Bolsa, mercados y cotizaciones

El rebote frena en seco en Wall Street: el Dow Jones cae un 1,2% y Nasdaq un 1,9%

  • La bolsa de Nueva York no abrió ayer por el Día de Martin Luther King

Wall Street vuelve a abrir sus puertas este martes y lo hace con caídas que se han visto agudizadas a medida que avanzaba la sesión. Los inversores muestran en el parqué la preocupación por posibles nuevas tensiones entre el país norteamericano y China, como ya han hecho previamente en las bolsas asiáticas y europeas.

Y es que a media tarde Estados Unidos ha informado de que cancelaba la reunión que iban a mantener esta semana funcionarios de una y otra potencia por la falta de entendimiento sobre la propiedad intelectual, una cuestión crítica para los estadounidenses en las negociaciones comerciales.

Al cierre de las operaciones, el Dow Jones de Industriales se dejaba un 1,22% hasta los 24.404,48 enteros, mientras que el S&P 500 cedía un 1,42% hasta los 2.632,90 puntos y el Nasdaq Compuesto caía un 1,91% hasta las 7.020,36 unidades.

Estos descensos han llevado a Wall Street a la zona de "sus primeros soportes", tal y como explica Joan Cabrero, jefe de estrategia de Ecotrader. "Para que haya signos de agotamiento comprador a corto plazo, los principales índices debían cerrar los huecos que se generaron al alza el pasado jueves, para lo cual el S&P 500 debía perder los 2.635 puntos", añade Cabrero. A partir de ahí, según el experto, "podríamos entrar en una fase de corrección de las últimas subidas que nacieron en los mínimos de Nochebuena".

Operativamente, "si finalmente asistimos a una fase de corrección de las subidas que se iniciaron en los mínimos de la semana de Navidad, consideramos que al menos podría ajustarse un 38,20% o incluso la mitad de las mismas, lo que podría llevar al Nasdaq 100 a buscar los 6.500 o los 6.370-6.400 puntos. Esta caída sería una oportunidad para poder comprar buscando un rebote más amplio y complejo en próximas semanas", aconseja el experto.

La bolsa de Nueva York vuelve a abrir este martes después de cerrar ayer por la celebración en EEUU del Día de Martin Luther King

Se espera una nueva tanda de resultados del último trimestre de 2018 de compañías "referentes en sus respectivos sectores de actividad", tal y como señalan los analistas de Link Securities, entre los que destacan los de IBM - que ganó en 2018 un 51% más que el año previo -, Procter & Gamble (mañana) y Johnson & Johnson. 

Esta última se sitúa entre los valores más bajistas del Dow Jones pese a haber aumentado 12 veces su beneficio a lo largo de 2018, hasta los 15.297 millones de dólares. 

La jornada de hoy en el mercado norteamericano viene precedida por las pérdidas que se han vivido en los principales parqués asiáticos y las que registran las bolsas europeas.

Ello se debe a distintos factores, entre los que destaca un posible aumento de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que se encontraban en plena tregua comercial hasta que los norteamericanos han anunciado que cancelaban la próxima reunión.

Además, un pequeño temor ha vuelto hoy a las plazas asiáticas después de conocerse que la justicia norteamericana va a pedir formalmente la extradición de Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, detenida en Canadá a principios de diciembre por violar presuntamente las sanciones impuestas a Irán, según recogen distintos medios extranjeros.

A esto se suman los distintos síntomas de desaceleración económica que en las últimas semanas han ido anticipando distintas referencias macroeconómicas de ambas potencias.

Sin ir más lejos, este lunes el producto interior bruto (PIB) de China mostraba que la economía del gigante asiático vivió su menor crecimiento desde 1990 en el último trimestre del año pasado.

Y a este escenario tampoco ayuda el cierre parcial de la administración estadounidense (shutdown), ya que se empieza a temer que "impacte negativamente en la economía del país", según los analistas de Link Securities.

Los demócratas (partido de la oposición en EEUU) continúan sin ceder a las exigencias del presidente norteamericano, Donald Trump, para destinar 5.000 millones de dólares a la construcción del muro fronterizo con México, por lo que continúa estancada la aprobación de unos nuevos Presupuestos para el país. 

Este shutdown ya es el más largo de la historia estadounidense, y afecta a más de 800.000 funcionarios del país, que no están cobrando sus salarios. Trump continúa echando la culpa a los demócratas, especialmente a través de su cuenta personal de Twitter (como es habitual).

Este martes ha asegurado en un mensaje en la red social que "con un muro poderoso o una barrera de acero, las tasas de criminalidad (y drogas) se reducirán sustancialmente en todo Estados Unidos". "Los demócratas saben esto, pero quieren jugar a juegos políticos", ha escrito el presidente estadounidense. 

En cuanto a la agenda macro de este martes, en EEUU se han publicado las cifras de ventas de viviendas de segunda mano, un dato que ha llenado un poco el vacío estadístico que está provocando el shutdown. Estas cayeron un 6,4% en diciembre en tasa mensual, su mayor descenso desde marzo de 2016.

Por último, cabe mencionar que en Davos (Suiza) continúa el Foro Económico Mundial en el que se reúne la élite política y financiera de los cinco continentes para debatir los retos de la economía mundial.

A esta cita no ha acudido Trump debido precisamente al cierre de la administración del país. Pero sí ha dado hoy la sorpresa en la ciudad helvética su secretario de Estado, Mike Pompeo, participando en el encuentro a través de videoconferencia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0