Política

Sánchez y Casado se reúnen por sorpresa en Moncloa para hablar de la investidura

  • El líder del PP se reitera en su negativa de abstenerse con el socialista
  • Rivera se negó a la "reunión discreta" que le pedían desde la Moncloa
Pedro Sánchez y Pablo Casado, el pasado 11 de junio en su última reunión. Foto: EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, se han reunido durante hora y media este lunes en el Palacio de la Moncloa para hablar de la investidura. El encuentro ha pillado por sorpresa a los medios, ya que no estaba previsto.

En la cita, adelantada por Antena 3, Sánchez ha vuelto a pedir a Casado la abstención del PP, extremo al que éste ha vuelto a negarse.

Según fuentes 'populares', la reunión ha sido por iniciativa del presidente en funciones y Casado ha acudido por "lealtad institucional". Ha sido la tercera cita entre ambos tras las elecciones generales del pasado 28 de abril.

El primer encuentro fue en Moncloa el pasado 5 de mayo, una cita en la que ambos dirigentes pactaron mantener abierto un canal de comunicación pese a las discrepancias. El segundo encuentro fue el pasado 11 de junio en el Congreso.

Navarra, Cataluña y Europa

En la reunión de este lunes, Casado ha expuesto además al presidente en funciones su punto de vista sobre Navarra, contrario a la posibilidad de que la socialista María Chivite pueda ser presidenta del Gobierno foral tras un pacto con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra y con la abstención de Bildu, informa Europa Press.

El líder del PP ha advertido de la gravedad que tiene esta posición del PSN por lo que a su juicio supone de pacto con EH Bildu. El pasado jueves, durante una visita precisamente a Pamplona, Casado advirtió a Sánchez de que "no se puede estar con Bildu, los proetarras, y al mismo tiempo pedir que se abstenga el Partido Popular". "Somos completamente incompatibles", manifestó.

Ambos dirigentes han hablado también sobre la situación en Cataluña, siempre según las fuentes del PP, que aseguran que la posición que ha manifestado Casado es la que reitera en público a favor de tomar medidas legales frente al independentismo.

Desde el PSOE se ha confirmado también este encuentro y se ha explicado que los dos líderes han conversado además sobre las instituciones comunitarias, las próximas citas europeas previstas y la reunión del G-20 convocada en Japón a finales de esta semana.

Sánchez y Casado han hablado sobre la situación de los órganos de gobierno de la UE en un momento en que los líderes europeos y las familias políticas están negociando el reparto de los grandes cargos institucionales de la Unión.

Ciudadanos rechazó reunirse

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, sin embargo, ha rehusado reunirse una vez más con el presidente del Gobierno en funciones argumentando que ya ha dejado claro que la formación naranja no facilitará su investidura.

Así lo han indicado fuentes de Ciudadanos, que han precisado que Moncloa solicitó la semana pasada una "reunión discreta" con Rivera, pero este la rechazó. El presidente de Ciudadanos considera que no es necesario un nuevo encuentro con el candidato socialista después de los que mantuvieron el pasado 7 de mayo en la Moncloa y el 11 de junio en el Congreso.

Según ha señalado Ciudadanos, Rivera le dijo en ambas ocasiones que "los electores han querido" que el partido naranja esté en la oposición, una oposición "seria, firme y constructiva", y este mismo mensaje fue el que transmitió al Rey Felipe VI cuando fue convocado al Palacio de la Zarzuela en el marco de la ronda de consultas con los partidos para la investidura.

Además, el presidente de Ciudadanos justifica su postura en que la mayor parte de la Ejecutiva del partido apuesta por no facilitar, "ni por activa ni por pasiva", que Sánchez vuelva a presidir el Gobierno.

Tras su último encuentro, Rivera instó a Sánchez a iniciar las negociaciones con Unidas Podemos y los partidos nacionalistas, "sus socios", para intentar formar Gobierno cuanto antes. Tras el acuerdo en Navarra, donde el PSOE aspira a gobernar con los nacionalistas de Geroa Bai y por ello les han dado la Presidencia del Parlamento, Ciudadanos se ha reafirmado en su 'no' a Sánchez.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Vibbo es mejor que Wallapop
A Favor
En Contra

"Sánchez se rasga las vestiduras, en lugar de hablar de la investidura". xD

Puntuación 2
#1
JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

¿ Se imaginan si en vez de Pedrito, es Mariano el que hace la misma convocatoria, y en ese caso a Sánchez ?

Exacto, lo que usted está pensando..... a la salida...." ya le he comunicado al SR, Rajoy, nuestra postura de NO&NO....."

Perooooo amigo, cuando es el mismo el que ve peligrar sus viajes en Falcón, llamamos hasta al mismo "diablo" si la cuestión merece "vender el alma".

¿ Ética, coherencia ?.....Quel est ce monsieur?

Puntuación 2
#2