Empresas y finanzas

Abertis emitirá 5.000 millones más para refinanciarse y comprar activos

  • Atlantia y ACS desafían al mercado tras las rebajas de Moody's y S&P por la crisis de la italiana
  • La concesionaria amplía su programa de bonos en plena ofensiva para hacerse con la lusa Brisa

Abertis emitirá hasta 5.000 millones de euros más para refinanciar su deuda y respaldar la compra de activos en el mundo. La concesionaria española reta así al mercado en plena crisis de su principal accionista, Atlantia, que ha provocado que las agencias de rating hayan bajado en las últimas semanas sus calificaciones. La decisión se ha adoptado, al mismo tiempo, en plena ofensiva del grupo que dirige José Aljaro para adquirir Brisa, la mayor operadora de Portugal, con un valor de operación estimado en los 2.500 millones de euros.

El consejo de administración de Abertis acordó la semana pasada ampliar el programa de bonos que lanzó en marzo de 2019 para repagar la deuda derivada de la oferta pública de adquisición (opa) de Atlantia y ACS sobre la concesionaria. De este modo, el importe máximo del plan se ha incrementado un 71%, al pasar de los 7.000 millones originales a 12.000 millones. A través de este programa, denominado European Term Notes (EMTN) y que cotiza en el mercado de deuda de Irlanda, Abertis acometió durante 2019 un total de ocho emisiones por un importe conjunto (a moneda constante) de 5.869 millones de euros.

La compañía española aún tenía margen para seguir endeudándose con este plan –hasta los 7.000 millones iniciales–, pero ha optado por extenderlo ante los bajos tipos de interés que ofrece el mercado y en un contexto en el que la empresa tiene en el horizonte operaciones de crecimiento inorgánico.

Abertis retornó el pasado ejercicio al mercado de capitales tras varios años de ausencia por la ralentización corporativa a la que le obligó el proceso de opa (deber de pasividad). No en vano, las anteriores emisiones se remontaban a 2016. En la actualidad, el saldo vivo de bonos de la empresa que controlan Atlantia (50% más una acción) y ACS (tiene el 30% de manera directa y el 20% menos una acción de Hochtief de forma indirecta) asciende a 10.244 millones de euros. Son, en total, 19 bonos cuyo coste financiero oscila entre el 5,99% de una pequeña colocación de 2008 y el 0,625% que fijó en la emisión de 700 millones del pasado verano.

Abertis buscará abaratar aún más sus costes financieros, fijados en el primer semestre de 2019 en el 3%. Al fin y al cabo, el interés medio de las ocho colocaciones del pasado año alcanza el 1,97%, frente al 4,22% de los diez bonos más caros, todos anteriores a 2014.

La deuda de Abertis se disparó el pasado ejercicio como consecuencia precisamente del programa de deuda que lanzó en Irlanda para pagar el préstamo bancario de más de 9.000 millones de euros que habían asumido Atlantia y ACS para adquirir la concesionaria. En concreto, el endeudamiento neto se situaba en junio de 2019 en 23.555 millones de euros. Este volumen, por tanto, es previo a las emisiones de julio y septiembre, por un importe total de 2.800 millones.

Al margen de los bonos corporativos de la matriz, varias filiales de Abertis también emitieron deuda en el último ejercicio para refinanciaciones y crecimiento. Es el caso de Vías Chile, por alrededor de 500 millones de euros, Autopistas Metropolitanas (Metropistas), en Puerto Rico, por unos 106 millones de euros, y Arteris, en Brasil, por cerca de 374 millones de euros.

Con la ampliación en 5.000 millones del plan de bonos, Atlantia y ACS incrementan considerablemente el colchón para que Abertis continúe endeudándose. Lo hacen en un escenario de incertidumbres por la crisis de Atlantia, amenazada por el Gobierno transalpino con rescindirle el grueso de sus concesiones en Italia. De hecho, esta situación ha provocado que las agencias de calificación hayan recortado las notas tanto de Atlantia como de Abertis. Moody's y S&P han rebajado un escalón en las últimas semanas el rating de la concesionaria de origen catalán. No obtante, las firmas han destacado la capacidad de la compañía para sortear estas dificultades y han subrayado el blindaje que representan los pactos parasociales entre ACS y Atlantia.

Compras de activos

Con los 5.000 millones adicionales, cuyo horizonte temporal no está acotado, Abertis podrá, además de refinanciar deuda, afrontar operaciones corporativas. La compañía reanudó la senda inversora en octubre pasado al llegar a un acuerdo, junto con el fondo de Singapore GIC, para adquirir a Goldman Sachs la concesionaria de autopistas en México Red de Carreteras de Occidente (RCO). El desembolso para el grupo español, que ya está cubierto, se aproxima a los 1.500 millones. Ahora, Abertis se halla en la carrera para comprar a José Mello y Arcus el 80% de la portuguesa Brisa, tal y como adelantó 'elEconomista' el 19 de diciembre. Con un valor estimado de más de 2.500 millones, compite con fondos internacionales y concesionarias como las también españolas Globalvia y Roadis.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin