Opinión

No pintamos nada o condenados a la irrelevancia

El ministro de Ciencia Pedro Duque, último ejemplo de la escasa influencia de España en el exterior

Decía el que fuera ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo que los errores y los despropósitos se pagan. Y España está pagando ya, y caro, los desvaríos del Gobierno con mención especial para el vicepresidente segundo. Un Pablo Iglesias que, a la vista de lo que sucede, está actuando como canciller de hecho, en detrimento de la titular oficial de la cartera, Arancha González Naya, que figura pero que no ejerce o lo hace muy poco.

El vergonzoso papel de nuestra diplomacia en el reciente acuerdo entre Donald Trump y Mohamed VI por el que EE UU reconoce la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental, del que nuestro gobierno se enteró por los periódicos, ha sido el punto culminante de esa irrelevancia en política internacional a la que nos han condenado nuestros aliados occidentales, y que esta semana ha tenido una nueva exposición con el fracaso de la llamada "operación Duque", por la que Sánchez quería colocar a su ministro astronauta como director de la Agencia Espacial Europea (ESA). Francia no apoyó a Pedro Duque y nuestro titular de Ciencia ha quedado descartado.

Y es este el tercer portazo que, en materia de nombramientos a puestos de primer nivel europeo e internacional recibe el ejecutivo de Sánchez e Iglesias. Recordar que en julio la citada ministra de Exteriores, González Laya, tampoco fue aceptada como directora general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y que también la titular de Economía, Nadia Calviño, pese a su experiencia en puestos relevantes en Bruselas se quedó sin la Presidencia del Eurogrupo, cargó para el que nuestros socios del a UE eligieron al portugués Mario Centeno.

El fracaso de la "operación Duque" para colocar al ministro astronauta como director de la Agencia Espacial Europa es una muestra más de que los errores en política internacional se pagan y de que España no es un socio fiable ni creíble

Pero no son sólo las personas, también nuestros territorios y ciudades sufren las consecuencias de nuestra errática, por ser benévolos, política exterior. Sólo hace unas semanas León vio rechazada su candidatura a ser la sede del futuro Centro Europeo de Competencia Industrial, Tecnológica y de Investigación en Ciberseguridad, que se irá a Bucarest. Y ni siquiera consiguió pasar a la ronda decisiva. Experiencia negativa que ya había sufrido en 2017 Barcelona cuando los responsables de la UE descartaron a la capital catalana para ser sede de la, hoy tan relevante, Agencia Europea del Medicamento, que se fue a Ámsterdam.

Irrelevancia que se ha puesto también de manifiesto en nuestro nulo papel en las negociaciones sobre el Brexit, cuando España es el país de la Unión más perjudicado en sus exportaciones y turismo por una salida del Reino Unido sin acuerdo.

España hoy no es un socio fiable para Europa ni para EE UU y el resto de las democracias occidentales que ni entienden ni toleran que nuestro gobierno se haya alineado en noviembre con Venezuela y los líderes de la izquierda radical latinoamericana en la llamada Declaración de La Paz, a iniciativa precisamente de Pablo Iglesias y del desnortado Rodríguez Zapatero.

En Europa y en EE UU ni entienden ni toleran que nuestro gobierno se haya alineado con Venezuela y los líderes de la izquierda radical latinoamericana en la llamada Declaración de La Paz, a iniciativa de Pablo Iglesias y del desnortado Rodríguez Zapatero

Y para colofón, por el momento, ahí están las condiciones aprobadas esta semana por el Parlamento Europeo para poder acceder al Fondo de Reconstrucción, ese con el que ya cuenta el gobierno socialcomunista en sus Presupuestos sin tenerlo asegurado. Un reglamento que incluye expresamente la posibilidad de suspender los pagos a los países en los que la vulneración del Estado Derecho ponga en peligro la independencia judicial. Un aviso a los navegantes Sánchez e Iglesias y a esa reformas que intentan aprobar por decreto para acabar con una justicia independiente y seguir cercenando las libertades y la democracia.

Claro que de esto no presume Pedro Sánchez en sus homilías televisivas o en sus comparecencias en el Parlamento. Hoy España no pinta nada en la esfera internacional y sólo somos convidados de piedra en los foros donde aún nos aceptan como en el G-20, en la Unión Europea o en la OTAN, donde muchos de los países que allí cuentan empiezan a mirarnos como firmes candidatos a la exclusión y al ostracismo.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

VIO
A Favor
En Contra

El vicepresidente segundo, el Sr. Pablo Iglesias, con el aspecto desastrado que tiene no lo seleccionan ni para repartir pizzas a domicilio. Y lo mismo se puede extender a su pandilla de excéntricos y chiflados. Como para fiarse de ellos. Si Iglesias se diera un garbeo por los países petroleros como Arabia Saudí, Kuwait, etc. no lo reciben ni para dar betún a las babuchas. Si no que se lo pregunten al Sr. Iván Redondo con lo elegante que va. Tiene toda la razón, Sr. Triper, absolutamente impresentable. Pero tal vez el electorado valore que el Sr. Iglesias es un eminente profesor de la Facultad de Ciencia Políticas y Sociología de Madrid. Ahora mismo acaba de proponer al claustro de profesores, como gran novedad, la jornada laboral de tres días a la semana, los lunes, martes y miércoles. El resto del tiempo los alumnos tienen que rezar mantras sin parar dirigidos a Maduro para que Venezuela por lo menos tenga gasolina para los mecheros o se verán obligados a rescatar los chusqueros de piedra de pedernal y mecha colgando. Parece ser que esta medida va a ser el gran logro del régimen bolivariano para el 2021. Los venezolanos, al carecer de bombonas de gas, están cocinando con madera y acelerando en grado extremo la deforestación del país. Con el mechero de pedernal, cuyo uso va a ser obligatorio, y contando además con el apoyo moral e incondicional del Sr. Iglesias, el régimen bolivariano piensa ahorrar mucha gasolina que se dedicará a otros usos más productivos. El profesor Iglesias va a impartir una conferencia magistral sobre este tema en el Salón de Actos de su facultad. Todos estamos invitados. Atención, las primeras filas están reservadas exclusivamente para los que vayan mugrientos y sin zapatos.

Puntuación 9
#1
Nadie lo va a impedir ?
A Favor
En Contra

Los comunistas quieren sacar a España del Euro y de la UE y en Bruselas empiezan a dar por hecho que lo van a conseguir, bastaría con que GRITARAN para avisar a los españoles de la tragedia hacia la que nos deslizamos, pero no dicen nada, por eso pienso que empiezan a asumirlo como inevitable. Un grupo de comunistas están destrozando un país de 47 millones, Nadir lo va a impedir ?

Puntuación 7
#2
Usuario validado en Google+
Alejandro Teodoro Martinez
A Favor
En Contra

Este gobierno es un desastre pero al margen de eso la cosa es simple.

El contendiente de Duque era mejor candidato que el, con más experiencia en gestión Espacial y sin el lastre de ser ministro de un gobierno desastroso.

Bucarest (y todas las otras candidatas) eran mejor que Leon. Presentar a Leon es un chiste malo, con todo el respeto a esa preciosa ciudad. Una agencia necesita contratar personal de muy alta cualificacion, y esos no se van a ir a una ciudad pequeña y aburrida como Leon, en mitad de la nada. Presentar a Leon contra los Múnich, Bruselas, Bucarest y demás es un chiste malo.

Amsterdam también era mejor candidata que la Barcelona del independentismo, y en general que cualquier Barcelona. Todo el rollo alternativo de Barcelona (lo único que atrae a la gente allí) lo tiene Amsterdam por duplicado y además mejores conexiones, menos problemas y menos impuestos.

Haber presentado a Madrid en vez de Barcelona, a Malaga o Valencia en lugar de Leon, a una ministra que no sea un cartón decorativo en lugar de a Calviño...

La culpa de esos rechazos no es un despareció sistémico por España sino la presentación sistemática de malos candidatos.

Ya gano Rato el FMI y le empurasteis una Bankia envenenada que lo ha desprestigiado delante del mundo a el y a los Españoles. Os creéis que en el mundo no toman nota? España nunca presenta candidatos serios a nada. Si hasta mandamos a inútiles a Eurovision

Puntuación 7
#3