Opinión

Urge un amplio plan económico

Reunión del Consejo de Ministros extraordinaria.

El estado de alarma cuenta con vigencia en España tras el conflictivo Consejo de Ministros del sábado. Su devenir mismo delató debilidades a la hora de reaccionar con agilidad ante una crisis histórica.

Las diferencias entre PSOE y Podemos eran claras en muchos campos, pero se vuelven insalvables cuando Iglesias plantea la inaceptable exigencia de nacionalizar las eléctricas o los hospitales privados. Es lógico que la propuesta de atentar de este modo contra un derecho fundamental, la propiedad privada, escandalizara a la vicepresidenta Calviño. Con todo, el problema no se resolverá sólo atajando el radicalismo de Iglesias. La división de este Gobierno está lejos de conciliarse con la necesidad de unidad a la que Sánchez apela. Tampoco es coherente que el estado de alarma se decretara sin cumplir requisitos elementales como buscar el respaldo de la oposición o consultar al Rey. Urge, por tanto, un Gobierno de unidad nacional que tome las medidas de choque que la economía necesita.

Superar la división evidente que hay en el Ejecutivo reclama la formación de un Gobierno de unidad nacional

No pueden volver a repetirse situaciones como la del pasado sábado. Siete horas de reunión fueron insuficientes para definir más medidas dirigidas a las empresas. La nueva regulación de los ERTE aún se demorará a mañana y grupos como Alsea tienen que ultimar ya el ajuste de sus plantillas sin conocer las condiciones. Mientras, demandas como la planteada por Foment, de abrir líneas de liquidez a través del ICO, siguen sin atenderse pese a su importancia. Recursos así son imprescindibles para la supervivencia de las empresas ya que, aunque reduzcan su plantilla, aún tienen que sufragar costes fijos (alquileres, energía…). La situación límite que el coronavirus plantea reclama ya un ambicioso plan económico.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin