán en gran medida de las nuevas dotaciones especiales que realice para afrontar impagos futuros. Hay que tener en cuenta que el BCE y el Banco de España han reclamado al sector a que sea extremadamente prudente y eleve esta hucha al máximo posible ante la oleada de morosidad que se avecina por el deterioro de la economía.

El grupo contará en el último trimestre con las plusvalías de 300 millones cosechadas con la venta de su filial de seguros para reforzar el balance y blindarse contra la escalada de las insolvencias. Hasta septiembre el banco había duplicado su volumen de provisiones especiales y ordinarias, hasta los 6.000 millones.

Los expertos consideran que el golpe del coronavirus y de la situación económica será más limitada de lo previsto inicialmente en casi todas las geografías donde opera, sobre todo en Turquía, España y México. En el mercado otomano, pese a la situación cambiaria con una lira en zona de máximos, BBVA incrementará sus beneficios, en torno a un 20%. En nuestro país, la caída del resultado será del 55%. En cuanto a México, su principal fuente de beneficios, el descenso alcanzará el 35%.

Con estos números y el colchón tan importante de la desinversión de la filial norteamericana, BBVA se enfrenta a un 2021 en una cómoda posición financiera. El mercado prevé que la entidad vuelva a intentar adquirir el Sabadell tras el fracaso de las negociaciones de noviembre o que refuerce su presencia en Turquía, con la compra del 50% de Garanti que aún no posee. De hecho, su consejero delegado, Onur Genç, presionó para que el banco apostara por esta operación en vez de la compra de la firma catalana.

Con el exceso de capital que el grupo de origen vasco tendrá una vez complete la venta de EEUU, se espera que lleve a cabo una recompra "significativa" de acciones para retribuir a los inversores, algo que sucederá a partir del segundo semestre de este año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud