Vivienda

La acumulación de vivienda sin vender hará caer el precio e impedirá que se recupere hasta 2023

  • "No tiene sentido que, ante la crisis económica, el inmobiliario esté activo"
  • El precio de la vivienda comenzará a caer después de este verano
  • La recuperación de los precios precrisis podría postergarse a 2023
Viviendas en construcción.

El mercado de la vivienda aún no está reflejando la cruda realidad que vive la economía. Si bien es cierto que los precios han registrado leves bajadas desde marzo, los últimos datos muestran cierta estabilidad. Por ejemplo, este jueves Tinsa ha publicado que el precio de la vivienda nueva y usada en España registró en agosto un aumento del 0,1% respecto al mes anterior. Sin embargo, también es cierto que el precio de la vivienda suele guardar cierta relación con la tasa de paro y el nivel de ingresos de los hogares, ajustándose más tarde que el ciclo económico (primero se hunde el PIB y después podría venir el desempleo y el ajuste real del precio de la vivienda). Por ello, el fin del verano podría dar el pistoletezo de salida esta corrección.

Bankia: "El deterioro del mercado laboral y el clima de incertidumbre van a afectar a corto plazo negativamente a la demanda de vivienda"

¿Por qué con el fin del verano? Por un lado, el mercado laboral podría comenzar a destruir empleo con mayor fuerza ahora que se da por terminado este periodo y se ha podido comprobar que el covid-19 sigue ahí, mientras que el turismo y la hostelería no van a volver a la normalidad a corto plazo. La tasa de paro aún mantiene el tipo (ha aumentado menos de dos puntos), mientras que los ingresos de las familias resisten gracias a la red de seguridad extendida por el Gobierno, pero esta situación no puede ser eterna y la solución al covid-19 tampoco parece inminente. Si el mercado laboral sufre, la demanda de vivienda sufrirá. 

Por otro, con el fin del verano y de los flujos turísticos nacionales, una cantidad importante de alquileres turísticos podrían convertirse en alquileres tradicionales por ejemplo o pasar a ser vivienda a la venta, en caso de que el propietario considere que no merece la pena el mercado de alquiler convencional.

"La ausencia de desequilibrios iniciales apuntaría a que el ajuste se materializará inicialmente vía cantidades, es decir con una caída de las transacciones del orden del 30% en 2020, y no tanto vía precios. Habitualmente los ajustes en precios se producen más tarde en el ciclo, ya que la oferta tiende a retraerse y esperar antes que vender con un descuento excesivo. Esperamos una caída de los precios en torno al 6% en 2020, aunque con diferencias por zonas y más acusada en la vivienda de segunda mano y en las zonas turísticas", señalan desde Bankia Estudios en un informe sobre el sector.

Estos factores pueden generar un desequilibrio entre la oferta y la demanda que obligue al precio de la vivienda a encontrar un nuevo punto más bajo. El consejero delegado de la empresa inmobiliaria Century 21 New Estate, Javier Ortega, ve este tipo de escenario y apuesta a que el sector inmobiliario va a sufrir una "inminente" caída de la demanda, entorno al 30%, y una acumulación de la oferta, explica en declaraciones a EuropaPress.

"Aunque hasta el momento había seguido con una cierta normalidad, no tiene sentido que, ante la crisis económica que estamos viviendo, el mercado inmobiliario continúe tan activo", ha asegurado Ortega, que cree que a partir de agosto la oferta será más susceptible a las bajadas de precios. Los jóvenes sufren las crisis con mayor intensidad en el mercado laboral y esto puede retrasar la decisión de comprar una vivienda.

Así, considera que no será hasta 2023 cuando se produzca una recuperación total de los precios de la vivienda, hasta alcanzar los niveles anteriores al inicio de la pandemia.

El departamento de investigación de Bankia incide en que "el deterioro del mercado laboral y el clima de incertidumbre van a afectar a corto plazo negativamente a la demanda de vivienda. No obstante las condiciones de financiación siguen siendo holgadas y la rentabilidad atractiva". 

Se retrasa la decisión de comprar

Desde el departamento de investigación de Bankinter explicaban en su informe trimestral que el virus retrasará la decisión de comprar de vivienda entre 6 y 12 meses, aunque también es cierto que parte de la demanda podría desaparecer. No obstante, "al final se producirá un desequilibrio temporal entre oferta y demanda. Esto llevará, según las previsiones, a un descenso de los precios del 6% en 2020".

Desde Bankinter creen que la estabilización de los precios podría llegar en 2021, con un crecimiento del 0%. Mientras que han preferido no hacer vaticinios para el año 2022.

En CaixaBank Research creen que los precios bajarán este año y parte de 2021. No obstante, la recuperación podría comenzar a finales del próximo años. Aún así, el desequilibrio y la acumulación de stock impedirá que la vivienda recupere los precios previos al covid hasta 2024.

Los ajustes serán asimétricos, no afectarán por igual en todos los barrios, ciudades o tipos de vivienda. "Los precios bajarán más o menos en función de la ciudad y el barrio", ha resaltado Ortega, que explica que en los barrios mejor valorados el descenso será más leve, mientras que en los periféricos es donde será más evidente, dado que va ligado al nivel socioeconómico de los residentes en la zona.

Respecto a los alquileres, prevé que suceda lo mismo, aunque también piensa que la recuperación será "más rápida". "Desde el inicio de la crisis se han producido negociaciones de los precios de alquiler entre inquilinos y propietarios, que varían entre un 5% y un 15%, siendo más acusado en los barrios más económicos y menos en los barrios altos", ha añadido.

comentariosforum12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

LA LEY DEL OKUPA
A Favor
En Contra

ESTA VEZ LA CAIDA VA A SER MA SIMPORTANTE DE LO QUE SE DICE, Y SINO AL TIEMPO.....

Puntuación 56
#1
Usuario validado en Google+
Iker Arriaran
A Favor
En Contra

Hay un burbujon en vivienda que nos va a llevar a la quiebra.

Se ha vendido vivienda muy por encima de su precio, como haya impagos las ejecuciones no van a cubrir el importe adeudado...

Y la busbuja se demuestra muy fácil. No puede ser que un producto que baja en ventas un 30% durante meses aumente su precio un 1% de media.

Eso quiere decir que la especulación sigue

Puntuación 63
#2
AKUERDATE
A Favor
En Contra

MUCHOS SE PIENSAN QUE LA CRISIS DEL LADRILLO FUE LA DEL 2008, PERO LA CRISIS DEL LADRILLO DE VERDAD SERA LA DEL 2020-2021.

Puntuación 61
#3
Decebalo rey de la Dacia
A Favor
En Contra

Este chico siempre explica a la perfección lo que le pongan delante. La vivienda, el desempleo y el ciclo económico, bravo!

Puntuación 14
#4
marc99
A Favor
En Contra

Como vas a comprar un pisos en un país dominado por okupas, mafias e ilegales?? Cómpralo en Portugal o en Andorra que es un valor refugio, y no paran de subir, y no por especulación, sino por el crecimiento de la economía y el aumento de la riqueza.

Puntuación 25
#5
marc99
A Favor
En Contra

El mejor piso que te puedes comprar en es un país con seguridad jurídica, respeto a la propiedad privada, en crecimiento económico y bien gestionado y con buena fiscalidad.. por eso recomiendo ciudades como Andorra la vella, Lisboa, Estoril, Dublín, Oporto, Cork, La Massana...

Puntuación 23
#6
Usuario validado en elEconomista.es
Trader2
A Favor
En Contra

La bola sigue y la gente no se baja del barro.

Vamos a un derrumbe inmobiliario igual o peor que el.del 2008, porque?

Porque esta crisis afecta a toda la economía y es mundial, global .

Los.prexios no tardaran 5 años en derrumbarse lo harán bastante antes.

Agarraros que viene curvas muy peligrosas

Puntuación 28
#7
rodolfo
A Favor
En Contra

Se acabó el timo de la vivienda con los nuevos cambios del modelo productivo. Los salarios ya no pueden cubrir el abuso del precio tanto de compra como de alquiler. Ahora mismo hay empresas potentes a las que le sobran una cantida importante de trabajadores con nóminas altas y por ello, con alquileres e hipotecas altas. Es una necesidad imperiosa un ajuste adecuado a las nuevas circunstancias. O nos adaptamos o morimos.

Puntuación 27
#8
VIENVENIDO 5G
A Favor
En Contra

LLEGA EL 5G LLEGA LA FIBRA Y LAS CONEXIONES DEALTA VELOCIDAD HASTA LA ESPAÑA VACIADA, - LO HA DICHO POLLETE EL DE TELEFONICA- MUCHA GENTE HUIRA D ELAS CIUDADES DE LOS MENAS, DE LOS EX-MENAS DE LOS RATEROS, DE LOS TIRONEROS, DE LOS CARTERISTAS, DE LOS LADRONES DE LOS QUE APLICAN EL MATALEON HAST AUNA ANCIANA.....DE LOS ALTOS PRECIOS, DEL POCO ESPACIO,DE LA CONTAMINACION, DE LOS ATASCOS, DEL COVID.....EL TELETRABAJO SIGNIFICARA MAS D EUN 20% D ELA OCUPACION REAL Y EL HUNDIMIENTO D ELOS PRECIOS EN LAS GRANDES CIUDADES.

Puntuación 23
#9
Usuario validado en elEconomista.es
eduvarela
A Favor
En Contra

Hay un motivo por el que el motor sigue funcionando un tiempo y es el de la inversión no especulativa.

En un contexto de tasas negativas el dinero no rinde nada y las empresas aunque rindan su valor en bolsa está bajando mas de lo normal con respecto a beneficios futuros tampoco vale como inversión con lo cual mucha gente se plantea reformar para si mismo, comprar una segunda residencia o comprar una vivienda para largo plazo.

Puntuación 7
#10
David Ferrer
A Favor
En Contra

Aunque creo que Javier Ortega es un subnormal profundo, he de reconocer que ha dado en el clavo.... (tampoco es muy difícil), en fin, vamos a hacer lo que podamos con lo que tenemos.

Puntuación -3
#11
AJUSTE DE LA BANCA
A Favor
En Contra

LO QUE NO PUEDE SER ES QUE CON EL DINERO DE LOS ESPAÑOLES QUE DEBEN LOS BANCOS LO TENGAN EN ACTIVOS EN VIVIENDA Y NO QUIERAN VENDER PARA HACER CAJA, UN BANCO DEBERÍA SER COMO LAS PIMES Y AUTÓNOMOS QUE NOS HEMOS QUEDADO SIN AHORROS DESPUES DE ESTAR AHORRANDO TODA LA VIDA.

Puntuación 3
#12