Javier Nart

Abogado
Javier Nart

Contemplo con ya habitual tristeza y rechazo el bucle permanente de algunos sedicentes izquierdistas que superan sus frustraciones propias exportando sus ideales y mitos a lejanos lugares en los que fijan sus esperanzas. Que se produzcan en esos "paraísos" escandalosas violaciones de derechos humanos (¿libertad para qué?, como expuso Lenin al socialista Fernando de los Ríos) son "contradicciones secundarias".

Opinión

Durante casi medio siglo mi vida se ha desarrollado profesionalmente como abogado especialista en Derecho Penal. Habré celebrado sesenta u ochenta juicios por año. Redondeando, no menos de 3.000 vistas.

Javier Nart

A Alonso Quijano los libros de caballerías le sorbieron el seso y convirtieron su vida en una alucinante épica. Y Quijano devino Quijote. También las ensoñaciones esencialistas pueden transformar a personas admirables en esperpentos sectarios capaces de asumir lo aberrante como normal.

Opinión

Desde hace unos años para acá la mayoría de los catalanes sufrimos un "pressing por toda la cancha" de las instituciones, políticos y radio y televisión "pública" (esto es, al servicio de los independentistas), junto con los medios escritos supuestamente independientes, pero suficientemente "regados" con contratos de publicidad y subvenciones. Todo ello en aras del llamado Procés que para unos es la vía a la Tierra Prometida y para otros el camino a ninguna parte.

Javier Nart

Fidel Castro ha muerto, pero ¿significa su muerte biológica el fin de la institución, de la dictadura por él creada? El reduccionismo a lo personal, a un planteamiento "heroico" del presente y del futuro cubano es un descomunal error. Error propio de aquellos que piensan que la ideología es el sustento de la estructura social, cuando en realidad no es sino su pretexto.

Últimos artículos de Opinión