Transportes y Turismo

Renfe estrenará los primeros 79 nuevos trenes de Cercanías de Stadler en 2025

  • Permitirán una capacidad de 950 pasajeros por convoy sin duplicar
  • El operador público mantiene contratos por 1.487 millones con la planta valenciana
Las unidades en la instalación de Albuixech.

La factoría de Stadler Rail Valencia en Albuixech (Valencia) prevé entregara Renfe el año que viene las primeras unidades del macrocontrato de trenes de Cercanías de alta capacidad, que incluye trenes de dos plantas con capacidad para hasta 950 pasajeros sin duplicar el convoy.

Actualmente la planta valenciana está fabricando las dos primeras unidades, cuyo proceso de validación y certificación comenzará en 2024. Una vez superado este período, se iniciará la producción en serie de las 77 unidades restantes, entregando a Renfe dos trenes cada mes a partir de 2025, según explicó el presidente de Renfe, Raül Blanco, durante una visita a la factoría.

El contrato de Renfe que incluye la fabricación y el mantenimiento por 15 años de los 79 trenes de gran capacidad para los servicios de Cercanías asciende a 1.305 millones de euros, uno de los mayores pedidos en la historia de la factoría valenciana, tradicionalmente centrada en locomotoras y sistemas de tracción o bogies.

Esta carga de trabajo supuso la ampliación de la plantilla de Albuixech en 500 nuevos profesionales. Además de sus cerca de 2.000 empleos directos en la planta, la fábrica ferroviaria estima que genera otros 2.000 indirectos.

Esta compra histórica de trenes a Stadler Valencia se completa con los que Renfe ha encargado también a Alstom y CAF, y permitirán a la compañía ferroviaria renovar buena parte de su material móvil y ampliar la flota de trenes de servicio público con una inversión histórica de cerca de 4.000 millones de euros. Blanco no descartó que algunos de los trenes de dos plantas y mayor capacidad se puedan destinar al núcleo de Cercanías de Valencia, donde actualmente cuenta con una flota de 40 trenes, aunque todo apunta que se destinarán a Madrid y Barcelona.

Casi 1.500 millones

Renfe mantiene además otros dos contratos de locomotoras con la filial valenciana del grupo ferroviario, que sitúa su cartera de carga de trabajo para la factoría en 1.487 millones de euros.

Precisamente el presidente de Renfe, Raül Blanco, y el presidente de Stadler Valencia, Íñigo Parra, aprovecharon el acto para la firma del contrato de compra y mantenimiento integral de 12 locomotoras de mercancías por un importe de 112,98 millones euros, incluyendo el mantenimiento integral de las locomotoras.

Renfe prevé destinar las locomotoras contratadas al Corredor Mediterráneo en el que Adif está instalando el Ancho Estándar UIC en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG), lo que va a suponer el aumento de la longitud máxima de los trenes de mercancías hasta 750 metros.

Esas máquinas se suman a otras 12 que Renfe encargó a Stadler para dar servicio a los tráficos de Arcelor entre sus altos hornos en Avilés y Sagunto. Un servicio de mercancías que atraviesa la rampa del puerto de Pajares, la de mauor inclinación del sistema español, con una elevada carga dado que esos trenes diarios transportan bobinas de acero.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud