Política

El reencuentro Sánchez-Ayuso y el saludo de Pablo Iglesias al Rey destacan en un desfile del 12-O marcado por la pandemia

  • Sánchez y Ayuso se ven las caras tras el estado de alarma en Madrid
  • Frío saludo de Iglesias al paso de Felipe VI en el desfile real
  • Abucheos al Gobierno y 'vivas' al Rey en las inmediaciones
Isabel Díaz Ayuso, junto a Pedro Sánchez en el desfile. Foto: EFE.

Los Reyes Felipe y Letizia han presidido este mediodía el acto del Día de la Fiesta Nacional, marcado por la pandemia de coronavirus y celebrado en medio de un clima de tensión política.

En el Patio de la Armería del Palacio Real se han reunido todos los miembros del Gobierno con las autoridades madrileñas, las más altas autoridades del Estado y la cúpula de las Fuerzas Armadas. Mientras cientos de ciudadanos se congregaban en la calle con abucheos al Ejecutivo y 'vivas' al Rey.

En este escenario ha tenido lugar el primer encuentro entre el presidente Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, desde que el Gobierno decretara el estado de alarma en la región el pasado viernes y las tensiones entre la administración central y la regional en los días previos. Ambos han compartido un 'corrilo' con el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida; la ministra de Defensa, Margarita Robles; y el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya; mientras esperaban la llegada de los Reyes y sus hijas.

Otro de los momentos más esperados ha sido el saludo entre el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el monarca. Se trataba del primer desfile del político de Unidas Podemos como miembro del Ejecutivo, y se ha producido después de los diferentes pronunciamientos de su partido (incluido Alberto Garzón, ministro de Consumo) cuestionando la figura de la monarquía, el abandono de España de Juan Carlos I y el papel de Felipe VI tras su llamada a Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial, por su ausencia en un acto en Barcelona.

Iglesias, con rostro serio, ha respondido con un leve gesto de cabeza al paso del Rey. El vicepresidente, con el emblema antifascistas en la solapa de su americana, ha expresado su malestar con el monarca y la institución.

Debido a las restricciones sanitarias impuestas por el coronavirus, el tradicional desfile que habitualmente recorre el centro de Madrid se ha sustituido este año por un austero acto militar en el patio del Palacio Real, el mismo lugar donde el pasado mes de julio se celebró el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud