Economía

Los trabajadores que asumirán la mayor carga para pagar las pensiones

  • Las medidas aprobadas mejorarán los ingresos del sistema hasta un 0,9% del PIB
  • El Banco de España avisa de la incertidumbre del impacto sobre el mercado de trabajo
El Banco de España, en Madrid. Dreamstime
Madridicon-related

El Banco de España ha analizado el impacto de la subida de cotizaciones sociales aprobada recientemente en la reforma de pensiones que ha ideado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. El incremento será efectivo a través de tres herramientas, el Mecanismo de Equidad Intergeneracional, la subida de las bases máximas de cotización y una cuota de solidaridad sobre el tramo salarial que supere ese límite previsto. Los salarios que superen la base máxima de cotización prevista, y en concreto los sueldos de 70.000 a 100.000 euros anuales afrontarán la mayor parte de un alza histórica de cotizaciones.

En concreto, más de 700.000 trabajadores con salarios que ya superan los 60.000 euros anuales -según datos de la Agencia Tributaria- afrontan una subida del tipo efectivo de cotización de cinco puntos dentro de una década. 

El supervisor certifica que el aumento del tipo efectivo de las cotizaciones sociales variará entre los 0,8 puntos y los 1,6 puntos en 2025. A mitad de siglo, una vez desplegadas por completo las medidas, el aumento del tipo efectivo rebosará los 10 puntos para los tramos de 70.000 a 100.000 euros anuales. El tipo de cotización que modifica la reforma de pensiones son las contingencias comunes, que actualmente gravan el 28,3% del salario bruto.

La institución que lidera Pablo Hernández de Cos deja en el aire el impacto sobre distintos aspectos de la economía por el horizonte temporal y la reacción del mercado laboral. "Existe una gran incertidumbre sobre el efecto preciso de los cambios normativos analizados. Esta falta de certeza responde, en gran medida, a que el horizonte de cuantificación es muy amplio, por lo que la materialización de cambios en el mercado de trabajo y la propia reacción de los agentes obligarán a reevaluar su alcance en el futuro".

Ingresos extra por valor del 0,9% del PIB

Esta última reforma, tal y como concluye también el banco central, tiene como objetivo reforzar los ingresos del sistema. La sostenibilidad, por tanto, se carga esencialmente sobre los activos, especialmente sobre los trabajadores en edades medianas, con mayor cualificación y sobre las empresas grandes.

"El incremento de las cotizaciones sociales aprobado en 2023 tendrá un efecto desigual a lo largo de la distribución de los salarios. En particular, el aumento de los tipos efectivos de cotización será más elevado para los salarios altos", explica el Banco de España. Según la Muestra Continua de Vidas Laborales, el Banco de España explica que el número de personas cuya base de cotización se situó en 2021 en el máximo legal era de cerca de 1,3 millones, el 6,8% del total de afiliados a la Seguridad Social.

La principal medida que mejorará los ingresos de la Seguridad Social es la sobrecotización que se aplica desde 2023 a todas las nóminas, el MEI. Arranca en el 0,6%, y alcanzará al menos el 1,2% desde 2032 y hasta mitad de siglo. Esta herramienta es el principal grueso de recaudación que sumará 0,5% del PIB a mitad de siglo. Sumando el destope de las bases máximas y la cuota de solidaridad, el Banco de España espera que las cotizaciones mejoren hasta un 0,9% del PIB los ingresos a mitad de siglo, coincidiendo también con el mayor gasto previsto.  

No obstante, el Banco de España, la AIReF y Fedea rebajan en cierta medida el optimismo del Ministerio que dirige José Luis Escrivá. En las previsiones que lanza el Gobierno a Bruselas proyectan una mejora de los ingresos por valor de 1,1 puntos, dos décimas más de lo proyectado por Hernández de Cos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud