Banca y finanzas

El crédito a las empresas se encarece hasta un 22% en el año por el euríbor

  • El tipo más alto, para financiar entre 250.000 euros y un millón, sube al 2,56%
  • La banca tiene 370.000 millones de préstamos a firmas a variable y corto plazo
  • El Banco de España alerta del aumento de vulnerabilidad financiera en las firmas
Varias sucursales en una calle.

Crece la presión financiera para las empresas por el aumento de los tipos de interés, y con éstos, del euríbor. El interés medio del crédito a empresas se ha encarecido entre un 11% y un 22% en lo que va de año, dependiendo del volumen de financiación concedida. Concretamente, para los préstamos de hasta 250.000 euros, el tipo medio ha subido a lo largo de este ejercicio un 11% hasta situarse en el 2,56%. Para los créditos de entre 250.000 euros y un millón, se ha encarecido un 19,4%, rozando el tipo el 1,7%. Finalmente, para créditos superiores a un millón de euros, el tipo se ha encarecido hasta un 22%, situándose de media en el 1,37%.

En la actualidad, el saldo de crédito vivo que tiene prestado la banca a las empresas es de 561.000 millones de euros, según los últimos datos a cierre del primer trimestre del año que publica el Banco de España. De este volumen de financiación, un tercio está referenciado a tipo fijo, otro tercio a variable y el tercer tercio son préstamos de corto vencimiento, que habitualmente son los que superan el millón de euros, según informan las fuentes financieras consultadas. Por tanto, la subida del euríbor afecta a entorno un 66% de la cartera de préstamos a empresas. Y de una forma mucho más rápida que a las hipotecas.

El segmento que va a notar la subida de tipos de forma más alta son las empresas con financiación a corto plazo porque la traslación de las variaciones en los tipos de interés de mercado al coste medio de la deuda es relativamente rápida. En el caso de las hipotecas, la repreciación del préstamo se hace una vez al año o, a veces dos, en función de la entidad.

Tramo más demandado

Precisamente, el tramo donde más se han encarecido los intereses de los préstamos (hasta un 22%) es el más demandado, el que supera el millón de euros de financiación y tiene un vencimiento más corto. Atendiendo a las cifras de la nueva financiación concedida por la banca el año pasado a las empresas, el 49,48% del total fue a préstamos por un importe superior al millón de euros; el 38,49% fue para créditos de hasta 250.000 euros y el restante 12% fue para aquellos que oscilan entre los 250.000 euros y el millón.

La subida de los tipos de interés ha tenido un impacto notable en el euríbor a tres meses, el que se utiliza como referencia para la repreciación del crédito a empresas, en lugar del euríbor a 12 meses que es el que se usa en el caso de las hipotecas a variable. El euríbor a tres meses ha subido un punto porcentual en lo que va de año. El indicador se situaba a cierre de diciembre en negativo, en el -0,572%, y ocho meses después está en positivo, en el 0,582%. Y apunta a seguir subiendo.

El Banco Central Europeo (BCE) realizó la primera subida de los tipos de interés el pasado mes de julio, con el objetivo de frenar la inflación de la zona euro y situarla en el 2%, frente al nivel del 8,9% en el que se situó en julio. Este alza de tipos fue de 0,5 puntos porcentuales y animó la subida del euríbor, que ya venía desde febrero dando pasos hacia adelante tras los primeros anuncios del BCE de subir tipos este año. Ahora, el supervisor europeo prepara una nueva subida, que los analistas creen que será de otros 0,5 puntos, que seguirá empujando hacia arriba al indicador.

Preocupación del supervisor

El Banco de España ya ha dado las primera voz de alarma sobre el impacto que la subida de tipos tendrá sobre la carga financiera de las empresas. El supervisor nacional avisa de que el aumento de los tipos de interés, sobre todo si es más rápido de lo que se prevé, podrían incrementar el porcentaje de empresas con elevada presión financiera. No obstante, matiza que bajo el escenario central de prolongación de la recuperación económica, las vulnerabilidades tenderían a reducirse. "En la financiación bancaria empresarial predominan los préstamos con vencimiento a corto plazo o a tipo variable, por lo que la traslación de las variaciones en los tipos de interés de mercado al coste medio de la deuda es relativamente rápida", señala el organismo.

A la presión del mayor coste del crédito para las empresas se suma el aumento de los costes de producción asociados al repunte del precio de la energía que podrían contribuir también a un deterioro de la situación económica y financiera de algunas compañías. Según el Banco de España, este impacto se producirá tanto si las empresas trasladan a sus clientes el alza de costes, ya que sus ventas podrían resentirse, como si no lo hacen porque sus márgenes se contraerán. En los dos casos, señala el organismo, se reducirán los beneficios empresariales y, como consecuencia de ello, algunas compañías podrían pasar a situarse en una situación de vulnerabilidad financiera.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

YA BASTA
A Favor
En Contra

Se han hinchado a regalarles dinero público que es NUESTRO a las empresas.

YA BASTA! QUE SE APAÑEN COMO PUEDAN!

SI NECESITAN DINERO, QUE VAYAN AL BANCO COMO TODO EL MUNDO

Puntuación 0
#1