Economía

Johan Van Overtveldt (eurodiputado): "El BCE no debería bajar tipos hasta finales de año"

Johan Van Overtveldt, eurodiputado de ECR, en la sede del Parlamento Europeo de Estrasburgo (Francia). Fotografía: Raquel Enríquez. Edición: Bieito Álvarez.
Estrasburgoicon-related

Johan Van Overtveldt es uno de los 705 diputados que componen el Parlamento Europeo. Más en concreto, forma parte de ECR, las siglas con las que se conoce al grupo político de Conservadores y Reformistas Europeos, el cual cuenta con 66 miembros en la Eurocámara y dentro del que también se encuentran los españoles del partido ultraderechista Vox.

Este belga es además miembro de la Comisión Parlamentaria de Asuntos Económicos y Monetarios (ECON). Y en virtud de ello es asimismo el ponente (o máximo responsable) del informe anual 2023 sobre el Banco Central Europeo (BCE). Un documento que cuenta con varias recomendaciones y críticas de la institución legislativa de la UE hacia el ente monetario.

Como es habitual, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, acudió este lunes al acalorado debate sobre dicho informe, que tuvo lugar en la sede del Europarlamento en Estrasburgo. Es más, fue el primero del pleno que se celebra esta semana en la ciudad francesa. Y poco antes de que comenzara, Van Overtveldt concedió una pequeña entrevista a elEconomista.es.

Entre otras cosas, aseguró que finales del próximo otoño "podría ser un buen momento" para que el BCE empiece "a pensar" en bajar los tipos de interés, una expectativa que contrasta con la de los inversores pues esperan el primer recorte del precio del dinero a comienzos de verano.

  • En el informe, el Parlamento Europeo recomienda al BCE tener un enfoque "más cualitativo" de su objetivo de inflación. ¿Qué significa eso?

Lo que quiero decir con eso es que el BCE empezó la lucha contra la inflación muy tarde. Al menos seis meses tarde. Si hubieran estado más atentos, y lo hubieran mirado de una forma más cualitativa, habrían visto más pronto que había algo mal en la evolución [del IPC] ya en la segunda parte de 2021.

En el futuro, espero que estén más atentos cuando la inflación vuelva a aparecer, lo que significaría también que tendrían que subir menos los tipos de interés. La lucha contra la inflación empezaría más pronto y tendrían que ser menos restrictivos [en el ciclo de endurecimiento] para controlarla.

  • Entonces, ¿no se refiere a que el BCE establezca un rango de inflación como meta?

Bueno. En este momento es mejor mantenerlo en el 2% [a medio plazo]. Pero creo que tiene que ser visto no solo de forma cuantitativa, sino también más cualitativa.

Si buscas una tasa de inflación en el 2% en los precios de bienes y servicios, tiendes a ignorar burbujas en otros activos, como hemos visto en el pasado, hace 15 años [cuando estalló la Gran Crisis Financiera por la burbuja inmobiliaria en EEUU y Europa]. Por supuesto que tienes que mirar los precios de bienes y servicios, pero también tienes que tener en cuenta otros precios.

  • ¿Cree que el BCE tendrá en cuenta sus recomendaciones cuando haga la próxima revisión del objetivo de inflación?

Mucha gente parece olvidar que en la política monetaria siempre hay que hacer juicios e inevitablemente siempre habrá errores. No se trata de eso. Creo que mucha gente dentro del BCE es consciente de los errores que cometieron en el pasado y de que deben tener una visión más amplia de la evolución de la inflación que la que se ha tenido, digamos, en los últimos 20 años.

Van Overtveld durante su comparecencia en el pleno de la Eurocámara este lunes, 26 de febrero, en Estrasburgo (Francia). Fuente de la imagen: Parlamento Europeo.
  • ¿Piensa que el Banco Central Europeo alcanzará su objetivo de inflación este año?

Ya están muy cerca. Hay, por supuesto, grandes diferencias entre los distintos países miembros [del euro], pero la inflación general, como ellos dicen, está en el 2,8%.

¡Pero!, hay un gran pero, la inflación subyacente (que excluye la volatilidad de los precios de la energía y alimentos) sigue siendo obstinadamente alta. Y se mantiene elevada por las presiones inflacionistas en el sector servicios de la economía. Y eso es muy preocupante.

Es asimismo bastante preocupante la evolución de los costes salariales en la eurozona, especialmente en algunos países.

Por tanto, como dicen [en el BCE]: todavía no se ha recorrido la última milla en la lucha contra la inflación. Tendrán que continuar con sus actuales políticas [de endurecimiento monetario] por un tiempo, para asegurarse de devolver la inflación al objetivo del 2%... ¡y mantenerla ahí!

  • ¿Cuándo espera que el BCE empiece a bajar los tipos de interés?

Por lo que a mí respecta, no deberían hacerlo hasta finales de este año. Y muy a finales. Quiero decir, no en verano. A finales de otoño podría ser un buen momento para empezar a pensar en reducir los tipos, teniendo en cuenta lo que actualmente sabemos [las estimaciones macro hechas por la UE].

Aún no estamos en el punto en el que consumidores, productores e inversores automáticamente toman en consideración una inflación más baja en sus procesos de toma de decisiones. La gente todavía continúa un poco preocupada sobre qué puede pasar en el frente de la inflación.

Estamos hablando sobre las expectativas de las personas... Para mí, hasta que veamos señales claras de que [entre la ciudadanía del euro] se toman decisiones dando por hecha una realidad de inflación baja, es muy difícil argumentar a favor de recortar los tipos de interés. Y llegar a ese punto creo que llevará al menos, ¡al menos!, otro medio año.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud