Opinión

La ruptura tiene un precio

La ruptura del orden constitucional que, para el autor, impulsa Moncloa tiene graves consecuencias económicas

Primero ha sido los jueces con sus vivas al Rey y los seis nombramientos claves del Supremo en plena tensión con el Gobierno. Y ahora los que parece que empiezan a reaccionar son los empresarios. En los últimos días hemos asistido a tres comunicados, tan claros como contundentes, de las principales asociaciones empresariales del país. Tanto CEOE, como la Cámara de España y el Círculo de Empresarios han expresado públicamente su defensa y lealtad al Rey, a la Monarquía, a la democracia y a la Constitución, al tiempo que expresan su profunda preocupación por las consecuencias económicas y sociales de la imagen de inseguridad jurídica y debilidad institucional que está transmitiendo el Gobierno de Sánchez a nivel internacional.

Parece que, por fin, los dirigentes del estamento empresarial se han dado cuenta de que desde el Gabinete de Moncloa se ha puesto en marcha un proceso de involución para acabar con el sistema político y de libertades y reconciliación surgido de la Transición, uno de cuyos riesgos más alarmantes es "que se pierda la confianza en el país", como ha denunciado el presidente de la patronal, Antonio Garamendi.

Pérdida de confianza por la inseguridad jurídica que provocan los intentos, ya sin disimulo, de ruptura de la unidad nacional, ruptura del orden constitucional y los ataques a la Jefatura del Estado, vergonzosamente consentidos incluso desde la Presidencia del Congreso, y que tienen un elevado coste económico en fuga de inversiones, en crecimiento y en empleo.

La inseguridad jurídica que provocan los intentos de ruptura de la unidad nacional tienen un elevado coste económico en fuga de inversiones y en empleo

Y esto en un país que, como hemos recordado en varias ocasiones, va sufrir este año una caída del PIB en torno al 12,8 por ciento, la mayor de la eurozona, que tiene ya seis millones de personas en el paro, incluyendo los afectados por los ERTE y los autónomos en cese de actividad, y con una deuda pública que ha superado el 110 por ciento del PIB y que precisa de la confianza de los mercados financieros para seguir siendo atractiva y mantener los bajos tipos de interés que ahora nos permiten respirar.

Pero no son sólo los indicadores. También los organismos internacionales y los analistas advierten de la tormenta perfecta que se avecina sobre España. Acabamos de conocer como el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido al Ejecutivo sanchista de que "en medio de una segunda oleada de infecciones, el incipiente repunte económico corre peligro", mientras recuerda que las características estructurales de nuestra economía hacen que el PIB sea particularmente vulnerable a los deterioros prolongados como los que representa el aumento de contagios que se está produciendo, sin que el Gobierno sepa como atajar y combatir salvo como medidas medievales y dictadas más por intereses políticos y sanitarios como la de los confinamientos.

En la misma línea, Axesor Rating ha rebajado también esta semana la calificación crediticia del Reino de España "por el impacto que la crisis sanitaria está teniendo sobre la economía en general y las finanzas públicas en particular", al tiempo que prevé una contracción del PIB del 11,8 por ciento para 2020, acompañado de un profundo deterioro de las finanzas públicas que elevará los niveles de déficit y deuda por encima del 10,4 y del 115 por ciento respectivamente y una tasa de paro que llegará al 20 por ciento de la población activa.

EL FMI advierte de que las características de nuestra economía hacen que el PIB sea muy vulnerable a deterioros prolongados como los que supone el aumento de contagios

Estos son sólo los últimos avisos, que se añaden a los ya avanzados por el Banco de España, la Unión Europea o la OCDE, y que parecen haber despertado a la representación empresarial. Tarde, sí; pero todavía a tiempo si las palabras de los comunicados van a ser continuados por firmeza y eficacia frente a los movimientos rupturistas y el despertar de una sociedad civil adocenada.

Como afirmaba el magistrado y presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, Manuel Almenar, "tenemos que defender las instituciones sobre las que se vertebra nuestro Estado de Derecho porque de su buen funcionamiento depende nuestra democracia". Y, retomando sus palabras, en esta tarea hoy no es momento para la resignación, sino de ilusión, esfuerzo y compromiso.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

El proceso involucionista comenzó, tras el 11M, con la ley de la memoria historica de Zapatero que no fue derogada por Rajoy. Ahora, la nueva ley de la memoria democrática acabará el proceso de asalto a las instituciones, único objetivo del PSOE de Pedro Sanchez. Esto nos va a llevar a una dictadura de izquierda radical que, irremediablemente, supondrá la desestabilizacion del pais y, probablemente, un nuevo enfrentamiento civil.

Puntuación 6
#1
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Nuestra fuerza era el espiritu conciliador de la Transición. Con el, igual de bien hubiera funcionado una monarquía que una republica. Era lo que nos hacia grandes. Pero esto lo sabian también aquellos que quieren destruir nuestra nación. Por ello se han esforzado durante años por acabar con él y convertirnos en el pais dividido, débil y la deriva que somos actualmente. Ahora ya da igual, esté quien esté en el poder, sea cual sea el régimen que se implante, si nuestra fuerza, nada funcionará.

Puntuación 5
#2
plenilunio
A Favor
En Contra

Sólo hay que mirar a la situación del Socialista Ibex 35 para ver que casi nadie cree que Ex-paña tenga un futuro con estos retrógrados anti-constitucionalistas al mando.

Y los mercados €uropeos contentos, recibiendo las inversiones que se alejan de la Ex-paña oKupa y roJa.

Puntuación 5
#3
mi
A Favor
En Contra

Voy a intentar aclarar la situacion: sanchez no ha nombrado a pablo iglesias vicepresidente, ni le ha regalado 4 o 5 ministerios para colocar con cuantiosos sueldos una ingente caterva de comunistas y muertos de hambre, no, que va, la historia es al reves, esto es, pablo iglesias ha colocado a sanchez de presidente del gobierno, asi el pablo negocio con independentistas y coetarras y demas hierbas cancer de españa, el que apoyaran la mocion de censura y una vez alcanzo ese acuerdo le ofrecio a sanchez la presidencia del gobierno, imponiendo entre ambos las condiciones de nombrar a sanchez, acuerdo que con la codicia de sanchez era incuestionable. es por eso que sanchez nunca puede ir contra iglesias ya que este le nombro y puede quirarle, y en definitiva sanchez es como un perro atado con una cuerda, valga el simil, donde la longitud de la cuerda la pone iglesias. con ello se entienden y entenderan muchas cosas.

Puntuación 1
#4
Vacilón
A Favor
En Contra

Los que han descubierto las cualidades del Commodore 64, deben actualizarse y reconocer que los reyes de la edad media, protegían a sus siervos y vasallos frente al enemigo; los reyes actuales se defienden entre ellos y se arriman al árbol que les da la mejor sombra.

Puntuación 0
#5