Empresas y finanzas

Alstom y Stadler ganan el mayor contrato de Renfe por 2.445 millones

  • Se imponen a CAF en el macroconcurso para fabricar 211 trenes de Cercanías

Renfe ha adjudicado a Alstom y Stadler el macrocontrato de trenes de Cercanías tras descalificar hace meses a las españolas CAF y Talgo por problemas en su oferta técnica. El consejo de administración del operador ferroviario tiene previsto aprobar este lunes la selección del fabricante francés y del suizo, ambos con plantas en nuestro país (Barcelona y Valencia).

Tal y como ha adelantado La Ser, Alstom y Stadler fabricarán los 211 trenes por 2.445 millones, lo que supone una rebaja del 10% frente al presupuesto inicialmente planteado por Renfe de 2.726 millones de euros. La compañía francesa se ha hecho con el lote más grande, que incluye la producción de 152 trenes de 100 metros de longitud por 1.447 millones de euros, mientras que la suiza se encargará de fabricar 24 de la misma longitud y otros 35 de 200 metros, por de 998 millones. Ambos lotes incluyen el mantenimiento de las flotas por 15 años a través de una sociedad mixta con Renfe, que en los pliegos estaba valorado en 465 millones.

Los trenes están destinados a ampliar y renovar la flota de los Cercanías de Madrid y Barcelona

Alstom se ha impuesto a CAF en uno de los contratos más importantes de Renfe de la última década en un momento en el que su relación es más tensa que nunca. Y es que el fabricante español se ha hecho junto a Bombardier con el ambicioso proyecto para renovar los cercanías de París por unos 2.500 millones de euros desatando la ira del grupo galo, que trató de frenar el concurso y la adjudicación en varias ocasiones. Así, tras tomar el control de la compañía canadiense, Alstom se ha negado a seguir adelante con el contrato ampliando el conflicto, que terminará en los tribunales. Por su parte, la descalificación del fabricante español sentó muy mal al gobierno vasco, que pidió explicaciones en el Congreso a través de los diputados del PNV.

El histórico contrato del operador español, que abre la puerta a adquirir otras 120 unidades más, está destinado a ampliar la capacidad y renovar las flotas de los Cercanías de Madrid y Barcelona, por lo que los trenes serán de gran capacidad. En concreto, los nuevos trenes de Cercanías tendrán entre 900 y 1.800 plazas en función de su longitud, un 20 % más que actualmente, para maximizar la oferta de cada trayecto, y wifi a bordo, como la flota de AVE.

En un primer momento el acceso a internet será "cortesía" por lo que el que pasajero no tendrá que pagar nada por usarlo, solo suscribirse al servicio. En este punto no tendrá una gran potencia. A su vez, el nuevo material rodante dispondrá de acceso a personas con movilidad reducida, de áreas para bicicletas y para carritos infantiles.

El tráfico de pasajeros del transporte público en tren han caído más de un 45% por la pandemia

El operador aprobó la licitación en 2019, cuando el transporte público de Madrid y la Ciudad Condal estaba saturado y se registraban serios problemas de puntualidad. El objetivo del Gobierno era haber adjudicado el contrato en los primeros meses de 2020 pero la pandemia del coronavirus, que ha hundido más de un 45% el tráfico de pasajeros de los Cercanías, obligó a paralizar el proceso. Éste se retomó a mediado del año pasado y aunque el presidente de Renfe, Isaías Táboas, esperaba cerrar el proceso antes de 2021 finalmente se ha hecho oficial en marzo.

El macrocontrato de Cercanías es el segundo que adjudica Renfe dentro de plan de renovación de flota. El primero lo ganó CAF, que abarca el suministro de 31 nuevos trenes de vía estrecha y seis de Cercanías, además del posterior mantenimiento de parte de los vehículos, por de 258 millones de euros, según informó la operadora.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud