Ken Fisher

Presidente de la junta de Fisher Investments Europe
Ken Fisher

Turquía mantiene al mundo en vilo desde mediados de agosto debido a la caída en picado de la lira y a las turbulencias que atraviesa su mercado bursátil. ¿Se globalizará la enfermedad turca? ¿Infectará a Europa? ¿Contagiará a los bancos españoles, en teoría vulnerables? La respuesta a las tres preguntas es no: los problemas de Turquía se limitan a dicho país, demasiado pequeño como para que se extiendan más allá de sus fronteras. O sea, es una buena oportunidad para comprar. Aprovéchela para adquirir títulos de calidad de bancos de la eurozona y otros que le parezcan atractivos que coticen en la actualidad por debajo de su precio normal.

Ken Fisher

Con el crecimiento actual del PIB mundial, la moderada inflación y la expansión monetaria, así como el rápido desarrollo de la tecnología de extracción del crudo, el petróleo ya no tiene capacidad para hacer tambalearse a la economía mundial.

Opinión

Con la caída del Gobierno de Mariano Rajoy, la inestable coalición de Pedro Sánchez y el continuo sentimiento separatista, cualquiera pensaría que la política española es el gran riesgo de la eurozona. Pero no es así: Italia es la protagonista.

Ken Fisher

Los mercados nunca lo ponen fácil. A finales de febrero las acciones mundiales recuperaron más de la mitad de lo que habían perdido entre el anterior máximo y el mínimo del 8 de febrero. Los expertos celebraron el rápido repunte y se felicitaron por no haber sucumbido al pánico. Sin embargo, el presidente Donald Trump anunció nuevos aranceles y volvió a cundir el nerviosismo. Las acciones registraron un nuevo mínimo el 26 de marzo, con una bajada del 8,3% respecto al 23 de enero. Durante ese mismo intervalo, el descenso de las acciones españolas superó el 10%. De momento, este fenómeno, aunque doloroso, parece una corrección normal alimentada por los sentimientos, no por un mercado bajista. Pero, incluso aunque esté equivocado, todavía es pronto para abandonar el barco.

Opinión

Los mercados de valores mundiales están viviendo sus peores momentos desde que terminó la corrección mundial de 2016. El índice MSCI World ha perdido un 8 por ciento en solo 12 días. ¿Las acciones españolas? Han caído un 9 por ciento en 11 días. El S&P 500 estadounidense está un 10 por ciento por debajo de su último máximo. Estamos viviendo oficialmente una corrección. ¿Están los inversores asustados? De ser así, deben convirtir su miedo en optimismo. Si tiene acciones, no las venda. Si tiene dinero que quiere invertir, ahora es el momento de comprar. Los mercados alcistas normalmente no terminan así. Estas caídas suelen acabar pronto y luego empieza el repunte. Seguimos teniendo máximos por delante.

Últimos artículos de Opinión
ANALISIS
opinión
opinión