Empresas y finanzas

Blackstone ultima la venta de un edificio de oficinas en Madrid con UBS por unos 50 millones

  • El inmueble se encuentra en el número 108 de la calle Principe de Vergara y fue 'heredado' de Hispania
Calle Príncipe de Vergara. Foto: Archivo.

El mercado de oficinas empieza a reactivarse de nuevo tras el parón que sufrió por la crisis del Covid. Una de las operaciones que se está ultimando será protagonizada por el fondo Blackstone, que sigue rotando su cartera de inmuebles en España, donde en los últimos años ha amasado uno de los mayores portfolios de activos, con una inversión realizada de más de 23.000 millones de euros.

Según han explicado distintas fuentes del sector a elEconomista, el fondo estaría en proceso de due diligence con UBS para venderle un edificio de oficinas ubicado en la calle Príncipe de Vergara de Madrid. La operación podría cerrarse por encima de los 50 millones de euros, según apuntan las mismas fuentes.

El inmueble se encuentra en el número 108 de Príncipe de Vergara y cuenta cuenta con una superficie sobre rasante de 7.324 metros cuadrados distribuidos en 12 plantas y un local comercial, más 68 plazas de garaje bajo rasante. El edificio se encuentra próximo a la confluencia con la calle María de Molina, salida directa del eje de la Castellana hacia el aeropuerto de Madrid- Barajas, en un entorno lleno de servicios y buenas comunicaciones.

Activos de Hispania

Este activo es uno de los que pasó a formar parte de la cartera de Blackstone cuando el fondo se hizo con la socimi Hispania, que en esos momentos contaba con una cartera de 25 edificios de oficinas por un volumen de unos 600 millones de euros.

Algunos de estos inmuebles ya se han desinvertido. Así, Blackstone a principios de 2019 se desprendió de cinco de estos activos ubicados en Madrid en una operación que selló con la filial inmobiliaria de Zurich Seguros, Rex Spain ZDHL, por 163,6 millones.

Poco después, cerró la venta de otros dos edificios a la socimi Árima por unos 62,7 millones de euros y traspasó también el edificio Murano al Grupo HNA por unos 25 millones de euros. Asimismo, también se desprendió en febrero de este año del proyecto estrella de oficinas que heredó de Hispania, Helios, que es ahora la nueva sede de ING, y que está en manos de la firma coreana Inmark Asset Management, que pagó 190 millones.

Si bien, Blackstone sigue de forma paralela ampliando su cartera. De hecho, una de las últimas operaciones que selló el año pasado fue la adquisición de Torre Tarragona, en Barcelona, que era propiedad de UBS y al que pagó unos 100 millones.

Por su parte, el banco de inversión suizo, que al cierre de 2019 gestionaba 20.400 millones de patrimonio en España a través de su rama de banca privada, engorda con la compra del inmueble en Madrid su cartera inmobiliaria, que gestiona a través de UBS Asset Management y el departamento de Real Estate & Private Markets (REPM).

A principios de este año, antes del Covid, UBS protagonizó una de las primeras operaciones del segmento de oficinas en el mercado catalán con la venta de un edificio situado en Cornellà a un fondo de Aberdeen. 

Asimismo, en octubre del pasado ejercicio, el banco suizo adquirió para uno de sus fondos el único centro outlet de la provincia de Alicante, The Outlet Stores Alicante, que hasta ese momento estaba en manos de Savills Investment Management.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

maqui
A Favor
En Contra

No es ninguna reactivación Brualla es una desinversión porque Blackstone necesita liquidez para mantener otras inversiones.

Puntuación 0
#1