Vivienda

El 'sorpasso' de Alemania a Inglaterra en costa

  • Hasta septiembre se produjeron 42.788 compras por parte de extranjeros
  • Sol, un clima privilegiado y costa, claves para adquirir una vivienda

La compraventa de vivienda por parte de ciudadanos extranjeros, ya sea para primera vivienda o para segunda residencia, suele representar entre un 10 y un 12% del total de las ventas. Pero en este ultimo año, las restricciones de movilidad impuestas por el Covid-19 a los principales países que conforman la demanda de vivienda extranjera pasaron factura en España.

La adquisición de vivienda por parte de ciudadanos extranjeros pasó de las cerca de 63.000 durante el año 2019 a apenas 46.300 el año pasado, un descenso del 26,5%, según datos del Colegio de Registradores. La compraventa de vivienda bajó un 16,67% con respecto al año anterior. No obstante, este año el sector inmobiliario ha vivido un crecimiento exponencial acercándose a niveles de compra previos a la burbuja.

Poco a poco este mercado se empieza a recuperar, según reflejan los datos que tenemos de compra de inmuebles por parte de extranjeros del último trimestre del 2021. Hasta el mes de septiembre se han llevado a cabo 42.788 operaciones de compraventa de inmuebles por parte de ciudadanos foráneos por lo que podríamos cerrar el año por encima de las 60.000 operaciones, según datos del Colegio de Registradores.

¿Quién compra vivienda en costa?

Por primera vez los británicos no encabezan la lista de compra de extranjeros, ocupando la segunda posición. Alemania sobrepasó a Inglaterra como la nacionalidad con más compraventas de viviendas en España en el tercer trimestre del año. Es la primera vez en la última década que los británicos pierden el liderato del volumen de compras en la estadística del Colegio de Registradores.

Según estos datos, los alemanes aglutinaron el 10,4% de las compraventas, frente al 9,9% de los británicos. El interés de los ciudadanos de Alemania por el residencial español registró un aumento sostenido entre 2013 y 2018. En 2019, decreció moderadamente al igual que en el anómalo 2020, año en el que se resintió de forma generalizada la demanda internacional. Ya en 2021, la recuperación de la movilidad y de la confianza favorecieron la vuelta de los ciudadanos extranjeros, destacando especialmente los alemanes, que experimentaron un fuerte impulso del 39%.

Por su parte, los británicos llevaban desde 2017 reduciendo el número de transacciones y la cuota sobre el total de compraventas extranjeras, debido al efecto divisa y a las dificultades añadidas derivadas del Brexit, su salida de la Unión Europea.

En los años 2018 y 2019, las transacciones totales por parte de extranjeros -incluyendo residentes y no residentes- se situaban en torno a las 100.000 anuales. En 2020, se redujeron hasta 70.000 unidades yen los dos primeros trimestres de 2021 alcanzaron 44.000, lo que supone superar los ritmos de 2020 y acercarse a los previos a la irrupción de la crisis sanitaria.

Si el segundo semestre mantuviera el ritmo del primero, los compradores extranjeros finalizarían 2021 con un 26% más de compraventas que en 2020, aunque seguirían siendo un 8,6% menos que en 2019. Cerca de 7.000 compraventas en 2021 serían realizadas por alemanes, frente a 6.500 por parte de británicos.

Tras Alemania y Reino Unido, el top 10 de nacionalidades en la compra de vivienda en España lo componen, por este orden, Francia, Marruecos, Bélgica, Rumania, Suecia, Italia, Holanda y Polonia. Si atendemos a la división entre extranjeros residentes y no residentes, la proporción es 60%-40%. Es decir, un 60% de los extranjeros adquiere una primera vivienda y reside en nuestro país como lugar de retiro o por motivos laborales. Eligen España por el idioma, por la similitud cultural o por la proximidad desde sus países de origen.

El otro 40% adquiere una segunda residencia en España para un uso esporádico y vacacional. El perfil de los compradores alemanes se corresponde con un poder adquisitivo elevado, edad de retiro y finalidad vacacional residente.

Interés de compra

Según la empresa de valoración y tasación Tinsa, desde el punto de vista territorial, las provincias españolas que concentran un mayor interés del comprador extranjero son Islas Baleares (34,3 %), Alicante (33,5 %), Santa Cruz de Tenerife (27,6 %) y Málaga (26,5 %). Sol, un clima privilegiado y costa despuntan como requisitos indispensables.

Las excelentes conexiones aéreas y de autopistas, así como el buen servicio médico, constituyen también importantes motivaciones de compra. Volviendo al tema de hoy, los alemanes tienen una especial predilección por las Islas Baleares, en concreto Mallorca, seguido por las Islas Canarias, Valencia y Andalucía.

"Esta es la foto actual de la compra de vivienda en España por parte de extranjeros. Pero si hablamos de tendencias, observamos que desde 2013 las nacionalidades que más han crecido en volumen son las que ocupan las primeras posiciones: Alemania con finalidad vacacional y Marruecos con finalidad laboral.

Con una gran estabilidad en estos últimos ocho años, manteniendo cuotas, destacan Francia, Bélgica, Suecia, Italia y Rumania. Y entre las nacionalidades que reducen su protagonismo están Reino Unido, por las dificultades añadidas y el cambio de condiciones derivados del Brexit, y también decrece el peso de rusos y chinos.

Habrá que esperar unos trimestres para comprobar si este sorpasso de Alemania a Reino Unido es definitivo o, por el contrario, la demanda británica vuelve a recuperarse tras un periodo de adaptación y certidumbre en los nuevos trámites y condiciones, recuperando la primera posición perdida ante el empuje de los compradores alemanes, que ahora representan ese 10,4% de las compraventas realizadas por extranjeros", explica Susana de la Riva, directora de comunicación y marketing de Tinsa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin