Economía

Los incentivos a la contratación se destinarán a colectivos vulnerables

  • El Gobierno aprobará 27 medidas en la Estrategia de Políticas Activas de Empleo
Oficina de empleo. Archivo.
Madrid

Las políticas de incentivos a la contratación que está estudiando el Ministerio de Trabajo pasa por la "concentración prioritaria de dichos incentivos" en los "colectivos con mayores dificultades para la incorporación al mercado de trabajo, por ejemplo, los nuevos perceptores del ingreso mínimo vital", según recoge el documento de la Nueva Estrategia Española de Apoyo Activo al Empleo 2021-2014 al que ha tenido acceso eE. El borrador, que se está negociando con los agentes sociales y con las comunidades autónomas, explicita que se incrementará el presupuesto y la cuantía de los incentivos para contratos "indefinidos" de estos colectivos. Fuentes de los negociadores matizan que la idea no es recortar el dinero que se destina globalmente a incentivar la contratación, sino destinarlo a empleo fijo de estos colectivos más desfavorecidos.

Esta es una de las múltiples reformas normativas que deberá abordar el Ministerio de Trabajo una vez se haya aprobado la Estrategia de Apoyo Activo al Empleo que ha de sustituir a la anterior, cuya vigencia finalizó el pasado diciembre. Las fuentes consultadas coinciden en la necesidad de aprobar la nueva estrategia cuanto antes, pues de ella depende que se ponga en marcha el plan anual de políticas activas de 2021 que reparta entre las CCAA los fondos para fomento del empleo que este ejercicio se han incrementado en un 35% con el objetivo de paliar el efecto que el Covid generará en el empleo.

Cuatro grandes objetivos

El documento, que todavía no es definitivo, establece cuatro objetivos prioritarios: hacer más eficaces las políticas activas de empleo, que incluye el cambio en los incentivos a la contratación; fortalecer los mecanismos de prospección de empleo y orientación; apoyo financiero de las políticas extraordinarias de las comunidades autónomas y el apoyo a la contratación indefinida y el empleo autónomo de los millennials. A tal fin se han establecido cinco objetivos estratégicos que en conjunto incluyen 27 medidas que se irán implementando entre este año y 2024, según un calendario que recoge el borrador.

La nueva estrategia de fomento del empleo radica en un enfoque "centrado en las personas y las empresas" que implica que todas las políticas futuras -formación y reciclaje, búsqueda de empleo, orientación- han de ser eficaces para los trabajadores a los que deben ayudar a encontrar y mantener sus empleos y para las empresas a las que nunca han de faltar candidatos cualificados para los puestos de trabajo que demandan.

Otro objetivo es la "orientación hacia resultados" que empezarán a pesar en los presupuestos de los sistemas autonómicos de empleo

Así, una de las novedades que incorpora la nueva Estrategia es que los Servicios de Empleo se someterán a la evaluación tanto de los trabajadores como de las empresas. "Esta valoración requiere del diseño de una metodología específica que permita, entre otros, evaluar la satisfacción, así como la usabilidad y el acceso a los servicios".

Una evaluación que contribuirá a medir la eficacia de las políticas activas de empleo, una obsesión a lo largo de las 90 páginas del borrador. De hecho, el tercer objetivo es la "orientación hacia resultados" que empezarán a pesar en los presupuestos de los sistemas autonómicos de empleo. En este sentido, el borrador establece que "la participación de los distintos territorios en la distribución de fondos destinados al impulso de las Políticas Activas de Empleo debe basarse en distintos indicadores, entre otros, de resultados y tener en cuenta la realidad socioeconómica y laboral que afrontan".

Una de las 27 medidas previstas es la creación de una Unidad especializada en evaluación de la calidad en la prestación de los servicios de la Cartera Común del Servicio Nacional de Empleo. Y, otra, la generación de un sistema común de evaluación que permita la comparación entre los servicios prestados por los distintos sistemas autonómicos de empleo.

La orientación individualizada y servicios personalizados para los parados es otro de los cambios estratégicos que plantea el Ministerio de Trabajo para las políticas de empleo de los próximos cuatro años. Porque el Gobierno pretende un giro copernicano, pues las políticas de empleo ya no se contemplan como un servicio a los ciudadanos, sino como un derecho subjetivo de estos que podrán demandarlos, además de evaluarlos. Para ello, se constituirá el "expediente laboral personalizado único" que integrará los datos históricos de la situación laboral de las personas con origen en los Servicios Públicos de Empleo (demanda, servicios recibidos, formación, contratos, prestaciones por desempleo...) y en la vida laboral de la Seguridad Social.

Oficinas solo para empresas

Pero la atención personalizada también se implantará para las empresas. Entre las medidas que el Gobierno quiere poner en marcha está una cartera de servicios específicos para las empresas. Para ello se crearán espacios físicos concretos con personal especializado en la gestión de servicios a empresas como prospección empresarial, asesoramiento a proyectos de autoempleo y emprendimiento, selección técnica, gestión de ofertas de empleo especiales, relaciones institucionales con las empresas, participación en ferias y eventos...

Igualmente se diseñará un portal de empresas con los servicios que se les ofrecen que facilitará y agilizará las consultas y permitirá una trazabilidad de las gestiones. Todo ello podrá se evaluado, pues se diseñarán mecanismos comunes a todas las comunidades que permita evaluar y comparar los servicios prestados a las empresas.

Pero más allá de los servicios que se prestarán en los próximos cuatro años a empresas y trabajadores, la Estrategia de Apoyo Activo al Empleo 2021-2024 se ha marcado como uno de los cinco objetivos principales ser una herramienta para empujar las transformación productiva que pretende el Gobierno en los próximos años financiado, en gran medida, con los fondos comunitarios.

Con este fin, las políticas activas se enfocarán a orientar, formar, intermediar e incentivar a los desempleados y aquellos trabajadores que puedan ver amenazada su actividad hacia aquellos sectores con mayor proyección de futuro. Y para empujar en este sentido, se elaborará un plan de formación de directivos para el cambio de modelo productivo, la transición ecológica y sectores emergentes. Igualmente se desarrollarán planes territoriales y locales de transformación productiva y líneas de financiación a emprendedores.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Aa
A Favor
En Contra

Qe guai, y despues de tanto d nada, algo en concreto y real ? Beneficios fiscales, atraccion d inversion, bonificación a la contratacion ? Lineas de credito pa nuevas empresas y actuales ? Qe mier.. d gobierno sinceramente

Puntuación 8
#1
miguel
A Favor
En Contra

Si se ayuda a un colectivo y al resto no, eso se llama discriminación y es ilegal e inconstitucional y la justicia lo permite. Las ayudas tienen que ser iguales para todos y no solo para algunos.

Puntuación 11
#2
Robespierre
A Favor
En Contra

Otro pufo como las ayudas a la formación de Andalucía ,ayudas a parados y demás dinero que se pierde entre sindicatos y empresas creadas por ellos mismos para estos fines.

A las mariscadas compañeros

Puntuación 7
#3
Puaggg
A Favor
En Contra

Seguro to ira todo a los africanos ilegales de las Islas Canarias

Puntuación 5
#4