Empresas y finanzas

El Banco Santander compra el 40% que no tenía del brasileño Banco Olé por 354 millones

  • El grupo enfoca su negocio en los mercados de mayor crecimiento
Fachada de una oficina del Banco Santander.

El Banco Santander se ha hecho con el 40 por ciento que aún no tenía de la entidad brasileña Olé por 354 millones de euros. El grupo cántabro tiene el otro 60 por ciento restante a través de una sociedad conjunta con Bosan Participações, propietaria de Banco Bonsucesso. Así, en 2015, ambos grupos crearon el Banco Bonsucesso Consignado, que, un año más tarde pasó a llamarse Banco Olé. No obstante, según explican desde el grupo cántabro, había una opción de venta sobre ese 40 por ciento de la entidad carioca que se tenía que ejecutar en estas fechas y que finalmente, la entidad ha decidido adquirir. El negocio del Banco Olé se centra en su mayor parte en créditos al consumo.

Con esta, el grupo ya ha realizado en lo que va de año cuatro operaciones de recompra en los países en los que tiene un mayor crecimiento de negocio. El beneficio que aportó Brasil al grupo a cierre del tercer trimestre del año fue de 2.249 millones de euros, esto supone un 19 por ciento más que un año antes. Además, el banco anunció en abril la recompra del 25 por ciento que aún no controlaba de su filial de México por 2.500 millones de euros, país cuyo beneficio creció un 14 por ciento a septiembre de 2019, reportando al grupo 659 millones.

Asimismo, el banco adquirió en marzo el 49 por ciento que no controlaba de su filial chilena por 77 millones de euros. Del mismo modo, el negocio en Chile tuvo un crecimiento del 6 por ciento, con unas ganancias de 473 millones. Finalmente, el Santander también tiene un plan de compra de su la financiera en EEUU, con el objetivo de llegar a hacerse con hasta el 80 por ciento del control. El beneficio de la filial estadounidense creció hasta un 27 por ciento a cierre del tercer trimestre, con 619 millones de euros.

Foco en mercados con crecimiento

El banco ya anunció a inicios de año su intención de enfocar el capital en los mercados que más crecimiento le reportan, como el latinoamericano y EEUU. De momento, en Europa los ingresos se mantendrá deprimidos un largo periodo de tiempo ante la situación de bajos tipos de interés. Por otro lado, el banco también logra con esta adquisiciones retener los dividendos y gestionar mejor su capital para reforzarlo.

La presidenta del Santander, Ana Botín, dijo en una entrevista la semana pasada a la revista Inversión que la entidad no va a realizar más compras en España tras la adquisición del Popular. Según Botín, el grupo financiero tiene ahora los ojos puestos en Latinoamérica y EEUU, éste último país donde pretenden llevar próximamente OpenBank.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin