Opinión

Fiebre juvenil por las criptomonedas

Muchas dudas aún en torno al bitcoin y al resto de criptomonedas

Dentro de lo que ha sido la Global Money Week 2021, días atrás en el Colegio de Economistas de Cataluña tuvimos una conferencia con varios centros de enseñanza de Barcelona en la que participamos el decano del Colegio, Oriol Amat, el director del Instituto de Estudios Financieros, Josep Soler, y este servidor. La Global Money Week es una iniciativa organizada por la OCDE con el objetivo de concienciar a los jóvenes, desde una edad temprana, de la importancia de la educación financiera. Así que nuestra ilustre audiencia eran alumnos de cuarto curso de ESO y de primero de Bachillerato, y a la que desde el Consejo General de Economistas se procura dar cumplida y entusiasta respuesta.

Esta propuesta anual destinada a nuestros jóvenes estudiantes que aún se encuentran en su etapa de formación y empiezan a barajar el enfoque que darán a sus estudios superiores, tiene por objeto formarles en el marco de una cultura financiera y económica, permitiéndoles disponer de unos mínimos de conocimientos. Sin embargo, como bien apuntaba Orio Amat, la economía no ha de ser todavía el eje de sus vidas. Ya llegará el momento. Ahora lo importante es formarse y acopiar conocimientos que moldeen la educación de las jóvenes generaciones.

Tras nuestras breves exposiciones de rigor hablando sobre economía, la actual coyuntura, política monetaria y otros temas, entramos en la parte sin duda más interesante, aquella en la que los jóvenes alumnos promueven un coloquio enriquecedor. Supongo que algunas preguntas se habían han preparado previamente con sus profesores y otras se improvisarían según nuestras explicaciones. El encuentro, como no podía ser de otra manera, tuvo que ser online, a diferencia de años anteriores cuando los chavales visitan la sede del Colegio de Economistas, lo que facilita que al acabar la sesión se entablen fluidos diálogos. Personalmente, disfruto de estas ocasiones del mismo modo que varios días por semana lo hago con mis alumnos de la Facultad.

Cuando arrancó el diálogo con los estudiantes, en seguida saltó el tema de moda y que, por lo visto, les apasiona: las criptomonedas, figura en boga en unos mercados financieros tangenciales, impregnadas de virtualidad y sobre las que solo se cuentan maravillas y gloriosas rentabilidades logradas en tiempos aciagos como son éstos. Se entiende, por tanto, ese fervor juvenil por el fenómeno de las criptomonedas.

Hay que ser consciente de que la noria encarecedora se detendrá y tal vez se venga abajo

Ahí los tres ponentes estuvimos de acuerdo: hay que andar con pies de plomo, no dejarse embelesar por esos tan jugosos beneficios que se airean, huir de mundos desconocidos y desconfiar de orígenes poco conocidos y con garantías inexistentes por parte de organismos financieros. A Warren Buffet, todo un referente a la hora de invertir, y conocido como el Oráculo de Omaha, no le gustan las criptomonedas. Afirma que el bitcoin es un engaño y "veneno para ratas al cuadrado", considera las criptomonedas como inversiones de alto riesgo y no como un valor refugio, carentes de valor y vaticina que esa historia acabará mal.

¿Qué hay detrás de las criptomonedas? ¿Qué activos las amparan? ¿Qué tangibilidad rezuma tras su virtualidad?

La experiencia está repleta de euforias bursátiles, de subidas imparables y vigorosas de los precios de determinadas cosas y, después, de caídas desde lo más alto del precipicio que conducen a la más pura ruina. El bitcoin no es una moneda como el dólar, el euro, el yen, el franco suizo. No goza de respaldo ni de garantías de ninguna clase, tampoco es una reserva. Pertenece a una atmósfera virtual. Detrás de las criptomonedas no hay un banco central, una autoridad financiera, un regulador, una normativa, unas pautas, unas reglas de prudencia, unos límites. Todo se basa en afanes especulativos que, como siempre, pueden salir bien o pueden saldarse con tintes trágicos. Las periódicas crisis inmobiliarias deparan desagradables experiencias. Empero, y si se actúa dentro de unas referencias lógicas, siempre permanecen unos activos tangibles. El problema es el ánimo especulativo, la efervescencia especulativa. Por eso, saber invertir y saber financiarse es primordial. Y ser conscientes de que en un momento dado la noria encarecedora se detendrá y tal vez se venga abajo.

El dinero digital equivale a menos libertad y a más control de nuestras vidas

No obstante, hay algo meridianamente claro. El dinero virtual está ganando posiciones. Las grandes tecnológicas están inmersas ya en esa rompedora faceta. Incluso Tesla negocia con bitcoins. Y aunque el dinero en efectivo no puede desaparecer, o al menos eso es lo que decimos hoy y aseveran los bancos centrales, el dinero digital llama a la puerta. El Banco Central Europeo ya está por la labor de poner en marcha el euro digital. Y la FED pisa el mismo terreno. Y el metálico de toda la vida va desapareciendo de nuestras vidas. Cada vez manejamos menos efectivo. El dinero invisible, que acuña el gasto invisible, que son esos pequeños pagos mensuales de unos pocos euros que cada mes nos cargan en nuestras cuentas bancarias por disfrutar de determinados servicios, gana posiciones. El euro digital sí será un vehículo de inversión que contará con el respaldo y la garantía del Banco Central Europeo. Aunque como es obvio, más dinero digital equivale a más control de nuestras vidas, a menos libertad de movimientos y, por el contrario, más dinero en efectivo se traduce en que menos controladas están nuestras vidas y nuestras finanzas.

En fin, sea como fuese, los chavales parecen más interesados en los juegos y ganancias de las criptomonedas que en la estructura del producto interior bruto y las políticas monetarias de los bancos centrales. De perder dinero con las criptomonedas solo hablamos Oriol Amat, Josep Soler y quien suscribe… Con todo, les explicamos las cautelas con las que hay actuar a la hora de invertir, sobre todo, en criptomonedas. Y añado a modo de postdata que si años atrás, en eses encuentros con jóvenes estudiantes y bachilleres, el debate ulterior discurría por cauces futbolísticos, hoy, y a los hechos me remito, enfila el mundo de las criptomonedas. Algo está cambiando…

comentariosforum17WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 17
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

alf
A Favor
En Contra

El único respaldo con el que cuentan el Dólar o el Euro es la liquidez, que en Bitcoin estará en cuanto salgan tarjetas de crédito vinculadas a cuentas de BTC, que estamos a punto. El respaldo con el que no cuenta el BTC y sí el Dólar y el Euro, es que cada año se vaya a imprimir un 30% de moneda nueva, la masa monetaria crece exponencialmente... en BTC se sabe exactamente cuántos va a haber... de por vida. Idea: y si alguien saca tokens de gramos de oro reales, físicos? Una cryptomoneda con patrón oro literal, vamos.

Puntuación -17
#1
Nicaso
A Favor
En Contra

Ya conoce Sr. profesor aquello de que lo que veo creo la mitad y de lo que no veo la mitad de la mitad. El dinero virtual es menos de la mitad de la mitad. Los interesados en metérnoslo con calzador son los que quieren apoderarse de nuestra libertad económica.

En tiempos pasados se manejaban monedas de oro plata y su valor era el del metal. Más tarde se inventó el papel moneda y al principio respaldado por las reservas de oro. Más tarde ni eso, se inventó la máquina de imprimir dinero y así empezó el desastre. Ahora quieren que el dinero sea virtual, es decir un visto y no visto. Nada, que volveremos al trueque que va a ser la transacción más segura.

