Economía

Sánchez se camufla ante la UE con un 'pacto' de Presupuestos con Ciudadanos

  • Tampoco descarta que Esquerra pegue la espantada presupuestaria
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Imagen: EFE

El pasado miércoles, el presidente del Gobierno, ya en la réplica a Pablo Casado de la sexta prórroga del estado de alarma, le espetaba al líder de la oposición pontificando que "tiempo habrá de elecciones, por lo que ahora vamos a estar cuatro años de gobierno y de legislatura. Se acabó el berrinche, vamos a gobernar", describía.

Aunque el futuro de Sánchez va ligado a la evolución de la crisis económica y al horizonte judicial que se avecina, cierto es que el presidente se encontró cómodo este miércoles, porque llegó al Congreso con la difícil ecuación de los votos de ERC, más los de Ciudadanos, dos enemigos irreconciliables hasta esta semana.

En Moncloa valoran la recuperación de un socio prioritario como Esquerra, al que consideran imprescindible para elaborar y aprobar los Presupuestos de 2021. Pero tampoco le hacen ascos al cambio de timón que se ha autoimpuesto la dirección nacional de Ciudadanos, prestándose a apoyar de manera consecutiva las sucesivas prórrogas, y ahora, abriéndose a negociar las cuentas públicas de 2021 si "contemplan medidas adecuadas para una angustiosa situación económica", dice Carlos Carrizosa, diputado de Cs en el Parlamento catalán.

En Moncloa se relamen al pensar que podrían contar con un socio de corte liberal, lo que está muy bien visto por la Comisión

La propuesta de la formación naranja ahí queda, y aunque no gusta a la parte podemita del Gobierno de Sánchez, en Moncloa se relamen al pensar que podrían contar con un socio de corte liberal, lo que está muy bien visto por la Comisión Europea frente a los desmanes populistas de Podemos, que más que sumar restan.

El Ejecutivo de Sánchez –que sabe que estos Presupuestos, los de 2021, son necesarios para su supervivencia política– tampoco descarta que Esquerra pegue la espantada presupuestaria como ya hizo en 2019, provocando unas elecciones generales después de aupar a Sánchez en la moción de censura contra Rajoy, justo ahora hace dos años. Esquerra tiene unas elecciones en Cataluña a corto plazo –puede que se celebren a finales de año, o principios del siguiente–, y no ignora que los pactos con Sánchez pueden acabar perjudicándole en sus proyecciones electorales.

Y en esta geometría variable, fuentes del Gobierno aplauden que Ciudadanos se abra a negociar, y se aprecia en ellos cierto margen al entendimiento y los acuerdos. Esto explica al mismo tiempo, que un ministro comunista, como Alberto Garzón, admitiera esta semana que se sentiría "cómodo" llegando a acuerdos presupuestarios con Ciudadanos, subrayando que "es una buena noticia"que la formación naranja "abandone las trincheras".

Se habla de un pacto entre bambalinas que suponga el intercambio de la Comunidad de Madrid por el sí a los Presupuestos

Con guiños a Europa, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, también viene a señalar que España está dispuesta a recortar el gasto público y a hacer reformas, con el fin de alcanzar las ayudas de un Fondo para la próxima generación. Una política muy en la línea de Ciudadanos, y que desde Europa postula Luis Garicano, añadiendo que el Fondo de Reconstrucción "es una oportunidad para las reforma", como quiere la UE. El mensaje de Calviño, de momento sin respuesta pública de las instituciones políticas de Bruselas, se ha visto apoyado por la nueva inyección del Banco Central Europeo (BCE) de aumentar en 600.000 millones de euros más al Plan Europeo Frente a la Pandemia (PEPP en su acrónimo inglés), en un paquete de compra de deuda de hasta 1,35 billones de euros hasta junio de 2021. El efecto inmediato se ha dejado notar en una prima de riesgo controlada para España, lo que mejora sin duda su horizonte económico.

En su discurso parlamentario, el propio presidente del Gobierno se agarraba a las instancias europeas y a su alineamiento para enviar desde el Congreso un personal mensaje de adhesión, esperando que el Partido Popular se sume a esa voz común ante Bruselas, aunque solo sea para dar a entender que por su parte, el PSOE trabaja por la unidad.

Romper vetos cruzados

En ese propósito de sumar apoyos por si faltan en el minuto final, como ha pasado durante el estado de alarma, este viernes, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recordaba a ERC y a Cs que no tiene porque haber vetos cruzados. Y más en concreto, se alegraba por la disposición de la formación naranja a participar en la negociación del proyecto de Presupuestos de 2021.

La ministra de Hacienda señaló que "evidentemente es una buena noticia" y que se trata de "una expresión de responsabilidad en un momento complicado para nuestro país", por lo que les dio la "bienvenida".

Y si casar los intereses de ERC y Cs es difícil, no es más fácil conciliar los de Podemos con los del partido que dirige Inés Arrimadas. Si bien, si lo que se juega es poder continuar sentado en un sillón ministerial, las cosas cambian. En el estado de alarma Podemos no ha manifestado queja alguna por el sostén de Ciudadanos. Y en el caso del PNV, la máxima es la pragmática elevada a la enésima potencia. Los nacionalistas vascos se anticipan a la negociación de Presupuestos y ya piden a Iglesias que sepa "ceder", si lo que quiere es seguir gobernando.

Las tragaderas de Ciudadanos

Tragaderas entretanto, las de Ciudadanos. En estas últimas semanas, y bajo la premisa de ser "un partido útil", los de Arrimadas han votado a favor de las prórrogas con el trasfondo de un acuerdo entre el PSOE-UP y EH Bildu para derogar la reforma laboral; el portón giratorio de Enagás de Montilla y Blanco, el enchufazo del amigo de Pedro Sánchez, el cese de Pérez de los Cobos y, la gestión de los fondos europeos a Cataluña.

Sin ser la voz oficial del PP, pero sí un clamor entre sus filas, hay quien piensa que tras el cambio de timón de Cs podría haber un pacto entre bambalinas que suponga el intercambio de la Comunidad de Madrid por el sí a los Presupuestos. Pero este es otro cantar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud