Economía

Las rentas altas afrontarán la mayor subida de cotizaciones de la historia

  • Las bases máximas, en vías de crecer 30 puntos más el IPC anual desde el año 2025 hasta 2050
  • A partir de 2023 también aumentan un 0,6% las cuotas para volver a llenar el Fondo de Reserva
  • Los sindicatos insisten en la fórmula de presión fiscal sobre los salarios más altos
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Europa Press
Madridicon-related

La última parte de la reforma de pensiones del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá propone un destope de las bases máximas de cotización ligado al IPC medio anual más otros 30 puntos extra hasta 2050. Una medida que elevará de forma histórica el límite de cotizaciones a la Seguridad Social. Junto a la subida de 0,6 puntos sobre todas las nóminas por el Mecanismo de Equidad ya en 2023, el decil de mayor renta afronta la mayor senda de subida de las cotizaciones de la historia hasta mitad de siglo mientras las pensiones más altas solo crecerán con el IPC más 3 puntos.

Son unos 1,4 millones de trabajadores que en la actualidad se encuentran por encima de la base máxima de cotización -que desde 2023 estará situada en 54.000 euros anuales tras el Ejecutivo un 8,6% a través de los Presupuestos-. Según los cálculos elaborados por Javier Santacruz para elEconomista.es, el destope incrementa los costes laborales en 1.600 euros extra anuales por cada trabajador de renta alta.

Suscríbete al Boletín Pensiones aquí

El plan Escrivá indexa las bases de cotización a la inflación media anual, un mecanismo similar al de la revalorización de las pensiones. Además, según esta propuesta del Ministerio a los agentes sociales, el destope se modularía año a año con una subida de 1,15 puntos. La traducción, tras el periodo transitorio que va desde 2025 hasta mitad de siglo, es una subida de 30 puntos, más la inflación y el previsible mantenimiento del Mecanismo de Equidad hasta esa fecha. Un triple incremento de la presión fiscal dentro del paquete de medidas orientadas a la mejora de ingresos.

Tal y como señalan desde el Instituto de Estudios Económicos (IEE), con este incremento de las cotizaciones máximas también se deberían ampliar las pensiones más altas. La conclusión es que a largo plazo se endurecen las obligaciones con los cotizantes y aumenta el gasto consolidado en el tiempo.

No entra entre los planes de Seguridad Social que las pensiones suban en la misma orden que las bases de cotización, al menos en esta primera propuesta y antes de que los agentes sociales devuelvan la pelota al tejado del ministro.

De hecho, tal y como revelan fuentes conocedoras de la negociación y confirman desde Seguridad Social, las pensiones subirán con el IPC medio más 3 puntos en 26 años, lejos de los 30 puntos que se plantean para las bases de cotización. Así, descontando la inflación, que es un incremento equitativo entre ambos parámetros, las prestaciones subirían 27 puntos menos y continuarían ampliando la brecha entre bases y pensiones más altas -actualmente en el 32%-, una reforma silenciosa desde la década de 1980.

"Destopar las cotizaciones a la Seguridad Social es una medida equivocada e injustificada cuando se analiza su impacto real a largo plazo sobre el conjunto de las finanzas públicas. Por un lado, porque aumentan a largo plazo el importe de las obligaciones implícitas de gasto del sistema en un orden de 1,5 euros por cada euro de aumento de las cotizaciones por el destope", achaca Gregorio Izquierdo, director general del IEE.

Junto a la medida que afecta a las rentas altas, la subida del MEI toca a todas las nóminas. El Ministerio valora en diez céntimos por hora su impacto, elevando el coste laboral hasta los 21 euros la hora trabajada.

Frente a los empresarios

Una estrategia que encuentra aliados y opositores en el seno de una negociación que se antoja complicada. Así lo hizo saber de forma interna la patronal de empresarios CEOE al término de la reunión cuando ya valoraban difícil llegar a un acuerdo en estos términos. "La propuesta llega tan tarde que no se entiende bien el papel de los agentes sociales si se quiere aprobar en los plazos previstos y sin que haya un acuerdo político", explican.

El sindicato CCOO califica como "positivo" que el Ministerio haya atendido su reivindicación de garantizar la revalorización de las bases máximas y de todas las pensiones, como así se posesionan los socios de Gobierno, Unidas Podemos.

Los actores políticos serán clave en una reforma que está prevista que pase por el Congreso a través de la fórmula del real decreto-ley.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud