Bolsa, mercados y cotizaciones

El mercado comienza a descontar que la Fed recortará tres veces los tipos de interés

  • El desplome de la rentabilidad del treasury dispara las probabilidades
  • La primera debería llegar en septiembre y el resto se produciría en 2020
  • Pero los expertos destacan que llegará cuando ya haya entorno recesivo

Vuelven las presiones sobre la Reserva Federal (Fed) para comenzar a mover los tipos de interés, actualmente situados desde el 2% hasta el 2,25% anual tras la última subida a final de año. Tanto las previsiones del mercado como operadores comienzan a descontar varios recortes en los próximos meses al iniciarse un aplanamiento de la curva de tipos de interés. El recrudecimiento de la guerra comercial y el temor a una recesión anticipa hasta tres recortes en los tipos de interés hasta dejarlos entre el 1,25% y 1,5%, según el panel de previsiones de Bloomberg, al desplomarse la rentabilidad de la deuda.

El mercado siempre mira a la Fed cuando hay problemas. Marzo ha terminado por convertirse en un calco de los problemas que afrontaron las bolsas en el último trimestre de 2018, cuando S&P experimentó la mayor corrección desde 2008 al retroceder un 14%. Trump culpó a Jeremy Powell de ser el responsable de las caídas al seguir la hoja de ruta prevista de normalizar los tipos de interés y subir progresivamente los tipos de interés. La Fed tuvo abandonar su plan a final de 2018 y levantar el pie del acelerador con un desplome de las bolsas y de las rentabilidades de la deuda pública.

La Fed subió los tipos por última vez en diciembre y activó el modo "mirar y observar" para descifrar la evolución económica. Desde entonces los mercados comenzaron a recuperarse con vigor y a normalizarse los tipos de interés. Pero el recrudecimiento de la guerra comercial ha llenado de incertidumbre el tablero de previsiones económicas de la Fed al derrumbarse el rendimiento de la deuda americana.

El mercado de futuros sobre los tipos de interés muestra una probabilidad del 63% de un recorte en septiembre, pasando las tasas de interés entre el 2% y el 2,25% y una probabilidad del 62% de otra bajada a enero, según la herramienta FedWatch de CME Group, para situarse entre el 1,75% y el 2%.

El panel de futuros de tipos efectivo de Bloomberg va más allá y a las altas probabilidades de recortes en 2019 indica tres recortes más durante 2020. Uno a final del último trimestre de 2019, otro en marzo y el último en diciembre.

Este aumento de presión se produce tras el desplome de las rentabilidades de la deuda americana y su dependencia a los tipos de interés. El bono a diez años ha retrocedido al 2,2% en mínimos de 2017, lo que ha provocado un aplanamiento de la curva de tipos de interés, un indicador que suele ser seguido por los economistas y el mercado como anticipo a una recesión en los próximos doce meses. En plazos más cortos la curva ya está invertida en la referencia a un año con la de diez años, en cuatro puntos.

Tras la última subida de tipos pasan una media de siete meses antes de un recorte de las tasas

"Si la Fed simplemente se mantienen al margen y el crecimiento cae demasiado bruscamente, entonces podría ocurrir que el interés de la deuda a diez años baje al 2%", señala Shaun Roache, economista jefe para Asia y el Pacífico de S&P Global Ratings.

El recorte en los futuros de las tasas de interés de la Fed encaja con el historial del banco central. Desde 1983, la duración promedio desde la última subida de tasas hasta el próximo recorte de tasas ha sido de siete meses. Por lo que el recorte previsto por el mercado para septiembre supondría un retraso sobre la media histórica desde los ochenta.

Estas renovadas presiones sobre la Fed para cambiar su política monetaria se produce una semana después de que las actas de la institución revelaran la confianza en la economía y descartar movimientos en los tipos "por algún tiempo".

Los datos económicos todavía no acompañan a un recorte de tipos. La economía de EEUU creció un 3,1% en el primer trimestre, según la segunda revisión del PIB, muy por encima del 2,2% que registró EEUU a final de año. Y el consumo, uno de los pilares de la economía, sigue tirando con fuerza. La confianza del consumidor se situó 134 puntos, cerca de máximos históricos. Sin embargo, algunos expertos alertan que suelen ser una señal anticipada de recesión.

Los expertos aclaran que cuando llegan los recortes no son escalonados, sino de golpe

"La economía de EEUU estuviera abocada a una recesión que tendría que comenzar, como en 1968 y en 2000, entre diez y trece meses más tarde del momento en que la confianza de los consumidores alcanzara su máximo apogeo", recuerda Juan Ignacio Crespo, analista financiero y asesor de fondos de Renta 4.

Eso mismo es lo que parece que está señalando, por su lado, tanto la inversión de la curva de tipos de interés entre tres meses y diez años como el aplanamiento, cercano a la inversión, de la curva entre los plazos de dos y diez años. "Solo una rápida e inmediata bajada de tipos de interés por parte de la Fed podría alterar ese curso", señala el experto.

Sin embargo, Bluford Putnam, economista jefe de CME, recuerda que la Fed se mueve dependiendo de los datos, "lo que hace que no vaya a anticipar la debilidad económica, las implicaciones de la guerra comercial o un cierre del gobierno federal". El experto subraya que la Fed necesita que la inflación se sitúe por debajo del 1% durante algunos meses o observar un trimestre recesivo antes de recortar las tasas. El último dato de abril de la inflación registró una tasa al 2%.

"Llegado el momento si la inflación baja del 1% o se produce una recesión, la Fed no recortará las tasas en un 0,25%, predecimos que llevaría la tasa interés al 1% en solo una o dos reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), o tal vez hacer un gran corte en una reunión de emergencia no programada del FOMC", indica Putnam. La ruta escalonada de los aumentos de los tipos no es el patrón para las recortes, concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
tte_t
A Favor
En Contra

Ya ves, jajaja, me rio de cuando decian que iban a subirlos de forma inaplazable, esto demuestra que los bancos centrales han perdido el control de la economía.

Puntuación 0
#1