Empresas y finanzas

Amber y Telefónica echan a Monzón para redirigir Prisa con el plácet de Moncloa

  • Oughourlian asumirá el cargo de forma temporal hasta que se nombre un sustituto
  • La Junta de Accionistas respalda el cese del presidente con un 52,2% de los votos
Javier Monzón, expresidente de Prisa, durante la Junta en la que ha sido destituido

Javier Monzón abandona la presidencia de Prisa dos años después de su nombramiento y tras varios choques con el principal accionista del grupo, Amber, que ya trató de forzar su salida en junio. El alto ejecutivo ha sido destituido por la Junta de Accionistas, que ha respaldado con un 52,2% de los votos su cese inmediato después de que Amber, que tiene el 29,8% del capital, lo introdujera por sorpresa como sexto punto del orden del día por la pérdida de confianza y la falta de sintonía con la estrategia. La Junta Extraordinaria se convocó para ratificar la venta de Santillana España, que también ha sido aprobada.

La propuesta del fondo que dirige Joseph Oughourlian ha contado con el respaldo de Telefónica (9,4%) y otros accionistas no identificados todavía, y con el visto bueno de Moncloa, que no estaba nada contenta con el papel de Monzón al frente del grupo editorial. "Al Gobierno no le gusta Monzón pero no ha sido impulsor de su destitución. Su intervención no ha sido determinante pero sí que parece que le ha dado indicaciones a Telefónica de que la situación en Prisa no podía seguir", explican fuentes del consejo, que critican que el ya expresidente jugaba a favor de los intereses del Santander y la vieja guardia del PSOE mientras incumplía los mandatos del consejo y planteaba la venta de la prensa y la radio a empresarios vinculados a sus intereses.

El 46% del capital que ha rechazado la destitución está liderado por el Banco Santander, que ha defendido la gestión del directivo. En este punto, fuentes cercanas al grupo de accionistas reconocen que las presiones del Ejecutivo han tenido peso en el movimiento.

El Gobierno de Pedro Sánchez no estaba contento con la gestión del alto directivo

Nada más conocerse la propuesta de Amber para cesar a Monzón, el gestor convocó un consejo extraordinario para tratar su salida que finalmente se ha desconvocado hasta nueva orden al perder el cargo y la confianza de la mayoría del capital. Según recogen los estatutos de Prisa, el vicepresidente Joseph Oughourlian será presidente temporal hasta que se encuentre alternativa. Así, de momento, está previsto que el representante de Amber ostente la jefatura de la dueña de El País hasta que se nombre sustituto. La idea sería establecer un plan de sucesión pero todavía hay mucho lío y desconcierto en Prisa ya que el movimiento ha pillado por sorpresa a algunos accionistas. El consejo de administración se podría reunir la semana que viene para fijar la hoja de ruta.

A lo largo de la mañana del viernes se ha señalado a José Miguel Contreras, exvicepresidente de Atresmedia, fundador de La Sexta y afín a Moncloa, como nuevo presidente pero fuentes cercanas al consejo y al propio directivo han negado este extremo. También ha sonado el nombre de Manuel Polanco como presidente temporal pero se ha descartado inicialmente por su estrecha vinculación con el Santander, ya que el banco financió que acudiera a la ampliación de capital.

Golpe de timón

Amber critica abiertamente la gestión del directivo ya que ha arrastrado los pies en la venta de activos no estratégicos, que, por ejemplo, ha sido un desastre en el caso de Media Capital, y de la separación de los negocios de educación de medios y educación, que no ha arrancado. En este punto, la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los principales accionistas es la imagen de "grupo en desguace" que ha proyectado la oferta de Blas Herrero por la prensa y la radio, informan fuentes del mercado.

Y es que tanto Amber como Telefónica buscan dar un golpe de timón a la gestión de Prisa y profesionalizarla para poner en valor el grupo y revalorizar su participación. Un punto especialmente importante para la teleco, que quiere vender.

La oferta de Herrero ha dado una imagen de "grupo en desguace" que buscan eliminar

"Javier Monzón no comparte la visión estratégica por lo que Amber considera que ha llegado el momento de que no siga al frente del grupo. No podemos seguir confiando en quien pretende ejecutar una estrategia que consideramos contraria a los intereses sociales y de los accionistas", asegura Amber, que ha recordado que impulsó la separación al considerar que ello "permitirá desarrollar estrategias industriales en ambos negocios, así como la consolidación de su liderazgo en España y América Latina atrayendo inversores de primer nivel y creando un proyecto ilusionante".

"Esta decisión estratégica no debe significar en modo alguno desmembrar el grupo y mucho menos a cualquier comprador y a cualquier precio si no todo lo contrario. Se trata de apostar por nuestros negocios", ha señalado criticando abiertamente la estrategia de venta de los medios antes de realizar el split apoyada por Monzón.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Aurelio
A Favor
En Contra

Otro periódico comprado para mayor gloria de Sánchez.

Puntuación 5
#1
plenilunio
A Favor
En Contra

Da verguenza ajena ver al Telefonica convertida en el correveidile y ayo del Gobierno Comunista.

Despues les extraña que el precio de sus acciones esten por los suelos.

A pocos les gusta invertir en una economia ultra intervenida o Comunista.

Puntuación 4
#2