Bolsa, mercados y cotizaciones

Por qué ahora no es el momento de vender en bolsa pese a los síntomas de agotamiento

  • El selectivo español tiene una rentabilidad por dividendo del 4,7%
  • 1000 euros invertidos ahora podrían convertirse en 2.400 en doce años
  • ¿Qué debemos hacer entonces? "Esperar, invertir y no especular"

Es momento de templar los nervios. Las bolsas mundiales llevan semanas dando síntomas de agotamiento y decidieron emprender el rumbo bajista con el arranque del mes de mayo, arengadas por el aliento bélico que desprende Donald Trump en cada una de sus declaraciones contra China. Pero el mercado es consciente de que es más fácil hacer equilibrismos en el mercado si existe una red de seguridad. Prueba de ello es el rebote que han protagonizado las bolsas esta semana, con un Ibex que sube un 2,6% desde los mínimos del pasado lunes, lo que ha dejado a la mitad la corrección que llegó a ser del 5,5% desde el 1 de mayo.

¿Es momento de salir despavorido y vender? No, teniendo en cuenta que las bolsas tienen un suelo muy claro en los mínimos que marcaron a finales del año pasado, aunque antes de llegar ahí, hay otras redes que pueden frenar la caída. Más bien, el mercado está ofreciendo una oportunidad de encontrar un punto de entrada con los principales índices, como el Ibex 35, algo más baratos de lo que estaban antes de la corrección, pero ahora hay que esperar a la próxima caída para ver niveles óptimos en los que comprar.

Por análisis técnico, "en el caso del Ibex 35 para confiar que un rebote a corto plazo sea mínimamente sostenible es preciso que consiga superar resistencias de 9.225 puntos, donde abrió el último hueco bajista. Pero mientras no supere los 9.410 puntos, donde generó otro hueco bajista, lo más probable es que ese rebote forme parte de una corrección bajista más amplia hacia objetivos en 8.730-8.800 puntos", apunta Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader.

Esos niveles de suelo están todavía un 4,3 % por encima de los mínimos que marcó el selectivo nacional el 27 de diciembre, antes de cerrar el año.

El beneficio del Ibex 35 seguirá creciendo a un ritmo del 7,5% este ejercicio, cuando se estiman ganancias conjuntas para las 35 compañías superiores a los 47.800 millones

Quien compre hoy Ibex 35 lo hace con la expectativa de recuperar su inversión por la vía del beneficio en un plazo de casi 12 años, según el multiplicador al que cotiza el índice tras la última corrección del mercado. El PER (precio de la acción dividido entre el beneficio de la firma) actual del Ibex es de 11,9 veces, un 4% más barato que las 12,4 que alcanzó en los máximos anuales de finales de abril, cuando el índice tocó los 9.582 enteros.

Considerando un PER de prácticamente 12 veces, quien invierta hoy 1.000 euros en el índice aspira a una rentabilidad anual del 8,4% -en base a la expectativa de beneficios- sin contar con la retribución de los dividendos, que actualmente es del 4,7% para el selectivo aunque ha llegado a estar por encima del 5% cotizando en niveles inferiores a los actuales (el viernes cerró en los 9.280 puntos).

Siguiendo con este ejercicio teórico, los 1.000 euros de inversión actuales se convertirían en algo más de 2.400 euros al término de los doce años mencionados, siempre y cuando las plusvalías obtenidas en bolsa se reinviertan en el mercado. Esto es, multiplicar por 2,4 veces el dinero desembolsado inicialmente.

No es momento de vender en el Ibex 35

Además, el beneficio del Ibex 35 seguirá creciendo a un ritmo del 7,5% este ejercicio, cuando se estiman ganancias conjuntas para las 35 compañías superiores a los 47.800 millones de euros; y, de cara a 2020 se espera un aumento del 8,7% y de otro 5,4, un ritmo más moderado, a cierre de 2021.

Ahora bien, no hay que pasar por alto que el Ibex 35 continúa siendo el índice más rezagado de toda la zona euro, a pesar de que en el año ha logrado recortar esa distancia respecto a las principales plazas europeas.

Sus ganancias en el año se limitan al 8,67% frente al 14% del EuroStoxx 50; o de más del 15 del Dax Xetra y del Footsie milanés. "Por el abultado peso de la banca", afirma Sergio Ávila, de IG, quien reconoce que, ante las dudas sobre el crecimiento global, seguirá siendo uno de los sectores más afectados. A ello se suma la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) no suba los tipos de interés hasta finales de 2020 y que, de hecho, la Reserva Federal estadounidense pueda bajar el precio del dinero a finales de año, con lo que continuará la penalización sobre los márgenes de las entidades.

Según el consenso de mercado recogido por Bloomberg, la bolsa italiana y la española son las que ofrecen el mayor potencial de la zona euro

Además, el Ibex 35 todavía sigue cargando sobre sus hombros con el hueco que se abrió a raíz de las tensiones independentistas en Cataluña y del referéndum celebrado el 1 de octubre de 2017. Desde entonces, el selectivo nacional cede casi un 11%, 4 puntos porcentuales más que la Bolsa de Milán, y hasta 6 puntos más que el selectivo alemán y el comunitario EuroStoxx 50. Ambos están todavía hoy algo menos de un 5% por debajo de los niveles a los que cotizaban entonces.

Es incuestionable que el nuevo estallido de la guerra comercial ha introducido un punto más de volatilidad al mercado. "Trump continúa siendo un quebradero de cabeza para los inversores", reconocen los analistas de Banco Sabadell, "y tras los rumores de que aplazaría por seis meses la decisión sobre posibles aranceles al sector automotor de la Unión Europea y Japón, que vencían el 18 de mayo, los mercados se giraron al alza" esta semana.

La Administración de Donald Trump sí confirmó, en cambio, nuevas tasas a las importaciones chinas que afectan a productos por un valor de 200.000 millones de dólares. Lo hizo en una semana de reuniones con el Gobierno Xi Jinping en lo que parecía un acuerdo evidente por ambas partes, hasta que se truncó. Por su parte, China impondrá aranceles a productos estadounidenses valorados en hasta 60.000 millones de dólares. Y, entretanto, Europa sigue en medio del fuego cruzado.

"Las bolsas se habían quedado sin ningún catalizador a corto plazo y con poco potencial, además, de que la temporada de resultados está acabando. Suele ser una época del año donde hay, sin duda, más razones para tomar beneficios. A partir de ahí todo dependerá de cuánto se alarguen las negociaciones, de los guiños que EEUU y China hagan al mercado o del impacto en el crecimiento de las medidas ya tomadas", recalca Nicolás Fernández, director de Análisis de Banco Sabadell.

"Con todo esto, ¿qué debemos hacer? Esperar. Invertir y no especular. Saber que las bolsas a medio plazo todavía ofrecen atractivo, a pesar de los riesgos (como el proteccionismo o el Brexit), del mal de altura y de una tendencia de volatilidad creciente", apuntan los analistas de Bankinter. Según el consenso de mercado recogido por Bloomberg, la bolsa italiana y la española son las que ofrecen el mayor potencial de la zona euro. Para el Mib italiano, los analistas le conceden un recorrido del 14%, y, en el caso del Ibex, del 12, hasta un precio objetivo fijado en los 10.310.

"El mercado seguirá moviéndose al son del frente comercial". La prórroga de seis meses anunciada ayer por Estados Unidos sobre los aranceles a los automóviles europeos "no es asunto baladí. En el peor escenario podrían pasar del 2,5% actual al 25%", reconocen en la entidad naranja. Según sus cálculos, esto implicaría una caída de "las exportaciones alemanas de vehículos de alrededor del 7,7% –unos 18.400 millones de euros– y un impacto en el PIB del 0,2%".

El sectorial de autos europeo ha sido el más castigado de la semana, a pesar del posible retraso en la implantación de estas medidas. En lo que va de año, avanza un 10,4%, menos de la mitad del 24% de revalorización que alcanzó en los máximos de la bolsa del mes de abril. En España, su máximo exponente es Cie Automotive, que retrocede un 3,5% en la semana, después de que el viernes mitigara algo el recorte.

Sobre el Dax germano, las firmas -automovilísticas o no-con exposición directa al sector de autos suponen un 17% de la capitalización total del índice. "Posponer no es descartar", alertan en Sabadell, "y cabe recordar que el segundo mayor déficit de EEUU es con la UE (un 20% del total) donde Alemania solo representa la mitad. Estados Unidos es, por su parte, el mayor mercado para los autos de la UE, con el 30% de las exportaciones".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6

A Favor
En Contra

Mi modesta opinión, no seas pardillo, la bolsa es claramente bajista hasta donde alcance la vista, no hay más.

Puntuación 0
#1
Cocomiaú
A Favor
En Contra

Este año va a ser histórico para el Santander. Letter One le lanzará una OPA que le hará subir a 6,7 a final de año.

Puntuación -16
#2
A Favor
En Contra

Para conseguir 2400 desde 1000 euros hay que estar pegado al mercado y comprar vender y tener suerte, en 10 años si no haces nada con suerte mantendrás la inversión es lo que hay que se dejen de engañar

Puntuación 5
#3
Pope
A Favor
En Contra

Otra chorrada de articulo made in el Economista por el becaria de turno. ¿De verdad compras en base al PER? Dime que y cuanto has comprado tu.

Puntuación 4
#4
Analisto
A Favor
En Contra

Pero que dices Chaval, no ves que el Ibex va a caer en torno de los 8.200.

Puntuación -1
#5
joan
A Favor
En Contra

O sea, que hay que vender.

Puntuación -1
#6