Economía

La confianza de los inversores en la economía alemana cae con fuerza en febrero, según el ZEW

  • El potencial impacto del coronavirus aumenta los temores
  • La evolución de la 'locomotora germana' está siendo peor de lo esperado
Autor: Alamy.

Los inversores institucionales de Alemania no son muy optimistas con respecto la economía del país, la mayor potencia de la Eurozona. Según el índice ZEW publicado este martes, su confianza ha caído bruscamente en febrero sobre todo por los temores al impacto de la epidemia del coronavirus Covid-19 en China.

El índice de confianza ZEW ha bajado 18 puntos este mes respecto su lectura de enero, a 8,7 puntos. Este es su nivel más bajo desde diciembre (cuando fue de -2,1). Además, el dato ha sido mucho peor de lo esperado por el consenso de mercado, que pronosticaba un descenso limitado hasta 21,5 puntos. 

Este indicador es elaborado por el Centro de Investigaciones Económicas Europeas (ZEW, por sus siglas en alemán), de la Universidad de Mannheim, y mide el sentimiento de los inversores institucionales germanos respecto la economía del país.

En la lectura de febrero, lo que muestra precisamente es que la confianza de los inversores institucionales se está viendo mermada. Achim Wambach, presidente del ZEW, señala en nota de prensa que detrás de este menor optimismo están "los temidos efectos negativos de la epidemia de coronavirus en China en el comercio mundial".

El gigante asiático es uno de los principales 'aliados' comerciales de la mayor economía de la zona euro, por lo que las peores expectativas respecto sus exportaciones no son de ayuda. Berlín redujo un 2,2% su superávit comercial el pasado año.

"Además, a finales de 2019 y principios de 2020 se produjo un desarrollo peor de lo esperado de la economía alemana", señala asimismo Wambach.

"El desarrollo económico de Alemania es bastante frágil en este momento"

El producto interior bruto (PIB) germano se estancó en el último trimestre del año pasado, frente al crecimiento simbólico del 0,1% que esperaban los analistas. Y el banco central del país (Bundesbank) trasladó ayer que no cree que se den "signos de un cambio fundamental" en los tres primeros meses de este año.

Así, como destaca el presidente del ZEW, "el desarrollo económico [de Alemania] es bastante frágil en este momento", por lo que los inversores institucionales se muestran menos optimistas.

De esta manera, el sentimiento en cuanto a la situación actual de la 'locomotora germana' también ha empeorado. Ha descendido 6,2 puntos respecto a enero, hasta -15,7 puntos. El consenso de analistas anticipaba que se iba a situar en -10,3.

La confianza también cae respecto la Eurozona

Asimismo, la confianza de los inversores institucionales alemanes respecto a la economía de toda la zona del euro ha bajado, pero un poco menos. En concreto, descendió a 10,4 puntos, es decir, 15,2 puntos por debajo de la lectura de enero.

El indicador de la situación económica actual en la Eurozona en febrero se ha mantenido casi constante, en un nivel de -10,3 puntos, o lo que es lo mismo, 0,4 puntos menos que en el primer mes del año.

El PIB de la zona euro creció un 1,2% a lo largo de 2019, lo que supone su menor crecimiento en siete años.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin