Vicente Nieves

Redactor de elEconomista.es
El golpe de Boeing al PIB de EEUU

Aún queda mucho tiempo para que se publique la estimación del crecimiento de la economía de EEUU en el primer trimestre de 2020, pero todo hace presagiar que unos cuantos aviones van a lastrar el PIB de la primera potencia del mundo. La paralización en la fabricación del Boeing 737 MAX será un bache para la producción (sinónimo de PIB) de EEUU. Analistas y economistas prevén un lastre de entre 0,4 y 0,6 puntos porcentuales sobre el crecimiento, que podría caer hasta el 1,3%, lo que sería el peor primer trimestre desde 2014.

Materias primas

Si la Cuenca Pérmica, establecida entre Texas y Nuevo México, fuera un país independiente y formase parte de la OPEP, sería el segundo mayor productor de petróleo del cártel y ocuparía el cuarto puesto a nivel mundial. Esta formación rica en shale oil (petróleo de esquisto) está produciendo en el mes de enero 4,742 millones de barriles por día (mbd), superando por primera vez el bombeo de Irak, que se sitúa en los 4,65 mbd. Una composición geológica muy favorable y las mejoras en las técnicas para extraer petróleo han convertido a esta región en el cuarto productor de crudo a nivel mundial (si fuera un país) solo por detrás de EEUU, Rusia y Arabia Saudí.

Economía

El informe anual del Tesoro de EEUU presentado al Congreso este mes ha gozado de gran protagonismo por oficializar la salida de China de la lista de países considerados 'manipuladores' de divisas. Más allá de este movimiento, que podría agilizar las negociaciones comerciales entre ambas potencias, el Tesoro ha querido dejar claro que no solo China es culpable del elevado déficit comercial de EEUU. Otros países como Alemania también están contribuyendo a ese desequilibrio en la balanza comercial que obsesiona a Donald Trump y su administración. El documento cree que el país europeo goza de un tipo de cambio infravalorado e implementa una política fiscal que no ayuda ni a reducir la brecha comercial, ni a estimular el crecimiento económico ni elevar los tipos de interés reales. EEUU pide a Alemania mayor gasto público y una bajada de impuestos para estimular el crecimiento y la inversión.

Materias primas

Las reservas probadas de petróleo en EEUU se han multiplicado por más de dos en los últimos diez años. A primera vista parece algo imposible, pues el petróleo tarda miles de años en generarse en el interior de la tierra a través de la transformación de restos animales, sedimentos... pero no lo es para los datos de reservas. En realidad, el petróleo total bajo el subsuelo no ha cambiado en los últimos diez años, lo que ha cambiado es la cantidad que se puede extraer. El avance de la tecnología y la creciente productividad permiten, ahora, rentabilizar una mayor parte del crudo que aún no se ha extraído. Por otro lado, las nuevas técnicas también están permitiendo a las perforadoras y petroleras americanas llegar más lejos con menos y hacer más eficiente el proceso de la extracción de crudo.

Vídeo y fotografías

Que el barril de Brent se encuentre revoloteando alrededor de los 50 dólares no es una casualidad. Es el signo de que una innovación puede cambiar el equilibrio geopolítico del mundo tal y como lo conocemos, explica el profesor del IESE, Mike Rosenberg. Así funciona el 'fracking' o fracturación hidráulica, la innovadora técnica que ha empujado a EEUU a salir de la recesión y que ahora puede empezar a 'tirar' del mundo gracias al incentivo de un combustible más barato. El precio del petróleo seguirá bajando ante el exceso de oferta y reservas.

Materias primas

Las reservas probadas de petróleo en EEUU han subido un 12% en la última revisión realizada por la Agencia de la Energía de EEUU (EIA por sus siglas en inglés), cuyos datos pertenecen a diciembre de 2018. La revisión muestra que la mayor potencia económica del mundo alberga 43.800 millones de barriles de petróleo crudo, frente a los 39.200 millones de la estimación anterior. Este cambio se debe, sobre todo, a la extensión de los proyectos ya activos y por nuevos descubrimientos de pozos de petróleo.

La industria y la automatización

En las últimas décadas han desaparecido millones de trabajos en la industria de los países desarrollados. Este descenso se suele asociar directamente con la globalización y la 'fuga' de esos empleos a países con unos costes laborales más bajos, principalmente en Asia. Esta asociación ha sido una de las causas que ha impulsado el auge de los partidos y políticos populistas en varios países de Occidente que ahora están implementando políticas proteccionistas en un intento por devolver a sus países la industria perdida. Sin embargo, esta hipótesis predominante no es la más importante ni la principal causante de la decadencia del empleo en la industria en Europa o EEUU: la tecnología, la automatización de los procesos y el descenso del precio relativo de los bienes industriales parecen ser las causas principales. No obstante, este es un camino que ahora empiezan a recorrer otros países (pobres hace pocos años) que están sufriendo lo que se conoce como una 'desindustrialización prematura'. El empleo en la industria parece condenado a perder peso sobre el empleo total a nivel mundial.

economía

La afiliación sindical en España ha caído a su nivel más bajo en 30 años. Este desapego de los trabajadores respecto a los sindicatos se produce junto al auge de la desigualdad económica dentro de los países, una de las grandes preocupaciones de la sociedad actual. Aunque la creciente desigualdad salarial y de rentas en las últimas décadas parece ser producto de causas estructurales (tecnología, globalización...), la perdida de poder de los sindicatos podría estar agudizando esta tendencia. Los deciles de salarios más bajos suelen beneficiarse de la cobertura sindical y de las negociaciones colectivas en mayor proporción que los trabajadores cuyos salarios se encuentran los deciles más altos.