Redactor de Internacional. Aprendí a cubrir economía en Argentina, aunque mi pasión siempre ha estado en Reino Unido y EEUU, en las que me centro actualmente, porque si algo no son precisamente estos dos países es aburridos. Estudio sobre el bitcoin y el universo de ideas y fraudes que ha crecido alrededor en mis ratos libres.

Lo había vendido como un mero 'evento fiscal', no como unos presupuestos propiamente dichos. Pero las Cuentas anunciadas por el Gobierno británico este viernes pueden convertirse en un evento histórico, con todas las letras. La segunda mayor rebaja de impuestos de la historia del Reino Unido, un estímulo de 165.000 millones anuales durante dos años financiado casi íntegramente a base de deuda, ha desatado una carrera en los mercados para huir de la libra. No hay vuelta atrás: o el experimento sale muy bien, o Liz Truss se arriesga a sufrir una derrota catastrófica en dos años y dejar un agujero fiscal exorbitante a sus espaldas.

Reino Unido ha optado por una solución polémica frente a la crisis energética que atraviesa Europa: levantar el veto al 'fracking'. La fracturación hidráulica estaba prohibida en el país desde 2019 debido a la polémica que suscita debido a problemas medioambientales como movimientos sísmicos y contaminación. Otros países como Francia o España también lo han prohibido. Sin embargo, desde Downing Street han desenterrado esta práctica debido a que fortalecer el suministro energético es "una prioridad absoluta".

La lista de problemas judiciales para el expresidente de EEUU Donald Trump no deja de crecer. Este miércoles, la Fiscalía de Nueva York anunció una querella civil contra el exmandatario, sus hijos y su empresa, la Organización Trump, a la que acusa de "numerosos actos de fraude y afirmaciones falsas" en sus documentos financieros. Los fiscales reclaman una multa de 250 millones de dólares para su firma y la prohibición de operar en Nueva York.

La previsión de los directivos de la Fed sobre los tipos para los próximos años, el llamado 'dot plot', ha sentenciado definitivamente la previsión de su presidente, Jerome Powell, de que los tipos terminarían el año sobre el 3,5%. Con la subida anunciada hoy, de 75 puntos básicos, también han crecido las expectativas para final de año: los directivos del banco central ahora esperan cerrar 2022 entre el 4 y el 4,25%.

La Fed sigue el rumbo que había fijado en las anteriores reuniones. El banco central estadounidense ha anunciado una subida de tipos de 75 puntos básicos, hasta el nivel de 3%-3,25%, la tercera subida consecutiva de este ritmo. La medida fue aprobada por unanimidad.

Uno de los objetivos fundacionales de las criptomonedas es la descentralización: las operaciones no estarían certificadas por unos pocos bancos, sino por millones de personas independientes, lo que haría más difícil que conspiraran para crear un oligopolio y manipular las operaciones a su favor. Pero Ethereum, tras completar su revolución de esta semana, ha dado un paso hacia la recentralización: apenas cuatro firmas controlan casi el 60% del mecanismo de validación de la criptomoneda, abriendo la puerta a ese temor de un posible oligopolio.

Han pasado más de seis meses desde que Putin ordenó ejecutar una 'operación especial' contra Ucrania que cambiaría el mundo. En un primer momento, la mirada de Occidente y de las grandes potencias se posó en la aislada Venezuela. Con los precios del crudo por las nubes, conquistando los 120 dólares por barril, la posibilidad de un incremento récord de las exportaciones del país latinoamericano para abastecer a un mundo seco de petróleo se presentaba como una oportunidad histórica para que Maduro cambiase el destino de su país, hundido económicamente y que ya ha perdido un 70% de su PIB en la última década.

La Reina Isabel II ha fallecido este jueves, a los 96 años de edad, en el Palacio de Balmoral (Aberdeenshire, Escocia). La monarca llevaba meses en reposo, apenas había participado en las celebraciones de sus 70 años en el trono y no había asistido a la apertura de la nueva sesión del Parlamento el pasado mes de mayo, la primera vez que eso ocurría en su reinado. Este mismo martes, la Reina pidió a la nueva primera ministra, Liz Truss, que se desplazara hasta Escocia para jurar su cargo, ante la incapacidad de desplazarse ella misma hasta Londres.

Aunque el gran anuncio será este jueves, la flamante primera ministra británica, Liz Truss, ha avanzado este miércoles que las ayudas que planea aprobar para reducir el precio de la electricidad no se pagarán con un impuesto a las ganancias caídas del cielo de las eléctricas.

La hasta ahora ministra de Exteriores británica, Liz Truss, será la nueva primera ministra británica. Este martes irá al palacio de Balmoral, en Escocia, a recibir el encargo de la Reina Isabel II de formar un nuevo Gobierno, convirtiéndose en la 15ª persona distinta que recibe esa oferta en su reinado. Con las encuestas en contra y sin el apoyo abrumador que se esperaba entre sus filas -recibió el 57% de los votos, el menor margen de victoria de un líder 'tory' desde que hay una votación directa de la militancia-, Truss intentará cuadrar el círculo del 'johnsonismo sin Johnson' en los menos de dos años que quedan para las próximas elecciones.