Puntuación 27
#2
Jose
A Favor
En Contra

La juventud se abraza a lo que pueda darle una esperanza. A los jóvenes se les ha dejado un mundo y panorama de miseria, sin trabajo, frustración y desesperación. ¿Qué espera que hagan ante lo poco que sube y parece fácil? Unos van al Poker, otros a las apuestas, o a las criptomonedas. O a todo. Estamos destruyendo la sociedad José María. Nos hemos enfermado de manera trágica y no somos conscientes. Vendrán tiempos feos.

Puntuación 31
#3
Luis
A Favor
En Contra

Los que dicen que sólo puede haber 21 millones de bitcoins se olvidan de una cosa: que se pueden crear miles de monedas virtuales. ¿Quién asegura que bitcoin vaya a ser la moneda del futuro? Hoy puede estar de moda el tulipán bitcoin. Mañana el tulipán ethereum. Pasado mañana litecoin. Y dentro de 4 años puede ser la moneda perico-de-los-palotes.

Puntuación 20
#4
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Como que los bancos no dan nada, solo gastos, la gente pone el dinero en bolsa. El bitcoin no es mas que otro paso dentro de la ruleta del casino en que se ha convertido la bolsa, donde no importa si una empresa da beneficios o cuántos, ni sus perspectivas. Todo lo que importa es si la tendencia es a la alza o a la baja.

Puntuación 7
#5
Usuario validado en Google+
Adolf Pérez
A Favor
En Contra

Hace unos años, un supuesto experto, invitado a una tertulia de una radio especialista en economía de cierto prestigio, intentaba explicar una subida del bitcoin en base a argumentos sobre la problemática de su extracción en minas situadas en zonas recónditas de países cuarto mundo. Se hizo un lío considerable en su argumentario. Sólo espero que, cuando entren oficialmente en crack, las criptomonedas afecten lo menos posible a la economía real respaldada por bienes tagibles.

Puntuación 10
#6
tsunami
A Favor
En Contra

Que respaldo tiene el dolar y el euro? Humo de los bancos centrales, deuda y mas deuda, saqueo a los ciudadanos

Puntuación -1
#7
a quien quiera entender
A Favor
En Contra

Si donde hay bienes tangibles ,pisos,tierras,coches ,etc., se hace catacrac donde no hay nada tangible se hará catacrac y catracoc a no dudar ,es cuestión de tiempo

Puntuación 7
#8
Gent
A Favor
En Contra

Muchos mejor el mercado de valores y su manipulación rampante.

Puntuación 4
#9
Slipknotpm
A Favor
En Contra

Que pesados estos artículos...todas las principales entidades financieras del mundo dicen que las criptodivisas son una realidad, países que aceptan el pago de sus impuestos, otros quieren pagar los salarios con ellas,...y seguimos con la misma cantinela.

Puntuación 3
#10
Carlos
A Favor
En Contra

Con todo respeto pero el que ha escrito esto no tiene mucha idea de que se está cocinando actualmente. Mencionar que las criptomonedas no tienen unas pautas o unas reglas cuando justamente eso es su mayor ventaja. No estar a los vaivenes de los bancos centrales y sus políticas monetarias. El dogma “el código es ley” o “en el código creemos” es su único respaldo y es algo que no pueden ofrecer los bancos centrales. Unas reglas monetarias rígidas.

Puntuación 1
#11
Usuario validado en elEconomista.es
ilegalizacioncomunistasysociatas
A Favor
En Contra

Habrá 21 millones de bitcoin, ni uno más. Eso garantiza su característica deflacionaria, al contrario que el crimen de los BBCC con la inflación expoliadora de las clases medias con sus monedas (que no dinero) "fiat".

El Sr. Gay no habla, interesadamente, de esto a pesar de que lo sabe perfectamente: estamos abocados a una ruina colosal a nivel internacional provocada por gobiernos y BBCC sin escrúpulos por el endeudamiento estratosférico.

Por ello Bitcoin se usará y desapreciarán las monedas "fiat" en cualquiera de sus versiones, la nueva digital con cuenta directa en el respectivo B.C. o la de papel-anotación electrónica. O sea, dejaremos de aceptar euros, dólares, libras, yenes en cualquiera de sus versiones.

Al tiempo.

Puntuación 4
#12
David
A Favor
En Contra

Warren Buffet dijo lo mismo en 2011 sobre las redes sociales, y mirar 10 años después, te cambian hasta los presidentes.

La realidad es que no se conoce bien la utilidad para el publico general por eso ciertos comentarios, pero aun así nadie es vidente para ver el futuro.

Yo creo igual, habrá una fuerte rectificacion y se quedaran las que realmente tengan valor, pero que estarán presentes y tiene utilidad dicha tecnologia no se puede negar.

Puntuación 4
#13
io
A Favor
En Contra

Eso del bitcoin es cosa de jovenzuelos, los que sabemos invertimos en acciones del banco popular y de Bankia.

Puntuación 3
#14
amancia
A Favor
En Contra

Lo mejor de estos "expertos" resentidos es que llevan años negando bitcoin. Llevan años llamando tontos a los que entendieron bitcoin, mientras ellos se hunden más y más según pasan los años en su fango de odio hacia lo que para ellos es "desconocido" y casi brujería.

Puntuación -5
#15
Real
A Favor
En Contra

Lo que el señor Liebana intenta decir es que los jóvenes de hoy en dia pasan del gobierno, del sistema y del dinero. Parece mucho mas atractivo comprar bits de ordenador, que no tienen ningún control del gobierno y ni siquiera hacienda tiene claro que es eso.

Ademas todos estos chavales, o almenos los espavilados, no es que van a perder dinero con las cryptos sino que se van a forrar. Para poder invertir en cryptomonedas se necesita flexibilidad y capacidad de aprendizaje. La mayoría de inversores viejos estan acostumbrados a negocios seguros, donde ponen su dinero guarro y ganan mucho dinero (inmuebles, bolsa, loquesea).

En un mundo decadente es obvio que las oportunidades de inversión desaparecen, la vivienda no vale nada si la poblacion total disminuye con los años.

Por el contrario, las cryptos juegan a nivel mundial, el bitcoin que te has comprado quizas antes lo ha tenido un chino y antes un americano. En ese escenario, donde en algun momento el bitcoin perderá representatividad en favor de una nueva coin, la gente joven tiene grandes oportunidades.

Los viejos van a perder todo su dinero, obviamente. Primero porque el bitcoin crasheara y se llevará todo lo demás por delante. Segundo porque tener un gran patrimonio en cryptos solo es sinonimo de grandes pérdidas. Los "inversores" están malacostumbrados solo a ganar dinero, pero en epocas de vacas flacas y reflacas cuanto mas dinero pongas mas dinero vas a perder, y si no compras olvidate del dinero que el año que viene ya no vale lo mismo.

Sin embargo, un joven tiene toda la vida, toda su potencia intelectual y todo el tiempo del mundo. Para aprender, competir y al final, ganar.

Los humanos no hemos inventado el orden de las cosas. Lo nuevo sustituye a lo viejo, da igual lo poderoso que sea este.

Puntuación -1
#16
matti
A Favor
En Contra

demencia senil sobre las criptomonedas (título alternativo)

Nunca he dudado de la nula capacidad de razonar de este señor. Cuando sale por la tele lo hace con una capa de exceso de ego que a buen seguro tapa otras cosas. De lo que no hay duda es que está encantado de conocerse.

Apuesto un bitcoin a que toda su labor es académica que no ha puesto su conocimiento a trabajar en el mundo real.

Porque de bitcoin no tiene ni idea. que bonito es arrimarse al árbol que uno cree más fuerte y echarse a dormir.

bitcoin es un teatro, lo que importa es el blockchain.

Le dije las mismas palabras a Juan Ramón Rallo en su canal de youtube y él sí que se espabiló y acabo entendiendolo.

Apuesto otro bitcoin a que este señor no cambiará de posición.

Puntuación -2
#17