Motor

Las potencias recortan ayudas a los coches eléctricos, al contrario que España (y EE UU)

  • Esta y otras conclusiones se desprenden de un informe elaborado por PwC
  • España apuesta por subvenciones como el Moves III o el Moves Flotas
Imagen de un concesionario de coches. / Coches.net

Varias potencias mundiales, como China o Reino Unido, han reducido las ayudas públicas al despliegue de la movilidad eléctrica tras la gran presión financiera que afrontan después de la pandemia. Esta circunstancia impactará de forma directa en la expansión de los vehículos eléctricos en 2022, según un estudio de PwC.

El informe, sobre las ventas de eléctricos en 2021 y las previsiones para 2022, recoge que el Gobierno chino ha anunciado que los incentivos para los compradores de los vehículos de energías alternativas se reducirán en un 30 % este año y que se eliminarán a finales del mismo.

El Gobierno del país asiático espera haber hecho lo suficiente para estimular el desarrollo del mercado, que los fabricantes aseguren su producción y que continúe su impulso mejorando la seguridad, el rendimiento y la calidad de los vehículos.

Europa también las reduce

En Europa, Reino Unido ha reducido por segunda vez las ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos, ahora son de 1.500 libras (1.798 euros al cambio actual), la mitad que a principios del año 2021. Por su parte, la región suiza de Valais ha abandonado las subvenciones de los híbridos enchufables, citando un informe en el que se afirmaba que ofrecían ventajas mínimas en cuanto a emisiones y consumo de combustible.

Asimismo, Alemania ha prorrogado un año los actuales incentivos, pero planea endurecer los requisitos. También ha señalado que dejará de financiar los puntos de recarga privados, mientras que Francia ha ampliado las ayudas actuales, pero solo hasta julio de 2022.

Sin embargo, al otro lado del Atlántico, el proyecto de ley 'Build Back Better' del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha aumentado hasta los 12.500 dólares (11.000 euros) el crédito fiscal para los vehículos que cumplan los requisitos, pero aún no está claro que el proyecto de ley obtenga los votos suficientes en el Senado para ser aprobado.

España aumenta los fondos

De la misma forma que en Estados Unidos, el Gobierno de España ha decidido apostar por la movilidad sostenible y lejos de reducir las ayudas en este campo lo que ha hecho ha sido aumentar los fondos disponibles para expandir la movilidad eléctrica.

Actualmente, en España está activo el programa Moves III, plurianual hasta 2023, que cuenta con un presupuesto de 400 millones de euros movilizados del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para la ejecución de los fondos Next Generation de la Unión Europea. Además, son ampliables a 800 millones en caso de que las comunidades autónomas agoten el presupuesto.

También, pendiente de convocatoria, está el nuevo programa Moves Flotas, dotado con 50 millones de euros con el fin de incentivar la electrificación de parques de vehículos ligeros.

Planes para expandir la infraestructura de carga

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico aprobó, el pasado 21 de diciembre, un Real Decreto para digitalizar las redes de distribución de electricidad e impulsar la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública. Este plan estará dotado con 525 millones de euros.

En este sentido, la Administración Biden también está tomando medidas para poner en marcha programas de estaciones de recarga de eléctricos y asignar los 7.500 millones de dólares (6.600 millones de euros) de la nueva ley de infraestructuras.

https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/11527016/12/21/Las-infraestructuras-son-esenciales-para-impulsar-la-movilidad-sostenible.html

Por su parte, el Gobierno alemán está planeando intensificar la expansión de la infraestructura de recarga del país tras su promesa de invertir 5.500 millones de euros para 2024 en este campo.

Aunque la infraestructura de recarga se está ampliando a toda prisa, algunos compradores temen que el proceso no sea lo suficientemente rápido como para aliviar sus preocupaciones inmediatas, según PwC.

La escasez de chips ralentiza el mercado

Además, existen obstáculos a corto plazo para el crecimiento del mercado de los eléctricos como es la escasez de 'chips' que está dificultando la producción, y actualmente, no se podrían descartar nuevos brotes y cierres por la pandemia.

En 2021, las ventas de eléctricos en los mercados analizados en el estudio se duplicaron, creciendo un 121 %, y las previsiones que contempla el informe apuntan a que seguirán creciendo en los próximos años.

El ritmo de crecimiento sigue siendo objeto de debate, ya que hay factores que estimulan el avance pero hay otros que actúan como un posible freno. Pese a todo, se estima que en el año 2022, llegarán al menos 30 nuevos modelos al mercado con este tipo de propulsión.

Así, los estrictos objetivos de emisiones de dióxido de carbono (CO2), la necesidad de satisfacer la demanda de los mercados de que se acelere la electrificación, y la eliminación obligatoria de los vehículos de combustión interna en determinados territorios, están animando a los fabricantes de automóviles a producir más eléctricos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin