Economía

Las familias destinan ya el 5% de sus ingresos para pagar luz, agua y gas

  • El IPC avanza cuatro décimas y marca máximos de la década al 3,3%
  • La partida para el pago de suministros se duplica desde el año 2007
Madridicon-related

La escalada de precios en España avanza y el dato de inflación del mes de agosto marca máximos de la década con un Índice de Precios al Consumo (IPC) al 3,3% interanual tras la subida de los precios de la energía. Las familias destinan ya un 5% de sus ingresos a los recibos de luz, agua y gas. El indicador adelantado del IPC de este mes muestra un avance de cuatro décimas respecto al mes de julio, cuando se situó en puestos de cabeza de la Eurozona con una inflación del 2,9%.

elEconomista adelantó el viernes el mal desempeño de los precios, que aumentan un tercio más rápido en España que en la Eurozona. Los últimos datos de Eurostat, del mes de julio, muestran que en las economías del Euro, el IPC repunta un promedio del 2,2%. En España, la inflación era así el mes pasado un 32% superior respecto a la media de sus socios monetarios.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor este mes que en agosto del año pasado. A lo largo del mes de agosto ha marcado varios máximos históricos en el mercado mayorista y ha encarecido con fuerza la factura de la luz.

Las familias destinan, de media, el 5% de sus ingresos a pagar suministros del hogar, según AIS Group Los hogares pagan 1.345 euros al año en suministros del hogar, como luz, gas y agua. La mayor parte de este gasto corresponde a la luz, que representa un gasto de 787 euros anuales por familia, seguido del gas (270 euros) y el agua (191 euros). La cifra ha aumentado hasta alcanzar el doble en los últimos años. En 2006, las familias solo destinaban un 2,24% de sus ingresos al pago de suministros.

"Una posible explicación para este incremento es que el volumen global de gastos por hogar se ha reducido en un 10% en el último año, por lo que el peso de los suministros, un bien esencial para el bienestar de las personas, es ahora algo mayor", ha explicado el director de desarrollo de negocio de AIS Group, Agustín Amorós.

Los territorios donde el peso de esta partida era mayor a nivel porcentual eran Ciudad Real (6,1%), Toledo (5,88%), Cuenca (5,78%), Teruel (5,71%) y Albacete (5,69%). Por otra parte, las familias que pagaron más por estos suministros fueron las de Huesca, que desembolsaron una media de 1.654 euros. Tras ellas, las de Teruel (1.647 euros), Ciudad Real (1.617 euros), Navarra (1.615 euros) y Madrid (1.614 euros). En el lado opuesto de la tabla están las familias canarias, con un gasto medio en agua, luz y gas por debajo de los 870 euros anuales, lo que supone el 3,2% del total de sus gastos.

Hasta el próximo 14 de septiembre el INE no publicará la evolución de todos los componentes. Además de la luz otros productos energéticos también están al alza. El precio del gas natural multiplica por cinco su precio respecto al año pasado. Y los combustibles también han experimentado una fuerte subida respecto a los niveles del año pasado. El alza de precios es generalizada en el comercio exterior.

El INE incorpora en el avance de datos del IPC una estimación de la inflación subyacente -sin alimentos no elaborados ni productos energéticos-, que aumentó en agosto una décima hasta el 0,7%, con lo que se sitúa más de dos puntos y medio por debajo de la del IPC general. Este subíndice suele ser muy seguido por los economistas porque suele marcar la tendencia a largo plazo de los precios al no estar sometido a tanta volatilidad. El índice subyacente también está despegando y ya se sitúa en máximos de 2020.

En agosto, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 3,3%, cuatro décimas más que la registrada el mes anterior. Por su parte, el indicador adelantado del IPCA subió un 0,4% en tasa mensual.

La evolución de los precios tumba las previsiones para la economía global y para la española. El Banco de España y la Comisión Europea esperaban un IPC para 2021 alrededor del 2%. Las instituciones, incluido el Banco Central Europeo (BCE), esperan que la presión alcista de los precios sea temporal y delimitada para 2021.

Los precios en la Eurozona

La escalada de precios continúa al alza en la Unión Europea. La inflación de Alemania se ha situado en el 3,9% en agosto, máximos desde 1993. Se mantiene así la tendencia alcista de los últimos meses, que culminó con la subida del 3,8 % que se registró el mes pasado, según datos confirmados ayer por Destatis. El resto de países aún no han enviado sus datos a la oficina de estadística europea.

Sin embargo, según los últimos datos de Eurostat, la inflación medida en tasa anual está creciendo a un ritmo del 2,5% en el conjunto de los Estados miembro. Por su parte, la inflación anual de la Eurozona, que fue del 2,2% en julio de 2021, subió ese mes -el último con datos- otras tres décimas frente al 1,9% de junio de 2021.

La inflación de Alemania avanzó hasta el 3,9% en agosto, máximos desde 1993

En los países del entorno de España, los datos muestran un crecimiento más moderado. En Malta apenas un 0,3%, mientras que Grecia o Italia también registran tasas relativamente bajas, con una inflación del 0,7% y del 1%, respectivamente. En Portugal, el indicador se mantiene en el 1,1%.

Por otro lado, los países con peor desempeño en los precios son los que están fuera del Euro y los del Este de Europa. Estonia, Polonia y Hungría, comunican a Eurostat una subida de precios que asciende, en cada caso, al 4,9%, al 4,7% y al 4,7%, respectivamente. Según los informes de Eurostat, los principales componentes de la inflación de la zona del euro, la energía registró la tasa anual más alta en julio (14,3%, frente al 12,6% en junio), seguida de alimentos, alcohol y tabaco (1,6%, frente al 0,5% en junio), servicios (0,9%, frente al 0,7% de junio) y bienes industriales no energéticos (0,7%, frente al 1,2% de junio).

Cada uno de los componentes principales contribuye en diversos grados a la inflación general en la zona del euro. En términos de ponderaciones para 2021, el 100% para el IAPC general, los servicios son el componente más importante, ya que representan alrededor del 41,8% del gasto de consumo monetario final de los hogares en la zona del euro. Le siguen los bienes industriales no energéticos con alrededor del 26,9%. Alimentos, alcohol y tabaco y energía representan el 21,8% y el 9,5%, respectivamente. Juntos, comprenden menos de un tercio del gasto de la zona del euro, pero pueden tener un impacto significativo en la inflación general, ya que sus precios tienden a fluctuar significativamente más que los otros componentes.

Comercio exterior

Por otra parte, El comercio internacional de mercancías para el G-20, medido en dólares estadounidenses corrientes ajustados estacionalmente, alcanzó un nuevo máximo tras los niveles récord por la subida en los precios de las materias primas. En el segundo trimestre de 2021, las exportaciones e importaciones de mercancías aumentaron un 4,1% y un 6,4% en comparación con el trimestre anterior, que ya marcó récords. Los datos muestran una desaceleración en comparación con las tasas del primer trimestre. Durante ese periodo el crecimiento alcanzó el 8,6% y 8,5% para las exportaciones e importaciones.

El aumento de los precios de las materias primas explica gran parte del aumento, ya que la congestión en el transporte marítimo internacional y los problemas de suministro en torno a los semiconductores presionaron aún más el precio de los bienes comercializados. El aumento de los precios de las materias primas supuso un aumento de las importaciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud