Julio Anguita

Excoordinador general de IU


Julio Anguita

Bajar a tierra, parte segunda

Comenta

Plantear la construcción de un Estado Federal en España (propuesta con la que se identifica el autor de estas líneas), obliga a enfrentarse a tres universos de contenidos: conocer muy bien la realidad a cambiar, poseer un proyecto básico y razonado para iniciar la discusión e, inexcusablemente, suscitar el apoyo mayoritario de la población. Tres condicionantes que deben ser abordados simultánea y rigurosamente. ¿Qué realidad política y jurídico- territorial tenemos en España? Con describir la situación del actual Estado Autonómico tenemos más que suficiente.

Julio Anguita

Bajar a tierra (I)

Comenta

Una y otra vez, desde formaciones políticas de la izquierda y también desde colectivos autodenominados "progresistas", se apela a la construcción de un Estado Federal como proyecto taumatúrgico para curar "los males de la patria" que diría Lucas Mallada (1821-1841), precursor de la Generación del 98. Creo que la idea federal es tan importante y de tanta enjundia que me atrevo a aportar una serie de reflexiones meramente indiciadas que puedan motivar interés por la cuestión.

Julio Anguita

Vísteme despacio

Comenta

Todos conocemos la literalidad y el significado del dicho español "Vísteme despacio que tengo prisa". Esta paradoja es equivalente al oxímoron La paciente impaciencia, con el que Tomás Borge (1930-2012), comandante de la revolución sandinista, tituló sus memorias.

Julio Anguita

El otro conflicto

Comenta

No hay, por ahora, una salida política y dialogada para el conflicto catalán. Es lo que tiene el choque de trenes que hace tiempo se veía venir y que sus respectivos maquinistas se empecinaron en no evitar. Torra sigue la senda de la tensión independentista aún a sabiendas de que no cuenta ni con la mitad de la población. Pero ha aparecido algo a lo que la burguesía catalana ha temido a lo largo de su historia: la calle incontrolada. Por ahí se irá desinflando esta épica propia de La Gatomaquia de Lope de Vega.

Julio Anguita

Villarejo el maldito

Comenta

Hay una extraña y casi unánime condena sobre el ex comisario Villarejo y sus prácticas delictivas. Una repulsa que comienza y acaba, exclusivamente, en la persona del hoy encarcelado agente de las cloacas estatales. Le ha pasado como al asesino a sueldo de una familia mafiosa que conociendo el percal y la calaña de los que alentaron, permitieron, dieron soporte orgánico a sus asesinatos y se beneficiaron de ellos, quiso instalarse por libre y fundar su propia familia.

Julio Anguita

Otro enfoque

Comenta

No hay, por ahora y me temo que por mucho tiempo una salida política y dialogada para Cataluña. Es lo que tiene el choque de trenes que hace tiempo se veía venir y que sus respectivos maquinistas no quisieron evitar. Torra sigue galvanizando y radicalizando al independentismo y Sánchez está preso de sus apoyos al 155 de Rajoy y los silencios conniventes con la judicialización del conflicto.

Julio Anguita

Ética, Política y Derechos Humanos

Comenta

El filósofo marxista polaco Leszec Kolakowsky (1927-2009) afirmaba que la Izquierda no se niega a hacer transacciones con la realidad; sólo exige que se las llame transacciones. Esto que el autor demandaba a la Izquierda debe ser a mi parecer exigible a los políticos, sea cual fuere su ideología. Es una cuestión de Ética.

Julio Anguita

Un Parlamento genuflexo y cómplice

Comenta

Yo no sé si los señores diputados de los "constitucionalistas" PP, PSOE y C's e integrantes de la Mesa del Congreso, saben exactamente la imagen de monarquía parlamentaria bananera que han transmitido al mundo. Han votado en contra de la toma en consideración de unas iniciativas parlamentarias de Unidos Podemos bajo el formato de pregunta a la ministra de Hacienda.

Julio Anguita

Morir de éxito (y III)

Comenta

Existe en la cultura de la Izquierda una extremada radicalización verbal a la hora de posicionarse ante el capitalismo. Con frecuencia el prefijo anti es usado como garantía de nuestra indudable posición contra él. Pero el problema, al menos para mí, estriba en poseer una alternativa parcial o total aquí y ahora. Quiero decir que en la hipótesis de que el capitalismo muriera de éxito como augurara el economista Schumpeter, ¿cuál sería el proyecto alternativo y en qué valores y propuestas concretas se basaría? Ese es el reto que debemos asumir aquí y ahora. Movimiento obrero, rebelión de los pueblos tercermundistas, ecología política y enfoque de género son en estos momentos, con mayor o menor capacidad organizativa y proyección social las corrientes de pensamiento y reivindicativas que pueden asumir la tarea de alumbrar una nueva situación ante el posible o ¿probable? fin del sistema capitalista. Pero semejante futurible se hará realidad si se dan dos condiciones previas.

Julio Anguita

Morir de éxito (II)

Comenta

El anuncio hecho por el economista Schumpeter (1883-1950) de que el capitalismo moriría de éxito, no parece hoy en día una hipótesis teórica o un ejercicio de alta especulación sino una posibilidad con crecientes visos de probabilidad, tal y como ya se dejó dicho en la primera entrega de este artículo. ¿Qué alternativa tenemos a esta situación que se nos puede avecinar en dos o tres generaciones aproximadamente? | Lea Morir de éxito (I).


Copyright 2006-2018, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies