Redactor en elEconomista.es para alimentación y gran consumo. Experiencia en revistas profesionales de restauración, diarios online nacionales y regionales, redacción de contenidos en páginas web y post para blogs.

A la tercera no fue la vencida y la tercera reunión en el mes de febrero del Ministro de Agricultura, Luis Planas, con las organizaciones agrarias representativas, Asaja, Coag y Upa, no ha conseguido este miércoles desactivar las protestas del campo, el cual, pese ha reconocer "avances" en la flexibilización de la Política Agraria Común (PAC), sigue insistiendo en falta de "concreción", sobre todo en temas relacionados con los seguros agrarios, la ley de la cadena alimentaria o la competencia deseal de terceros países. En consecuencia, el campo ha sido contundente: "Si no hay soluciones, habrá movilizaciones".

Las organizaciones profesionales agrarias Asaja, Coag y UPA acuden este miércoles a una nueva reunión con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para pedir medidas concretas en un plan de choque para el campo. El ministro les ha convocado, en principio, para trasladarle los términos de la reunión que mantuvo con sus homólogos europeos el pasado lunes en Bruselas, tal y como quedaron en el último encuentro la pasada semana. A su entrada, el presidente de Asaja, Pedro Barato, ha señalado la necesidad de dejarse de "enredos" y "echar balones fuera", porque hay que ir a "soluciones concretas".

El Índice General de Precios de Exportación de los productos industriales (IPRIX) registró un descenso interanual del 0,3% el pasado mes de enero, tasa que modera en nueve décimas el retroceso de diciembre, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con la caída de enero de 2024, los precios de exportación de los productos industriales encadenan diez meses consecutivos de descensos después de que en abril de 2023 entraran en negativo tras 27 meses de ascensos interanuales.

Un 26,5% de la población residente en España se encontraba el año pasado en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que supone 0,5 puntos porcentuales más que en 2022, según la Encuesta de Condiciones de Vida que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este lunes. Es el tercer porcentaje más bajo del último decenio (26,% en 2022 y 26,2% en 2019). Por el contrario, el valor más alto sigue siendo el de 2014 (30,2%). El año pasado mejoraron la tasa de riesgo de pobreza relativa y el porcentaje de población con baja intensidad en el empleo. Por el contrario, empeoró el porcentaje de población con carencia material y social severa.