Opinión

Del federalismo tributario al dumping fiscal

Madrid demuestra que se puede crecer sin bombardear a impuestos a los contribuyentes

Madrid se ha convertido en el eje de la vida tributaria de los españoles o, al menos, en el punto de mira de las críticas que demonizan su política fiscal, tildándola de "paraíso fiscal" y acusándola, con desdén, de dumping fiscal, o sea, de pagar menos impuestos. Parafraseando a Benjamin Franklin siempre tenemos la certeza de que "en este mundo solo hay dos cosas seguras: la muerte y pagar impuestos". Y, la verdad, si uno, legítima y legalmente puede pagar menos impuestos, está en su perfecto derecho. Madrid se convierte en el ruedo de la casta política y de su bravura. Veremos qué depara el 4 de mayo: si quienes residen en su Comunidad se inclinan por seguir estando como están o, por el contrario, prefieren meterse en un horno fiscal del que se puede salir más o menos asado con la salsa del progresismo y el picante de la progresividad tributaria.

A veces, no caemos en la cuenta de que las subidas de impuestos responden a gastos públicos desmesurados, a causa de la existencia mastodóntica de estructuras políticas sobredimensionadas. Como hay que pagar mucho gasto, pues, nada, se arremete a impuestos contra todo quisque y así se vive a costa de lo que se extrae a los currantes. Por ejemplo, en Cataluña en 2020 el gasto público ascendió a 37.696 millones de euros, 17,66% de su PIB, estimado en 213.408 millones de euros, mientras en Madrid el gasto público fue de 30.915 millones, 14,29% del PIB, evaluado en 216.430 millones. En 2020, Cataluña gastó en remuneraciones de asalariados 14.046 millones de euros y Madrid 9.834 millones. Y en consumos intermedios, el gasto en Cataluña en 2020 fue de 5.973 millones de euros y en Madrid de 4.823 millones. Cataluña recaudó por impuestos 15.113 millones de euros (7,08% de su PIB) y Madrid 14.294 millones (6,61% de su PIB). Y las transferencias entre Administraciones Públicas recibidas en Cataluña supusieron en 2020 17.922 millones por 14.364 millones en Madrid. La población de la Comunidad de Madrid es de 6.779.888 personas y en Cataluña de 7.722.203 habitantes. Para quienes Madrid simboliza el paraíso fiscal de España, habría que preguntarles qué referencias toman para calificar como tal a un territorio en el que se satisfacen impuestos como en cualquier otro rincón de Europa. Para otros, Madrid es tierra cómoda para residir y trabajar, con facilidades para hacer negocios, desarrollar actividades económicas y prosperar. Cada cual, faltaría más, es libre de opinar al respecto de la presión fiscal. Valga un dato: en 2018 en la Comunidad de Madrid se daba el porcentaje más alto del Impuesto sobre la Renta pagado por habitante respecto a la renta disponible bruta media de su Comunidad, con el 16,72%.

La efectividad de una gobernanza  coherente explica el crecimiento de Madrid

¿Por qué Madrid progresa sin petulancias progresistas y prospera sin recurrir a progresividades impositivas que asfixian? Entre otras cosas, por los guiños de sana y positiva complicidad que se dan entre política y economía, entre políticos, empresarios y emprendedores, permitiendo que la coexistencia de la sanidad y la economía depare resultados que expresan la efectividad de un modelo de gobernanza autonómica coherente. En Madrid, sus políticos se preocupan por la gente, empatizan con su ciudadanía, defienden a sus empresarios y autónomos, se esfuerzan para que la economía siga funcionando y convertir a su Comunidad en centro de referencia. En Cataluña, a los políticos les importa un rábano su ciudadanía, maltratan a empresarios y autónomos al punto que muchos negocios se han visto condenados al cierre, no sienten simpatía por el mundo empresarial y la economía les importa un bledo. A los políticos catalanes solo les interesan sus elecciones, sus cuotas de poder, sus intrigas palaciegas, sus asuntos, vamos, sus propios intereses y pasan del bienestar de los catalanes. Madrid avanza con un mayor PIB y Cataluña, antaño referente de la pujanza económica española, se apaga.

Viene a cuento lo precedente porque parece que, desde determinados ángulos políticos, se quiere ver a Madrid como el arquetipo del dumping fiscal, figura incipiente en el argot político y que va ganando adeptos, tal vez porque quienes se convierten en partidarios de tal causa desconocen el funcionamiento de la tributación autonómica. En España no hay dumping fiscal. Lo que sí hay es la posibilidad de que cada Comunidad Autónoma module, en función de la potestad tributaria que le incumbe, deducciones y bonificaciones sobre impuestos cedidos, dentro de los cauces de la financiación y fiscalidad autonómicas. Por ejemplo, los tipos máximos del Impuesto sobre la Renta oscilan entre el 45,5% y el 54%, lo cual lógicamente favorece migraciones tributarias por parte de los ciudadanos. Y en Patrimonio, en algunas Comunidades se aprietan demasiado las clavijas, mientras en Madrid se bonifica al 100%. Por cierto, que el Impuesto sobre el Patrimonio es poco corriente en Europa. E igualmente, cada Comunidad establece sus propios tributos autonómicos. Y unas deciden implantar una batería interminable de impuestos que golpean a los contribuyentes y elevan la presión y el esfuerzo fiscal sobremanera y otras se decantan por imponer las mínimas figuras tributarias. Y siempre dentro de un marco absolutamente respetuoso con la legislación vigente.

En Cataluña, los políticos ignoran a la ciudadanía y maltratan al empresario

Los mitos, a veces construidos sobre bases carentes de argumentación, se derrumban cuando se dispone de información ilustrada y objetiva. Por eso, es recomendable, para hacerse una composición de lugar acerca de la fiscalidad autonómica, leer el informe publicado por el Registro de Asesores Fiscales del Consejo General de Economistas sobre el "Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral", que constituye referencia muy fiable para comparar las diferencias de tributación en el Impuesto sobre la Renta, el Patrimonio, Sucesiones y Donaciones y Transmisiones Patrimoniales. De ese informe se concluye que la competencia fiscal a la baja se generaliza en el Impuesto sobre Sucesiones y donaciones. En lo concerniente a los Impuestos sobre la Renta y el Patrimonio, unas Comunidades los suben y otras lo bajan. En el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados se constata la tendencia a aumentarlo, lo que constriñe evidentemente el tráfico jurídico. Y, sobre todo, hay un punto clave: el exceso de regulación con 858 medidas, interminables páginas de boletines autonómicos, con mucha teoría de beneficios fiscales y poca práctica para los contribuyentes. Y, entretanto, poquísimas medidas fiscales por parte de las Comunidades respecto a la Covid-19.

comentariosforum19WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 19

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

snofrw
A Favor
En Contra

La densidad urbana en Madrid es el triple que la de Cataluña mientras el número de municipios es cinco veces inferior. Eso por no hablar de la red vial, hecho sobradamente conocido, del efecto capital en las empresas y altos sueldos, de la población sin papeles que no vota, o bien del hecho de que en Madrid hay un tercio de camas de hospital público (no privado) que en la media nacional, o de fenómenos setenteros como la Cañada Real que son propios de la capital y en otros lares se resolvieron hace tiempo. Para que ambas regiones fueran comparables habría que añadir Extremadura o La Mancha a Madrid. Los números cambian bastante. Mire, puedo estar de acuerdo en que a nadie le gusta pagar más impuestos pero lo de ahora no se sostiene. Las CCAA observan la parte del león del gasto público que atañe al estado del bienestar, al ciudadano. Nos encontramos en la situación de que nadie sabe de dónde sale el dinero público y que los que lo gastan no lo recaudan. Si tan bien lo hace Madrid y tan mal Catalunya, hágase de una vez el Estado federal como en Alemania y que cada autonomía recaude lo suyo. Luego el gobierno de la nación que pase la factura de los gastos comunes. Así se hace en una finca de buenos vecinos. Ya nos encargaremos nosotros (ciudadanos y empresas) de controlar a nuestros recaudadores y políticos y aquí paz y después gloria. No se puede decir que Catalunya es insolidaria y al mismo tiempo decir que recibe más de lo que da porque no sabe autogestionarse o que nunca podrá tener el concierto económico como los vascos porque el Reino no se sostendría. Venga ya. Aporte soluciones justas en lugar de sumarse a la costumbre nacional de la queja y tentetieso.

Puntuación -52
#1
Nicaso
A Favor
En Contra

D. José María nada que objetar a su clarificante artículo. En Madrid, aunque algunos no se lo crean, se pagan bastantes impuestos y se agradece cualquier alivio al respecto dado lo caro que es vivir en ella.

Referente a los impuestos del patrimonio y sucesiones , son dos figuras arcaicas, el primero no se tendría que haber implantado nunca y el de sucesiones tendría que desaparecer de una vez por siempre. Lo que pasa es que no hay lo que tendría que haber y el de sucesiones lo mantienen ahí adormilado sin atreverse a quitarlo de un vez. Ambos impuestos son totalmente ideológicos y ahí están de floreros.

Puntuación 66
#2
vio
A Favor
En Contra

Excelente artículo. ¡Qué más se puede decir!

Puntuación 56
#3
Facior
A Favor
En Contra

Es una suerte poder leer a autores como Vd. Gracias por el artículo.

Permítame ilustrarlo con un chiste.

Un señor era muy duro con la educación de su hijo que no aprobaba en los exámenes ni la gimnasia. Quería que aprendiera por experiencia lo que cuesta ganarse un euro. Como tenía un amigo con cargo importante en el partido de Gobierno le pidió un favor.

-- Te agradecería que le dieras un empleo a mi hijo para que trabajara.

-- Muy bien. Eso está hecho. Lo nombraré asesor y ganará 60.000 euros al año sin tener que hacer nada.

-- Te lo agradezco; pero no es eso lo que pretendo. Quiero que le salgan callos trabajando.

-- Bien. Pues le encargaré que lleve la lista de afiliados al partido e inserte las altas y bajas. Eso le tendrá ocupado más de dos horas a la semana.

-- No. No es eso. Quiero que gane el sueldo mínimo y que trabaje 8 horas diarias como mínimo.

-- Lo siento amigo mío. Lo que me pides es imposible. Para darle un empleo de esas características tendria que dominar inglés y alemán, tener un título universitarios y tres o cuatro masters. El tuyo carece de estudios y de méritos.

Puntuación 36
#4
gat catala
A Favor
En Contra

Se puede añadir que en Madrid , muchos gastos los soporta el Gobierno Central., pero los pagamos otras Comunidades, ejemplo el Museo del Prado y bastantes mas instituciones, con el argumento que es de todos los españoles pero radicado en Madrid capital!, en cuanto a la calidad de vida tiene que añadir una contaminacion brutal, unos precios de vivienda inasequible, paro juvenil, los ricos viven bien en todas partes sobre todo los Reyes,, y eso de que los gobernantes de Catalunya no se preocupan de los ciudadanos es una solemne estupidez, quieren hacer ver que somos un pais subdesarrollado, Catalunya se basta para si misma y le sobra para ayudar, hacemos la prueba, cada uno recauda y gasta en lo suyo , a ver que pasa, vale.

Puntuación -40
#5
Ciudadan
A Favor
En Contra

Teniendo todos los poderes del estado concentrados en Madrid y casi todas las sedes de las grandes empresas por ser la capital, sólo faltaría que le fuese mal a Madrid...

Puntuación -38
#6
forrest gump
A Favor
En Contra

1, 5, 6, En economía es importante la realidad y la tendencia, no ya con Madrid, si comparas la evolución de Cataluña con Murcia o Aragon podrán comprobar que la evolución no es mejor y todo fruto de la nefasta gestión económica y cultural de la sociedad catalana, no es de recibo que un camarero en Barcelona se riera de mi por no conocer el catalán

En economía no hay curva mas peligrosa que la de D. ARTHUR LAFFER, curva que parecen desconocer la mayoría de políticos de este país

Puntuación 30
#7
Bilbo
A Favor
En Contra

Hay mentiras, grandes mentiras y finalmente estadísticas.

Si contamos a Repsol, Telefónica o los 300.000 funcionarios del estado como empresas madrileñas podemos llegar a la conclusión que nos dé la gana.

Para el resto de madrileños... Master Card.

Puntuación -8
#8
Usuario validado en elEconomista.es
rafadonl
A Favor
En Contra

Cuando se habla de dumping fiscal, basta con mirar las páginas del manual de la renta dedicadas a las deducciones autonómicas comparando, por ejemplo, Madrid con Comunidad Valenciana, Cataluña u otras.

Puntuación 8
#9
ENRIC
A Favor
En Contra

Este inane intelectual que da clases!! en la misma facultad en que me licencié en economía en ningún caso cita el escandaloso déficit fiscal de cerca 16 mil millones que sufrimos todos los catalanes y sin el cual se podrían sufragar mucho gasto corriente e inversiones.

Puntuación -15
#10
tomayademocraciaplena
A Favor
En Contra

Pongo un positivo y me saltan dies votos negativos , eso debe ser por la democracia plena española .

Por otra parte ya sabemos de que pie cojea el articulista , aunque parece que esta vez cojea de los dos

La fiscalidad de Madrid solo beneficia a las elites politicas, judiciales, militares , empresariales , grandes fortunas y los demas que viven de papa estado , al resto de ciudadanos o mas bien plebeyos y del restode españa , con la excepcion de Navarra y Pais Vasco , solo les perjudica

Puntuación -15
#11
KIKO GOMEZ ORTIZ
A Favor
En Contra

En Madrid lo único que sube es el índice de contagios por COVID 19.

Aaaahhh, y el consumo de cañas...

Puntuación -18
#12
And1
A Favor
En Contra

a costa de empobrecer otras regiones amigo

Puntuación -19
#13
Un resumen.
A Favor
En Contra

#1 A ver si lo puedes resumir en, como mucho, tres líneas; si no, no se te lee, ante la duda, negativo al canto. Salud y suerte.

Puntuación 1
#14
Vacilón
A Favor
En Contra

Hay que ver lo bien que habla el señor? de Madrid y sus mecenas; teniendo en cuenta que vive en Catalunya y no piensa mudarse de comunidad.

Puntuación -6
#15
-
A Favor
En Contra

Si es que los provincianos no saben. ¿ De donde salen y entran todas las llamadas telefónicas, lineas de internet y wasup ? Del cielo. ¿De donde salen y llegan todos los barcos ? del mar. Si los que mandan están en el cielo y de Madrid al cielo hay linea directa ¿ pa que hablan ?

Puntuación 2
#16
A Favor
En Contra

Ninguna comunidad ha tenido el poder político que ha tenido Cataluña, legislatura tras legislatura, salvo las pocas mayorías absolutas que ha habido, chantajeando al gobierno de turno a cambio de su apoyo. Y sin embargo el resto de España sigue abusando de ellos.

Conclusión : los nacionalistas catalanes o son tontos o son mentirosos.

Puntuación 15
#17
FELIX
A Favor
En Contra

Obras son amores que no buenas razones.

Todos los comentarios negativos sobre el artículo y el articulista se basan únicamente en la descalificación y el victimismo pero de los datos aportados ( y no son pocos) no hay ninguna refutación ni otros datos contradictorios.

Se demuestra el mal generalizado de los tiempos que nos toca vivir:" Tú habla mal de cualquier cosa, aunque no sepas ni papa, que algo queda".

Puntuación 4
#18
Gran economista.
A Favor
En Contra

"A veces, no caemos en la cuenta de que las subidas de impuestos responden a gastos públicos desmesurados, a causa de la existencia mastodóntica de estructuras políticas sobredimensionadas. Como hay que pagar mucho gasto, pues, nada, se arremete a impuestos contra todo quisque y así se vive a costa de lo que se extrae a los currantes".

Estás líneas son muy esclarecedoras.

Totalmente de acuerdo con el Sr. Gay de Liébana.

Puntuación 7
#19