Banca y finanzas

El Sabadell prepara ventas parciales de filiales para no ampliar capital

  • La financiera, la gestora y la aseguradora, en el punto de mira
  • Oliu ve la caída bursátil un problema generalizado del sector
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell

El Banco Sabadell enfrenta este año entre uno de sus principales retos elevar el ratio de capital, denominado en la jerga financiera CET1 fully loaded, hasta acercarlo al 12%, frente al 11,1% con el que cerró 2018, y conseguir ganarse la confianza del mercado. La consecución de este objetivo adelantaría la meta que el banco se marcó en el Plan Estratégico 2018-2020 de obtener un ratio del 12% en el último año de dicha hoja de ruta. Sin embargo, los mercados tienen dudas y algunas analistas ya han apuntado a la necesidad de la entidad de ampliar capital, opción que el presidente de Sabadell, Josep Oliu, rechazó de pleno el pasado miércoles en un encuentro con la prensa en Alicante.

Oliu tiene otros planes para impulsar la ratio de capital del grupo que pasan por "alianzas estratégicas con socios de referencia que nos permitan optimizar el capital", tal y como ha asegurado hoy en su discurso en la Junta de Accionistas celebrada en Alicante. Entre las potenciales compañías del banco para llevar a cabo ventas de parte de su participación a terceros están la firma de seguros, la gestora de activos o la compañía de créditos al consumo. De hecho, fuentes financieras indican que Sabadell es uno de los pocos bancos que carece de alianzas en el negocio de renting, que se enmarca dentro de la financiera, apuntando a un posible acuerdo en este segmento.

Sabadell también adelantó el pasado mes de febrero la intención de continuar la venta de negocios no esenciales del grupo como hizo el año pasado con Solvia Servicios Inmobiliarios, su gestora de activos inmobiliarios. La venta de esta operación al fondo Intrum por 300 millones de euros le generó una plusvalía de 138 millones. El cierre de la operación supondrá un incremento del ratio capital del banco de 15 puntos básicos, por lo que junto a la liberación de APRs derivados de las ventas de activos improductivos, situarán el ratio proforma del capital del banco a 2018 en el 11,3%.

En esta misma línea, el banco anunció el pasado mes de febrero que había iniciado un proceso competitivo para la venta del cien por cien de la promotora Solvia Desarrollos Inmobiliarios (ahora bautizada SDIN). Oliu aseguró el pasado miércoles que aún no hay ninguna decisión tomada respecto a su venta, aunque otras fuentes aseguran que hay mucho apetito al respecto.

Caída del valor bursátil

Oliu explicó durante su discurso que a lo largo de 2018 ha habido varios factores que han impactado en el valor bursátil de las entidades bancarias españolas. Así, destacó que a la medida del Banco Central Europeo de postergar la subida de los tipos de interés "condicionada por una inflacción todavía reducidad" que golpeó al parqué, hay que sumarle las incertidumbres políticas y jurídicas acaecidas en los últimos meses. Entre ellas, remarcó el auge de las políticas proteccionistas de EEUU que suponen un riesgo para el desarrollo de las exportaciones y las dinámicas del crecimiento mundial, y en el marco jurídico, aludió a la incertidumbre generada por el Tribunal Supremo respecto al impuesto de Actos Jurísicos Documentados (IAJD).

Por otro lado, el presidente de Sabadell también recordó que el banco ha reforzado su estructura organizativa redefiniendo la delimitación de funciones entre Oliu y el consejero delegado, Jaume Guardiola, de modo que el segundo agrupará todas las funciones relativas a la gestión y el negocio, incluyendo la dirección financiera y presidirá el comité de dirección. El presidente mantendrá las funciones ejecutivas, pero centrará su labor en las derivadas de la presidencia del consejo y de la comisión delegada.

La Junta de Accionistas ha aprobado el nombramiento de David Vegara como responsable de riesgo, que asume funciones ejecutivas. En materia de dividendo, se ratificó la distribución de 0,03 euros por acción en efectivo a cargo de los resultados de 2018. La retribución total al accionista supone un pay-out del 51%.

Finalmente, en materia de retribuciones, los accionistas aprobaron limitar que el salario variable pueda superar hasta un máximo del 200 por cien al sueldo fijo.

Negocio bancario

El consejero delegado, Jaume Guardiola, destacó ante los accionistas la evolución del negocio del grupo a lo largo de 2018. El ejecutivo hizo especial hincapié en la labor que está realizando el banco en digitalización y apuntó que una cuarta parte de los préstamos al consumo ya se comercializan por los canales digitales. Guardiola explicó que los principales desarrollos realizados en 2018 se han centrado en la simplificación y la mejora de la propuesta de valor para el cliente, la ampliación de la oferta digital, las inversiones estratégicas en empresas tecnológicas y el uso inteligente de los datos. "Precisamente, gracias al uso inteligente de los datos, en 2018 hemos generado cerca de 20 millones de impactos comerciales personalizados al cliente", aseveró.

Respecto a la filial británica TSB, que vivió en 2018 una crisis tecnológica que acabó lastrando las cuentas del grupo, minando un 54% su beneficio, Guardiola aseguró que el banco británico "ya ha mostrado que está retomando un pulso comercial habitual". El saldo neto de clientes que han vuelto o abren una nueva cuenta bancaria ha vuelto a ser positivo, tal y como sucedía antes de la migración de la plataforma tecnológica. "Otro ejemplo es que en diciembre TSB alcanzó su récord semanal histórico en solicitudes de hipotecas", dijo. El consejero delegado manifestó que la nueva plataforma, llamada Proteo4UK, permitirá a la entidad dar un salto de eficiencia y ofrecer una experiencia de cliente mejorada.

La nueva consejera delegada de Sabadell Debbie Crosbie aterrizará en la entidad a inicios de mayo y, entre sus primeras labores, está la elaboración de un nuevo Plan Estratégico para la filial que se presentará entre finales del tercer trimestre e inicios del cuarto. El banco prevé alargar un año la consecución de los objetivos para su filial que se marcaron en el Plan Estratégico 2018-2020. TSB perdió 240 millones a cierre de 2018, tras el coste extraordinario de 460 millones que asumió Sabadell por los problemas causados por el cambio de la plataforma tecnológica.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

aghhh
A Favor
En Contra

chirris chirrichas karrachupp!!!

Puntuación -2
#1
Fed
A Favor
En Contra

V2.0 de popular

Puntuación 1
#2
josti
A Favor
En Contra

kriskraskroossssttt!!!

Puntuación -3
#3
Usuario validado en elEconomista.es
thx2000j
A Favor
En Contra

Sabadell cuidado que ana patricia de las caridades anda por hay con otro euro para comprar

Puntuación 2
#4
Aitore
A Favor
En Contra

Se viene el "Gran Banco Catalán". El ERE de CaixaBank...aten cabos. Distraen con otros nombres, pero....no hay más ciego que el que no quiere ver.

Puntuación 5
#5