Economía

La economía china registra su peor dato en 28 años: el PIB creció un 6,6% en 2018

  • El dato queda en línea con lo esperado, pero es el menor desde 1990

La economía china creció un 6,6% en el conjunto de 2018 dato que, pese a superar las expectativas marcadas por el Gobierno (de alrededor del 6,5%), supone el peor registro desde 1990 y devuelve al país a la senda de la desaceleración.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) hizo públicos estos datos en una rueda de prensa celebrada hoy en Pekín, en la que su director, Ning Jizhe, aseguró que la desaceleración de 0,2 puntos porcentuales con respecto a 2017 era algo "esperado" debido al "complejo entorno doméstico e internacional".

Estos datos oficiales suponen que China regrese a la desaceleración económica en la que está inmersa desde 2008, una década en la que tan solo registró mejoría en su tasa de crecimiento económico anual en dos ocasiones: 2010 (10,6%) y 2017 (6,8%).

Datos trimestrales

En el cuarto trimestre del año pasado, el PIB del país asiático creció un 6,4% interanual, completando la curva descendiente dibujada por los anteriores tres períodos: 6,8%, 6,7% y 6,5%. En este caso el crecimiento vuelve a niveles de 2009.

En términos nominales, la riqueza total de China ascendió en 2018 a 90,03 billones de yuanes (13,26 billones de dólares, 11,66 billones de euros), cifra que supone un incremento del 9,69%.

Uno de los principales datos ofrecidos por la ONE es el avance del consumo como impulsor del crecimiento económico, uno de los pilares clave del cambio de modelo que propugna Pekín: pasó del 58,8% de 2017 al 76,2% de 2018.

Ning apuntó que el consumo "apoya al crecimiento sólido, estable y firme", y que se deriva de una mayor disponibilidad de fondos para los ciudadanos: la renta per cápita media del país se situó en 28.228 yuanes (4.158 dólares, 3.656 euros), un 8,7% más en términos nominales que en 2017 y un 6,5% más tras ajustarlo a la inflación.

Así pues, como era de esperar, el sector terciario fue el que más avance registró en 2018, con un 7,6% que, sin embargo, es 0,4 puntos porcentuales menor al dato del año anterior; el sector secundario avanzó un 5,8%, y el primario, un 3,5%.

El director de la ONE es moderadamente optimista: "El entorno exterior es más complejo y peligroso en 2019. Hay desafíos pero también oportunidades. Tenemos que poner las cosas en perspectiva: la economía mundial se desacelera, pero China sigue siendo el principal contribuidor al crecimiento global. La economía china es resistente y tiene los recursos para superar las dificultades"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud