Actualidad

Escalada de tensión en Taiwán: China sanciona a Pelosi, corta los contactos militares con EEUU y envía buques de guerra a la isla

  • El país asiático reacciona a la visita de la presidenta del Congreso de EEUU a Taipéi...
  • ...porque, defiende, ha amenazado "la paz y la estabilidad" de la región

Aumenta la tensión entre China y Taiwán por la polémica visita a esta última isla de Nancy Pelosi, la presidenta del Congreso de Estados Unidos, el martes. Pekín ha decidido sancionar a la política estadounidense, la tercera autoridad de EEUU, y a su familia. También ha cortado los contactos a nivel militar, judicial y climático con Washington. Y por si esto fuera poco, ha enviado buques de guerra a través del Estrecho de Taiwán, algo que no sucedía desde hace años.

La visita esta semana a Taiwán de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, duró menos de 24 horas. Pero ese fue tiempo suficiente para elevar una vez más la tensión entre el país norteamericano y China, esto es, las dos mayores potencias económicas del mundo.

Era la primera vez que un político estadounidense de su rango visitaba la isla en 25 años. El gigante asiático advirtió que llevaría a cabo medidas "contundentes" como respuesta, al entender que Estados Unidos amenaza el status quo de la región: China considera que la isla, actualmente autogobernada e independiente de facto, es parte de su territorio y confía en reunificarla en el futuro.

Así las cosas, China no solo está llevando a cabo maniobras militares cerca de Taiwán y ha impuesto sanciones comerciales a la isla, sino que ahora ha dado varios pasos más. Por un lado, ha sancionado directamente a Pelosi y a su familia, a quienes veta la entrada en el gigante asiático.

En un comunicado, recogido por El País, el Ejecutivo chino defiende que Pelosi ha interferido "gravemente" en sus "asuntos internos" y ha amenazado "la paz y la estabilidad del estrecho de Taiwán".

Cortadas las relaciones a nivel militar, judicial y climático

Es por ello que, además, Pekín ha suspendido contactos a nivel militar, judicial y climático con el gobierno de Estados Unidos. En consecuencia, el Ejecutivo chino ha cancelado la reunión de trabajo prevista entre representantes del Ministerio de Defensa chino y estadounidense.

Asimismo, ha suspendido un encuentro del Mecanismo de Consulta de Seguridad Militar Marítima de China y Estados Unidos. Y también quedan suspendidas las conversaciones sobre cambio climático, la cooperación para la repatriación de migrantes ilegales entre ambos países, la cooperación para la asistencia judicial y la lucha contra los crímenes transnacionales y el tráfico de drogas, recoge Europa Press.

Más presencia militar en el Estrecho de Taiwán

Además de las sanciones mencionadas, el Ejército de Liberación Popular chino ha enviado buques de guerra a través de la línea divisoria del Estrecho de Taiwán en la primera incursión de este tipo en años, según informa Bloomberg.

Igualmente el ejército de la potencia asiática ha enviado aviones de guerra a través de la frontera definida por Estados Unidos, según el Ministerio de Defensa de Taiwán.

"China ha optado por reaccionar de forma exagerada y utilizar la visita de la presidenta Pelosi como pretexto para aumentar la actividad militar provocadora en el estrecho de Taiwán y sus alrededores", ha declarado este viernes Antony Blinken, el secretario de Estado estadounidense.

"No hay justificación para esta extrema y desproporcionada escalada militar", ha aseverado el político estadounidense durante una cumbre en Camboya, según Bloomberg.

Un disputa "ridícula", según Pelosi

Antes de conocerse estas medidas, Nancy Pelosi ha tachado la disputa de "ridícula". "Hemos dicho desde el principio que nuestra representación aquí no se trata de cambiar el status quo aquí en Asia. Se trata nuevamente de la ley de relaciones con Taiwán y la política entre Estados Unidos y China", ha expresado la estadounidense.

Tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania el pasado febrero, Estados Unidos ha asegurado que defenderá militarme Taiwán ante una posible invasión de China. "La idea de que [Taiwán] puede ser tomado por la fuerza no es apropiada", aseguró el presidente de EEUU, Joe Biden, a finales de mayo. No obstante, la Casa Blanca desaconsejó a Pelosi que visitara Taiwán, por lo que el escenario actual le deja en una situación delicada.

Precisamente el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha destacado en plena escalada de la tensión entre Pekín y Washington que la "asociación estratégica" entre Rusia y China "es uno de los pilares del movimiento para el triunfo del Derecho Internacional".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud