Secretario general de UGT

La cruenta invasión de Ucrania por parte de Rusia va a marcar un antes y un después en el devenir económico, político y social de Europa, generando en el corto plazo una quiebra en el proceso de recuperación que habíamos emprendido tras la pandemia de la Covid 19.

Especial XV Aniversario

El último decenio ha sido muy duro, económica y socialmente. Hemos encadenado dos crisis consecutivas. Llegan a la edad adulta jóvenes que solo han vivido en época de crisis. Estos 10 años -que El Economista que cumple 15 ha vivido en primera línea- han cambiado muchas cosas. Han sido los años de los recortes, las reformas laborales y la austeridad… pero también de la revuelta feminista y ecologista de los jóvenes, del 15M que ha existido con impacto real, y sobre todo, ha modificado la manera de ver la economía, también en la ciudadanía.

El secretario general de la UGT rescata una de sus obras de cabecera en un momento que considera de gran idoneidad: 'El capitán en el siglo XXI', de Thomas Piketty. En la obra, el autor francés, además de realizar un análisis del sistema económico, plantea unas propuestas claras.

Hoy volvemos a celebrar el Primero de Mayo, día internacional de los trabajadores y trabajadoras, en un momento esperanzador. Empezamos a ver la luz al final del túnel de una pandemia que ha dejado dolor, enfermedad, muerte y destrucción durante más de un año. Un año en el que millones de trabajadores y trabajadoras de los llamados sectores esenciales, desde la sanidad hasta la limpieza, de los transportes al comercio, de la agricultura a la industria, desde la comunicación a la seguridad, cuidaron de todos nosotros. Este 1 de Mayo debe ser un reconocimiento a todas esas personas. Pero ese reconocimiento debe ser explícito y, como dice nuestro lema de este año: ahora toca cumplir, porque este país está en deuda con su gente trabajadora.

Los principales organismos de predicción estiman un retroceso del PIB en nuestro país en el entorno de un 8-10% en 2020, como consecuencia de la emergencia sanitaria, económica y social derivada de la Covid-19. Ante este escenario, conviene reflexionar sobre cómo se gestionó la pasada crisis económica y en qué punto se sitúan las empresas y los trabajadores para afrontar los nuevos desafíos a corto y medio plazo, a fin de evitar nuevos errores y agravar la precaria recuperación de estos últimos.

opinión | Pepe Álvarez, secretario general de UGT

Celebramos el 1 de Mayo en un momento en el que el Producto Interior Bruto (PIB) de España crece a ritmos del 3 por ciento, las empresas generan cada vez más beneficios, reparten más dividendos y suben los salarios de sus directivos. Esta es una realidad.