Adriana de Riva Harvey

Analista política
Tribuna

E l 6 de septiembre, Howard Schultz, ex-presidente y dueño de la cadena de cafeterías más grande del mundo, Starbucks, anunció que retiraba su candidatura a la Presidencia de EEUU. Muchos ni siquiera sabían que había iniciado su precampaña a principios de este año, ni que lo hacía en la casi desconocida modalidad de Independent. Así es. Howard Schultz, empresario dueño de una fortuna de más de 4,5 billones de dólares, y creador de una de las marcas más conocidas y admiradas mundialmente, había decidido postularse a presidente. Y lo hacía fuera de la estructura de los dos partidos que han dominado la política americana durante décadas: republicanos y demócratas.

Últimos artículos de Opinión
María Tosca
Desarrollo sostenible