Aragón

UGT y CCOO "recuperan" el Primero de Mayo en la calle para reclamar la puesta en marcha de la agenda social "pendiente"

Zaragoza

UGT y Comisiones Obreras (CCOO) "recuperan" este Primero de Mayo la calle --después de que en 2020 por la pandemia este día se tuviera que conmemorar de forma telemática-- para reclamar la puesta en marcha de la agenda social "pendiente". Las centrales sindicales recordarán al Gobierno central que el país está "en deuda con su gente trabajadora", por la labor realizada durante la crisis sanitaria.

Los distintos actos que han organizado los sindicatos han sido presentados este martes, en una rueda de prensa, por los secretarios generales de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, y CCOO-Aragón, Manuel Pina. El lema de este año será 'Ahora toca cumplir', en referencia a todas las negociaciones que los agentes sociales estaban desarrollando con el Ejecutivo central antes de la llegada de la pandemia.

Daniel Alastuey ha incidido en que los sindicatos han decidido "volver a la calle" este año después de que el anterior esta jornada se tuviese que realizar de forma telemática para evitar la propagación de la COVID-19, y ha asegurado que las centrales sindicales han sido muy prudentes y que respetan todas las medidas sanitarias dictadas por las autoridades.

Ha considerado que este Primero de Mayo hay que acordarse de las víctimas de la COVID-19 pero también "de que los trabajadores han sido esenciales, y no solo los que a veces se califican como tales". Todos han contribuido durante este tiempo, "sobre todo en los primeros momentos", a mantener "la vida del país".

Además, ha puesto de relevancia el papel de los delegados de prevención de los sindicatos los que, en un primer momento, buscaron soluciones para que el país no se bloqueara. "Hubo confinamiento pero no paralización económica y eso fue gracias a los trabajadores, y por eso queremos hacerles un homenaje".

"Ha sido un año durísimo para todos, en el que los sindicatos nos hemos dedicado a negociar con los distintos gobiernos todas aquellas medidas que nos parecían necesarias para salvaguardar la salud y la economía". Ha esgrimido que herramientas como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) o el ingreso mínimo vital (IMV) han permitido salvaguardar la situación.

Pero eso no quiere decir que los sindicatos hayan dejado atrás sus reivindicaciones: "Es fácil olvidar que veníamos de la crisis de 2008 que todavía mantenía heridas abiertas y las reivindicaciones que teníamos, pero siguen absolutamente vigentes, solo las habíamos apartado para negociar lo más esencial".

Alastuey ha señalado que parece que el país ya está en el camino de salida "de lo más duro de la crisis sanitaria y económica", por lo que es "el momento" de "volver a la agenda social". Ha recordado que, con esta petición, desde febrero UGT y CCOO se han concentrado los días 11 de cada mes.

En este contexto, los sindicatos llevarán a la calle este Primero de Mayo las mismas tres reivindicaciones que han protagonizado las citadas protestas --la subida del salario mínimo interprofesional y las derogaciones de la última reforma laboral y de la reforma de las pensiones--, pero además sumarán algunas más.

En concreto, reclamarán acabar con la "excesiva" dualidad y con "la precariedad exagerada" del mercado de trabajo, reformar las políticas activas de empleo, que los ERTE y medidas de flexibilidad permanezcan en la legislación como herramienta para impedir que las empresas recurran al despido en momentos de crisis, que se reforme el desempleo para incrementar la tasa de cobertura de parados, la puesta en marcha de una ley de igualdad salarial y un plan de choque contra la siniestralidad.

Alastuey ha recordado que el Gobierno central ha llevado "de una u otro forma" todos estos asuntos en su programa, por lo que ha considerado que "lo lógico" es que se siente a negociarlas.

A estas reivindicaciones, ha añadido que la crisis de la COVID-19 ha descubierto que los servicios públicos están "en los huesos" por las medidas de recortes que se tomaron por las políticas de ajuste contra la crisis de 2008. Ha incidido en que hay que recuperarlos.

Además, ha sostenido que este país tiene que hacer "una verdadera reforma fiscal" que sea progresiva. "Es insoportable que año tras año, sigamos recaudando 5 ó 6 puntos por debajo de la Unión Europea".

"Los trabajadores han sido los que han sostenido este país en el momento más duro de la crisis sanitaria, por lo que tienen que participar en el nuevo modelo de sociedad que tiene que salir fruto de las ayudas europeas", ha apostillado.

Fondos europeos

El secretario general de CCOO-Aragón, Manuel Pina, ha señalado que a través de los fondos europeos para la reconstrucción 'Next Generation' se está diseñando el futuro del país: "Son muy importantes no tanto para la recuperación sino para transformar el modelo productivo y económico".

Ha comentado que, para ello, se requiere un marco laboral "más moderno, con más derechos y con mejores condiciones", algo que tienen que estar "en el cogollo de la aplicación y gestión de los fondos europeos".

Por otra parte, ha mencionado que el país está haciendo "un esfuerzo brutal" por sostener a las empresas, pero siguen apareciendo declaraciones de representantes de organizaciones empresariales exigiendo ayudas a la vez que piden la reducción de impuestos o dicen que no se pueden subir los salarios.

"No sé si algún empresario se cree que el dinero llueve del cielo, acaba saliendo de los impuestos que pagamos entre todos, no sé si solo pretenden que salga de los trabajadores. Hay que exigir a las empresas que tengan responsabilidad social, que tiene que ver con el esfuerzo que todos hemos hecho se vea en esa modernización de las relaciones laborales y en la mejora de las condiciones", ha aseverado.

En este punto, Pina ha reclamado a las organizaciones empresariales potenciar el diálogo y alcanzar un nuevo Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que facilite el desarrollo de los convenios colectivos.

Actos

Los actos del Primero de Mayo de este año empezarán a la 9.00 horas en Mallén (Zaragoza) con un homenaje a los fusilados durante la Guerra Civil Española en el monolito del cementerio, y a las 11.00 horas, con una concentración en el monolito a los maquis del cementerio de la localidad turolense de Andorra.

La protesta que otros años ha recorrido las calles de la capital oscense con motivo de esta jornada, este año se lleva a Monzón, con el objetivo de apoyar a los trabajadores de FerroAtlántica del Cinca que están negociando con la empresa un expediente de regulación de empleo (ERE) que podría afectar a 63 de sus casi 140 empleados. Así, se empezará con una concentración a las 11.30 horas en la portería de la factoría que continuará con una manifestación, a partir de las 12.00 horas, por el Camino del Aciprés hasta la plaza Mayor.

A las 12.00 horas comenzarán los actos en la capital turolense y en la zaragozana. En el primero de los casos consistirán en una concentración en la plaza de la Catedral y, a las 13.00 horas, un homenaje a los fusilados durante la Guerra Civil en los pozos de Caudé.

Por su parte, en Zaragoza la manifestación empezará frente a la sede del Gobierno de Aragón, en el paseo de María Agustín, y llegará hasta la plaza de Paraíso, donde se leerá el manifiesto.

Manuel Pina ha concretado que se ha cambiado el recorrido de alguna de las protestas para cumplir con la distancia y las medidas sanitarias para evitar que haya contagios. "Este Primero de Mayo queremos volver a las calles, respetando las recomendaciones y la seguridad para los asistentes", ha apostillado. En este punto, Daniel Alastuey ha asegurdo que "habrá menos aglomeraciones que en la zona del Tubo de Zaragoza".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin