El gobierno británico pone en duda la reactivación del turismo en verano ante el avance de la nueva ola del coronavirus, que le ha obligado a imponer severas restricciones y abrir la puerta a las cuarentenas en hoteles a las personas que vengan del extranjero.

IAG se prepara para afrontar una crisis mucho más larga y profunda de lo previsto. La tercera ola del coronavirus, que amenaza con volver a parar el tráfico aéreo, ha llevado al grupo a buscar más liquidez en el mercado y continuar con los planes de ajuste, principalmente laborales, para blindar su solvencia mientras da por perdido el primer semestre del año.

Telefónica, Orange y Vodafone presionan a Mediapro para bajar el precio del fútbol de los bares ante los cierres de la hostelería y los problemas que tiene el sector para asumir el coste de emitir los partidos. Las telecos están negociando con la productora para recortar las comisiones que pagan por cada cliente captado para así poder ofrecer rebajas, moratorias o facilidades a los bares para que mantengan los contratos en estos momentos tan complicados, informan fuentes del sector.

Empresas

Inditex pagó en España en el último ejercicio un total de 372 millones de euros a la Agencia Tributaria en concepto de impuesto de Sociedades sobre beneficios. La cifra supone un incremento del 3,3% respecto al año anterior y representa 14 veces más que las cuatro grandes tecnológicas -Apple, Google, Amazon y Facebook- juntas, ya que entre todas solo llegaron a 23,5 millones. En concreto, Apple pagó a Hacienda 11,5 millones por Sociedade; Google 6,8 millones, Amazon 5,07 millones y Facebook 3,02 millones de euros.

Las aerolíneas llevan varios meses buscando más liquidez para tratar de sobrevivir al coronavirus, que adelanta un 2021 más que complicado por la tercera ola. De momento, ya están movilizando más de 30.300 millones entre préstamos y recates públicos ya aprobados o en proceso de negociación, pero serán varios miles de millones más.

El presidente de España, Pedro Sánchez, y el de Francia, Emmanuel Macron, se reunieron el pasado 14 de diciembre en París. Del encuentro, además de una cuarentena por contacto estrecho con un contagiado por covid-19 (Macron dio positivo), el líder del Ejecutivo sacó el apoyo de Francia a la entrada de Vivendi en el capital de Prisa para respaldar a Amber, informan a elEconomista fuentes de alto nivel. Así, poco menos de un mes después, el grupo de medios galo ha comprado un 7,6% de la dueña de El País a HSBC, que ha abandonado el capital del grupo, y tiene previsto hacerse con hasta el 10% de las acciones de la compañía en las próximas semanas.

Prisa inicia el baile de recortes en El País. La dirección del diario se reunió el jueves pasado con el comité de empresa para anunciar ajustes salariales, bajas incentivadas y el cierre de las revistas Retina y Buenavida. Prisa no se ha pronunciado al respecto.

Vivendi ha comprado un 7,6% de Prisa a HSBC, que ha abandonado el capital del grupo, y tiene previsto hacerse hasta con el 10% de las acciones de la compañía en las próximas semanas, informan fuentes cercanas a la cotizada. El movimiento, que ha sido recibido por el mercado con alzas del 21%, refuerza el tándem creado por los principales accionistas Amber (29,8%) y Telefónica (9,4%) para tomar las riendas de Prisa y expulsar a Javier Monzón de la presidencia a la vez que arrincona al Banco Santander, que tenía otros planes para la participación que HSBC finalmente ha vendido por 52 millones.

MERCADOS

Las acciones de Prisa se disparan este viernes. La compañía, cotizada en el Mercado Continuo de la bolsa española, se ha revalorizado un 9,59%, desmarcándose de los 'números rojos' que predominan en el parqué. La compañía matriz de El País, Cinco Días y Cadena SER, entre otros medios, recoge así la entrada de la francesa Vivendi en su capital y la salida de HSBC.

Airbus ha alertado a sus trabajadores de que la recuperación de la producción "será más lenta" debido a que la crisis de coronavirus se ha agudizado obligando a las aerolíneas a reducir de nuevo la oferta conforme crecen las restricciones a la movilidad y se prohíbe entrar a los turistas de Reino Unido (el miércoles hubo un 65% menos de vuelos en Europa que hace un año).