Telecomunicaciones

Las verdaderas estrellas de este 'Mobile' no aparecen en las fotos

  • Los algoritmos, el 5,5 G y las redes privadas del Internet industrial restan protagonismo a los 'gadgets' y móviles
  • Los gemelos digitales y los nuevos entornos inmersivos también generan negocio en la feria
  • Las 'telecos' asumen el reto ambiental de mantener 6.300 millones de líneas móviles en 2030
El pianista Lang Lang, considerado el mejor del mundo, durante el concierto del pasado martes en el Liceo, dentro de los actos del centenario de Telefónica. ee
Madridicon-related

El Mobile World Congress (MWC) de los récords superó anoche su particular ecuador con la conclusión provisional que lo realmente perdurable de la feria ni se pudo ver, ni tocar, pero sí sentir. La docena de grandes protagonistas del evento no se dejaron fotografiar, porque fueron la inteligencia artificial generativa y no generativa, las versiones evolucionadas de la quinta generación y media de telefonía, la universalidad de la nube, la computación cercana a dispositivos (edge computing), la alianza de operadores en torno al Open Gateway, los esfuerzos del ecosistema por la sostenibilidad, los gemelos digitales, los entornos inmersivos, el Internet de las Cosas, el ADN digital, los nuevos retos de los hiperescaladores y la hiperconectividad de un planeta que sumará 6.300 millones de abonados móviles en 2030, a los que sumarán más de 15.000 millones de dispositivos sensorizados en el plazo de dos años.

Otros observadores de la gran feria del móvil desvían el liderazgo mediático de la Inteligencia Artificial para apuntar hacia esas nuevas redes abiertas, sin fisuras, adaptables, automatizadas sostenibles y seguras sobre las que se sustenta cualquier tinglado tecnológico.

Al margen de lo anterior, un paseo por la feria siempre reserva sorpresas para los cazadores de curiosidades. El aerotaxi SKT, el Xiaomi XU7 y el coche volador 'Alef Model A' aparecen en la galería de fotos de la mayoría de los visitantes de las instalaciones de la Fira. Al margen de los anteriores, el ordenador con pantalla transparentes de Lenovo forma parte de las disrupciones más felices de una industria de los portátiles poco acostumbrada a los flashes. Se trata del ThinkBook Transparent Display Laptop Concept, que luce un cristal como pantalla Micro-LED de 17,3 pulgadas. El panel sin bordes, el área de teclado transparente y un diseño de soportes inferiores que parecen flotantes "irradia una sensación de simplicidad y alta tecnología de manera natural, elevando así la experiencia general del usuario", explican desde el fabricante. El prodigio incorpora Contenido Generado por Inteligencia Artificial (Artificial Intelligence Generated Content, AIGC) en una pantalla que marca el camino a la industria al integrar el portátil en el entorno de manera natural y sin esfuerzo.

También es futurista la pantalla del smartphone Motorola adaptativa, capaz de doblarse y plegarse para convertirse en un brazalete, gracias al virtuosismo mecánico de una nueva generación de dispositivos plegables y enrollables. Por su parte, Oppo ha desvelado sus Air Glass, unas gafas de realidad aumentada con aspecto convencional, llamadas marcar tendencia en el sector.

HPE va más lejos que el resto al pretender subir a la Luna en 2026, con la ayuda de un "astromóvil" que llegará al satélite por medio de SpaceX y desde donde ofrecerá servicios de computación avanzados bajo demanda. Según informa Efe, "será la primera compañía que preste servicios de estas características".

Los robots nunca fallan

Los robots también forman parte del paisaje de cualquier feria tecnológica y el MWC no ha sido la excepción. En este caso, sobresalen las criaturas de Xiaomi, en forma de perrito a modo de animal de compañía. Algo parecido ha creado la también china Tecno Mobile, con otro cánido cibernético con lejana semejanza a un pastor alemán. El robot de cuatro patas, bautizado Dinamico 1, utiliza inteligencia artificial, reconoce la voz de su amo y es capaz de hacer piruetas para alborozo de las visitas. Para algunos observadores, las prestaciones de este robot no superan a las del 'perrobot' que lució Telefónica durante el pasado consejo informal de ministros de Telecomunicaciones, celebrado a finales del año pasado en León.

La coreana Hyodol propone una muñeca de 35 centímetros capaz de llenar las horas de soledad de muchos mayores, según dicen. El juguete, dotado de IA generativa, entiende el habla natural con la ayuda de cientos de sensores capaces de mantener una conversación con cualquiera. Para mayor gloria de su fabricante, el divertimento es capaz de cantar lo que se le pida y recordar la toma de medicinas de forma puntual.

El metaverso sigue dando que hablar aunque ahora atraviese por horas bajas. Ha sido la empresa Matsuko, quien con la colaboración de Telefónica y Nvidia, ha presentado una experiencia de computación espacial para reuniones holográficas. El sistema invita a conectarse a distancia y colaborar de forma fluida y en tiempo real como si fueran hologramas. Solo se requiere la cámara de su smartphone, para que el resto de la plataforma haga posible la magia en formatos 3D y entornos inmersivos y envolventes.

Un concierto de Lang Lang para la historia del 5G

Telefónica y Ericsson protagonizaron el pasado martes uno de los momentos más emocionantes del evento tecnológico con motivo del único concierto del pianista chino Lang Lang, dentro de las celebraciones enmarcadas en el primer centenario de Telefónica. El mundo físico y virtual avanzaron de la mano en una demostración de la capacidad del 5G 'standalone' (SA), capaces de permitir altas cantidades de información con latencias milimétricas. "Así, es posible garantizar paquetes de datos críticos para vídeo y audio simultáneamente, las miles de conexiones de la audiencia o las interacciones totalmente inmersivas de los espectadores", según explican fuentes de Telefónica.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud