Economía

China inicia unas maniobras militares históricas como aviso a Estados Unidos

  • El Ejército dispara 11 proyectiles balísticos en la zona norte, este y sur de la isla
  • Los mercados permanecen tranquilos pese al intento de bloqueo de Pekín
Un lanzamiento de misiles como parte de los ejercicios del ejército chino. Foto: Ejército Popular de China.
Madridicon-related

El ejército chino movilizó unas maniobras militares históricas sobre Taiwán. Estos ejercicios a modo de simulacro con fuego real se prolongarán hasta el domingo y, según el Ministerio de Defensa de la isla, suponen un "bloqueo marítimo y aéreo". Estas pruebas balísticas sin precedentes se reconocen como un movimiento de provocación y escalada de la tensión tras la visita de la presidenta del Congreso de EEUU, Nancy Pelosi.

China también envió cohetes de largo alcance cerca de las islas periféricas del noroeste, Matsu y Dongyin, y de Wuqiu, en el oeste, confirmó Taiwán. Su Ministerio de Defensa dijo que había reforzado su guardia alrededor de las islas, que están situadas más cerca de la costa china que de la de Taiwán. Además, la isla ha preparado a conciencia a sus ciudadanos con simulacros en caso de un ataque chino, o similar.

Así, como respuesta dentro de esta escalada de la tensión, Pekín inició simulacros con fuego real en las aguas en torno a Taiwán alrededor de las 12.00 de este jueves (las 6.00 de la mañana en la España peninsular), según citaba El País.

También por la vía marítima. El despliegue militar del gigante asiático mantiene en "alerta máxima" al ministro de Defensa taiwanés, quien criticó que es un movimiento para intentar debilitar la estabilidad, recogía Bloomberg. El ministro de Transporte, Wang Kwo-tsai, dijo que los vuelos que los vuelos podrían utilizar rutas aéreas alternativas a través de Japón y Filipinas hasta que los ejercicios terminaran el domingo, mientras que los barcos podrían evitar las seis zonas de exclusión que prácticamente rodean la isla por el norte, sur y este.

"Actividades irracionales"

La Oficina Presidencial de Taiwán emitió un comunicado a última hora del jueves en el que decía que la presidenta Tsai Ing-wen estaba al tanto de la situación y exigía "solemnemente" a China que actuara de forma racional. Taipei está trabajando con países afines en la región para dar una respuesta adecuada, explicaba el comunicado.

Al respecto, las autoridades de Taiwán denunciaban las "actividades irracionales" de China, en medio de las maniobras militares del gigante asiático cerca de la isla, y han recalcado que "no renuncian" a los asuntos relacionados con su soberanía.

"Las Fuerzas Armadas de Taiwán están operando como es habitual y supervisan nuestros alrededores en respuesta a las actividades irracionales de China, que buscan cambiar el 'statu quo' y desestabilizar la seguridad de la región", dijo el Ministerio de Defensa taiwanés.

"No buscamos un aumento de las tensiones, pero no renunciamos cuando se trata de nuestra seguridad y soberanía", agregó a través de su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo, reafirmó que el Ejército chino ha lanzado durante la tarde de este jueves "múltiples misiles guiados tipo Tongfeng hacia aguas al noreste y el suroeste de la isla, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

Un portavoz del Ministerio de Defensa ha resaltado que los disparos fueron detectados a las 13.56 (hora local) y ha asegurado que los sistemas de defensa fueron activados, al tiempo que ha condenado "esta acción irracional, que socava la paz en la región".

La visita de la polémica

Horas antes, el Mando de la Fuerza Aérea de Taiwán había denunciado que 27 aviones militares chinos habrían invadido su espacio aéreo durante la jornada del miércoles, en el marco de la visita a la isla por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Pelosi llegó a Taiwán el martes por la noche en el marco de una visita que ha durado menos de 24 horas pero que ha levantado la polémica y ha suscitado fuertes críticas por parte del Gobierno chino, que considera la isla una provincia más bajo su soberanía.

Al hilo, el G7 (las siete principales economías) y la Unión Europea han condenado también en un comunicado conjunto las maniobras y señalado que "no hay justificación en usar una visita como pretexto para una actividad militar agresiva". El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, ha reproducido esa misma cita en un tuit en el que se expresa a su vez la "preocupación" de la UE y del G-7.

El presidente chino, Xi Jinping, tiene presión para dar una respuesta contundente al viaje, sobre todo después de que algunos nacionalistas locales se sintieran decepcionados por el hecho de que Pekín no fuera capaz de disuadir a Pelosi de su visita.  Por otra parte, los ministros de Asuntos Exteriores del Sudeste Asiático pidieron "máxima moderación".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud